Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

Nenni: "La guerra civil española fue un acto del fascismo internacional"

Pietro Nenni, presidente del Partido Socialista italiano llega el sábado a Madrid para asistir al congreso del Partido Socialista Obrero Español. Es; una visita- que se produce con cuarenta años de distancia con respecto a su anterior estancia en nuestro país durante la guerra civil, en la, que participó con las Brigadas Internacionales. De esta experiencia, del socialismo europeo, de la libertad, -ha hablado en el transcurso de la entrevista concedida a nuestro corresponsal en Roma José Luis Gotor en vísperas de su viaje. Siento emoción por volver a España después de cuarenta años, por volver aun país que tanta importancia ha tenido, en mi vida, ha dicho a nuestro corresponsal este patriarca del socialismo europeo.

Me había aplazado una hora la cita, porque estaba preparando el discurso que tiene que pronunciar en Madrid en el congreso del Partido Socialista Obrero Español Vive a espaldas del castillo del Sant'Angelo, un fortín que en su historia ha sido tumba de emperadores, mazmorra pontificia, cárcel política, cuartel de conjurados. A espaldas de tantos fantasmas del pasado, en una casa de estilo burgués Umbertino, vive uno de los últimos revolucionarios de Europa. Pietro Nenni, nacido en Faenza el 9 de febrero de 1891, milita en el Partido Socialista desde 1921. En 1923 'dirigió el periódico A vanti y en 1943, después de un exilio en Francia que va de 1926 a 1943, se convierte en secretario del partido y representante de él en el Comité de Liberación Nacional. Desde el 25 de abril de 1945 fue vicepresidente del Consejo y ministro de la Constituyente. Sucesivamente por dos veces desde el 46 al 47 y desde el 1968 al 1969 ministro de Exteriores. Desde 1963 a 1966 fue de nuevo vicepresidente del Consejo-, desde 1970,senador vitalicio, y desde 1973, presidente del Partido Socialista.Esta es la identidad política de Nenni, que písó por primera vez suelo español, en representación de la Internacional Socialista, acompañado por Brouckere, el 4 de agosto de 1936 en Alí cante. Ahora, después de cúaren ta años, aterrizará directamente en Madrid el sábado, 4. Ha corrido mucha agua bajo los puen tes. Hablamos de recuerdos. Los recuerdos que más permanecen en mí, son del 36-37, cuando a pesar de la desproporción defuerzas, la aviación, tropas..., a pesar de todo, existía una posibilidad de vencer, de detener ese movimiento...

EL PAIS.- ¿Cuál fue su última imagen de España, senador?

Pietro Nenni.-El recuerdo más cercano, después de cuarenta. años, es la última reunión de las Cortes en un patio del castillo de Figueras, probablemente el 1 de febrero de 1939, en que el presi dente Juan Negrín informó a las Cortes republicanas que la batalla de Cataluña estaba irreme diablemente perdida y el último hilo a que agarrarse era Madrid, donde la resistencia continuaba todavía.... dramática. Aquella noche,después de la reunióntuve que marcharme a mi acostum brado exilio a París y desde en tonces no he vuelto más a España... Por eso la emoción de este retorno...

Intervención exterior

Nenni ha pronunciado la palabra acostumbrado exilio con un tono de ternura y resignación como aflorando a ella penas e incertidumbres, sueños y esperanzas. Aquello del fascismo y el nazísmo no fue unjuego de muchachos. Y es el último revolucionario de esa época quien habla o uno de los patriarcas del socialismo europeo. Un respeto absoluto es la`respuesta a su hablar lento pero seguro, más.actual e inmediato que evocador,que da la sensación de rigurosamente histórico.P. N.-Yo creo -asegura- que lo que se ha llamado la guerra civil española del 36-39 no fue tanto una consecuencia del pronunciamiento de Franco cuanto un acto del fascismo internacional de Hitler y Mussolini, para probar hasta qué punto las potencias democrático-liberales, el Frente Popular en Francia, hubieran permanecido fuera delconflicto..., y decidieron la intervención en masa, de form- a crecietite... Aquella guerra fue un acontecimiento internacional y no sólo local, nacional; un desafío a las que ellos llamaban democracias plutocráticas, un desafío no aceptado y por tanto una derrota sin un serio intento de ayudar a España. Digo ayuda, no hablo de intervención de guerra. Yo siempre, con Blum, con Bevin en Londres, con todos los dirigentes del socialismo de entonces, hablé de abastecimiento de armas y no de intervención militar..,

EL PAIS.-Dejemos...

P. N.-Sí, estos son problemas ya muy lejanos para la España de hoy. Sé, por lo demás, que la opinión pública española es muy" sensible a este problema, es decir, al terror de que una lucha política interna desemboque en una guerra civil...

EL PAIS.-Cómo ve, senador, a los españoles, su psicología, el problema histórico espanol a partir del 98...

P. N.-Desde fines del siglo pasado existe.un problema español, de una España que ha querido seguir los acontecimien tos mundiales, que ha buscado nuevas salidas a su propia perso nalidad..., y las ha encontrado a tientas, dificilmente..., cuando las ha encontrado. Esta es una opi nión mía personal. Con las elecciones administrativas de 1931, y en 1936 con las políticas, se dió' entonces la intervención extranjera...

Franco

EL PAIS.-Franco hablaba siempre de los «demonios» de lo españoles, la violencia, la guerra civil... ¿Cree usted que conocía bien a los españoles?

P. N.-Sí, no sé. También yo he pensado en Franco como un hombre cerrádo en sí mismo, sin mucho contacto con el pueblo español ... Por lo demás,una dictadura que dura cuarenta años crea en tomo a sí una serie infinita de puestos de poder, de intereses económicos, sociales,que le permite durar, pero que plantea el problema de desmontar hoy esos intereses.

EL PAIS.-Pero el pueblo no ha sido protagonista de su historia...

P. N.-El pueblo español fue verdaderamente protagonista de su, historia algunos meses en 1936-1937, pero fue batido por la intervención extranjera. Insisto siempre en esto.

EL PAIS.-¿Recuerda algún episodio directo?

P. N.-Yo fui representante de la Internacional Socialista y tuve contactos con líderes socialistas, con el comité de defensa de Madrid ynaturalmente, con el Batallón Garibaldi y con las Brigadas Internacionales. Participé en algunas acciones, pero mi tarea era esencialmente política, remover la indiferencia, no psicológica, sino de acción de Europa, frente a un hecho en el queveía un prólogo de la segunda,guerra mundial.

EL PAIS.-Pasando a la España del futuro, usted ¿qué piensa del eurocomunismo? Un probiema clave de la política española es la legalización del Partido Comunista Español.

P. N.-La legalización es indivisible. La libertad o es de todos o no es de nadie ... El hecho mismo de que hoy el Partido Socialista tenga que esperar a tener una autorización para celebrar su congreso es una prueba de la limItación de esa libertad ... Yo no voy a España para meterme en su política -interna, voy para seguir el congreso, escuchar y aprender, no para decirles le) que tienen que hacer,sino para ayudarles en la medida de lo posible a hacer lo que el congreso se propone Nuestrospueblos han tenido historias análogas, pero diversas. En cuanto al eurocomunisino, lo considero un hecho importante, pero todavía en gestación, muy lejos de haber llegado a sus conclusiones.

Eurosocialismo

EL PÁIS-¿Y del eurosocialismo?; en Barcelona, recientemente...P. N.-SÍ, se habla por imitación del eurosocialismo. Ciertamente los socialistas de¡ sur tienen problemas especiales, pero esta diversidad de funciones entre norte y sur no puede, no es, una división política. El problema es hacer Europa, porque si no hacemos Europa no estamos seguros de las conquistas que hemos realizado. No está seguro Portugal ni lo estaréis vosotros los españoles. Sólo de Europa puede salir esta fuerza. Europa debe salir de sí misma para inferirse en la realidad del mundo.

EL PAIS.-Como presidente del Comité Italia-España, ¿qué programas se preparan?

P. N.-Las relaciones se reforzarán a medida que se refuerce la democracia en el poder.... aquí en Italia y en España.Terminamos hablando de política italiana, de los años de centro-izquierda, quince años de reformismo, las relaciones de socialistas con los comunistas. El senador Nenni hace brevemente la historia de este movimiento de unión y desunión del socialismo, de un comunismo que ha puesto siempre más duras condiciones hasta llegar al fenómeno llamado del eurocomunismo, que es un hecho importante... Pero los pro -blemas no se resuelven en Roma o en Madrhí sino en Varsovia y en Praga, subraya con firmeza batallera el anciano senador.-Buen viaje, senador... Retorna todavía la conversación a viejos líderes de la España de otros tiempos, de Miaja, de la intuición política de Negrín, del último secretario del Partido Socialista, cuyo paradero ignora el senador Nenni y saludándome en la puerta me repite:

P.N.- No voy a Madrid con la idea de que tenemos algo que enseñar. Voy a saber cómo los socialistas, junto con otras fuerzas democráticas, ven la situacióny a ayudarlos como podamos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de diciembre de 1976

Más información

  • Llega mañana para asistir al congreso del PSOE