Se declara histórico-artístico un monumento ya derribado

El Boletín Oficial del Estado públicaba el 5 de noviembre pasado una resolución de la Dirección General del Patrimonio Artístico y Cultural por la que acordaba tener por incoado expediente de declaración de monumento histórico artístico con carácter nacional a favor del palacio de Olaso, sito en el barrio de Indauchu, en Bilbao (Vizcaya).

Hasta aquí una noticia más de las muchas de esta índole que se producen cada día. Pero se da la curiosa e irónica coincidencia de que tal palacio fue derribado ya e pasado año, con autorización previa de la Comisión Municipal Permanente del 3 de marzo de 1975. Un año y medio después de accederse al derribo de la histórica casa-construida en 1916-, se convierte en monumento histórico artístico un palacio «fantasma» del que ni queda rastro y en lugar del cual si levantan seis pisos de viviendas con garaje y planta baja comercial instalados sobre el solar primitivo de 1.400 metros.

Lo más curioso del caso es que en la resolución citada de la Dirección General del Patrimonio Artístico y Cultural viene a decirse algo así como que «todas las obras que hayan de realizarse en el monumento, cuya declaración se pretende deben ser sometidas al conocimiento y autorización de la Dirección General».

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50