Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Nuevas coplas de Juan Panadero contra los quemadores de libros

¿Quién puede sufrir que ahorala hora de España ha de estar

clavada en la misma hora?

¿Será España un RIP

siempre negra, dura siempre

y siempre un auto de fe?

Juan Panadero vio un día

el fuego que en Alemania

Adolfo Hitler prendía.

Y luego, en la noche, aullando,

los perros del nuevo orden

impunemente matando.

¿Porqué España ha de tener

después de cuarenta años, sombras en su amanecer?

Y así pasa lo que pasa,

que no hay español tranquilo

ni en la calle ni en su casa.

Pero nadie tenga miedo,

que el toro del pueblo es grande

y ya está en medio del ruedo.

Cuidado con su embestida,

que a las primeras de cambio

puede empezar la corrida.

Y sabe Juan Panadero

que si el toro al fin se arranca

nunca volverá al chiquero.

MÁS INFORMACIÓN

Oh, madrugada segura:

la nueva España en la luz,

la negra en su sepultura.

Quemad, quememos, quemad,

con un clavel en la mano,

fuego de la libertad.

(Rafael Alberti. Roma, noviembre del 76.)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 1976