Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La actitud de RTVE

No está totalmente decidida la actitud de los medios de comunicación oficiales respecto al referéndum, según declaró ayer el ministro de Información ante los directores de periódicos y agencias informativas. Portavoces oficiales señalaron que tanto la televisión como la prensa del Movimiento se limitarán a cumplir las instrucciones del Gobierno al respecto. Preguntados el ministro de Información y el de la Gobernación -presente en la rueda de prensa- sobre las posibilidades de hacer propaganda de la abstención en las pantallas de RTVE, contestaron que el Gobierno estaba decidido a sacar adelante el referéndum y sería neutral ante el o el no, pero beligerante ante la necesidad de llevar adelante el referéndum.El señor Martín Villa declaró que a su juicio existen hoy en España tres clases de grupos políticos: «Los legalizados, los no legalizados pero legalizables, y los no legalizables con arreglo a lo que dictamina el Código Penal.» «Pues bien -añadió-, si se pregunta respecto a las oportunidades de comparecencia en los medios de comunicación oficiales que tendrán dichos grupos, y las que se les va a dar a cada uno de ellos, diré que a los legalizados todo, a los no legalizables nada y a los legalizables pero no legalizados lo que en virtud de la estrategia del Gobierno convenga.» El ministro añadió que entre los grupos no legalizables estaba el Partido Comunista y todos los que se encuentran a la izquierda del mismo. «De ahí hacia la derecha todo es legalizable -añadió-, y en este sentido sería muy de desear que el PSOE decidiera hacerlo con arreglo a la normativa vigente.»

El ministro de la Gobemación dijo también que dudaba de que la abstención en el referéndum fuera una opción verdaderamente democrática, toda vez que trata de atribuirse como votos suyos las abstenciones naturales que se produzcan. Como al principio declarara que una actitud de abstención en el referéndum no es lícita, luego se corrigió a sí mismo diciendo que, efectivamente, no es ilícita, pero va en contra de los deseos del Gobierno y de la reforma democrática. El ministro de Información añadió que, a su juicio, invitar a la abstención «es invitar a ir en contra del deber cívico de participar y de un derecho reclamado hace tiempo por los propios partidos democráticos». Preguntado entonces si personas físicas, a título personal o a título de representantes de grupos legales o no, pueden reclamar desde las pantallas de RTVE la abstención en el referéndum, el señor Reguera contestó: «Mi opinión personal es que no.» No obstante, el director general de Radiodifusión y Televisión contestó minutos después que RTVE se haría eco en alguna forma de las posiciones abstencionistas.

En una larga intervención ante los periodistas, el señor Ansón aseguró que es improcedente pedir respuestas concretas o dogmáticas sobre este punto en una época de transición. Elogió la actitud del

Pasa a la página 8

(Viene de la página primera.)

Gobierno y del Rey al realizar el referéndum para preguntar su criterio al pueblo español, y añadió: «Yo todavía no he escuchado a los partidos democráticos que digan que lo que ellos quieren es saber lo que opina el pueblo español. Ir en contra del referéndum es ir en contra de la voluntad de la Corona y del Gobierno, pero también lo sería realizar un referéndum sin la fiabilidad necesaria.» El señor Ansón añadió que si pensara que RTVE no va a dar toda la información suficiente para que los españoles voten libremente, «me iría ahora mismo». Interpelado sobre si los criterios de fiabilidad de RTVE dependían entonces sólo de lo que él opinara, o de la decisión del Gobiemo, el director general respondió que el Gobierno tiene una idea de lo que es ser objetivo y el criterio de fiabilidad lo darán los 35 millones de españoles. Presionado a preguntas, el señor Ansón se sumó a la postura del ministro de la Gobernación en el sentido de que en RTVE a los partidos legalizados se les dará todo; a los no legalizables, nada, y a los legalizables pero no legalizados, depende.

El vicesecretario general técnico de la Secretaría General del Movimiento, Eduardo Navarro, añadió después que la posición de la prensa del Movimiento sería la misma: «La que diga el Gobiemo.»

En definitiva, ninguno de los ministros ni cargos gubernamentales presentes pudo contestar con claridad si RTVE y los organismos de comunicación del Estado ofrecerán a la oposición democrática espacio para exponer sus posiciones. Criticaron, en cambio, duramente la postura abstencionista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 1976