Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La conferencia sobre Rodesia será el día 25, en Ginebra

Gran Bretaña anunció ayer, que la conferencia sobre la formación de un Gobierno multirracial en Rodesia se celebrará el 25 de este mes en Ginebra.Mientras tanto, en Moscú el dirigente soviético Leónidas Breznev criticó el plan anglo-americano en el transcurso de los discursos con motivo del banquete ofrecido al presidente de Angola, Agostinho Neto.

Hay «alguna gente» que pretende sustituir una «liberación auténtica» por una «liberación ficticia del Africa del Sur, y de hecho preservar las posiciones del imperialismo en la zona», dijo sin concretar nombres, el primer dirigente de la URSS. Apoyó la actitud soviética de hostilidad irreconciliable con las gestiones del secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, para lograr un arreglo en los problemas del Africa meridional.

Breznev no sólo denunció los intentos de sustituir una liberación genuina por otro ficticia, sino que atacó los esfuerzos para apoyar «el poder de la República de Sudáfrica, ese baluarte vacilante del racismo».

El primer dirigente soviético subrayó al mismo tiempo la clara postura de la URSS: «Ni tenemos ni podemos tener intereses especiales en el sur, norte o parte alguna de Africa, ni buscamos ganancias para nosotros. Sólo deseamos que se reconozca el derecho sagrado de cada pueblo de forjar su propio destino».

Recogiendo la alusión del primer dirigente de la URSS a los actuales problemas del Africa meridional, el presidente de Angola afirmó: «Los pueblos del Sur de Africa, que se han embarcado en el largo camino de la lucha política serán capaces de impedir la neocolonización que trata de imponerseles».

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Mozambique, Joaquín Chissano, declaró a los periodistas, tras entrevistarse ayer durante una hora con el secretario de Estado norteamericano, Henry Kissinger, que continuará la lucha en Rodesia hasta que los guerrilleros vean satisfechas sus pretensiones sobre la transferencia del poder a la mayoría negra. Chissano afirmó que las fuerzas que combaten al Gobierno de minoría blanca instalado en Salisbury seguirán contando con el apoyo de Mozambique.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de octubre de 1976

Más información

  • Breznev reitera la hostilidad soviética hacia el plan Kissinger