Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medicina: los alumnos no admitidos siguen encerrados

Once alumnos no admitidos en Medicina seguían ayer en huelga de hambre y más de 120 encerrados en la Facultad de la Universidad Complutense, por quinto día consecutivo. Los alumnos están esperando una solución a sus problemas y una clarificación de lo que el Ministerio y la Universidad piensan sobre ellos.

La Complutense, según sus autoridades, no puede admitir ni un alumno más de los 650 que ya ha aceptado, no por deseos de establecer numerus clausus, sino por falta de espacio, sedes clausa, en frase del rector. Por otra parte, la universidad central tampoco tiene sitio para más alumnos en los hospitales donde tienen que hacer las prácticas. Europa Press cita el caso de un catedrático de Ginecología que ha prohibido a sus alumnos que asistan a ningún parto por ser demasiados los estudiantes que venían presenciándolos.Por parte del Ministerio, parece que existe la intención de que entren a cursar estudios todos los alumnos que lo deseen, ya que es la tónica que se ha seguido en la casi totalidad de los centros. No obstante, hasta el momento no se ha tomado ninguna medida concreta.

Ayer por la mañana, una comisión de padres y alumnos no admitidos intentó entrevistarse con el ministro de Educación o con el director general de Universidades, sin que pudieran hacerlo. La comisión dejó en el Ministerio un escrito, en el que pedía una equidad de medios entre las Universidades Autónoma y Complutense, para no hacer una ensenanza discriminada, que iría en perjuicio de la salud pública.

El escrito decía también que la posible solución de remitir alumnos a otras facultades, como Oviedo o Valladolid, agravaría el problema de muchas familias y daría lugar a una peligrosa selectividad económica. Por otra parte, añaden, la solución de cambiar de facultad «nos parece inaceptable desde el punto de vista social, puesto que mañana nos encontraríamos con una serie de profesionales no vocacionales».

La comisión de padres de alumnos y estudiantes se había entrevistado previamente con el decano de Medicina de la Complutense, doctor Zamorano, quien les dijo que había presentado su dimisión y ésta había sido admitida por el rector, pero que seguía en sus funciones de decano hasta que se arreglara el problema de las admisiones.

Los decanos de las Universidades Complutense y Autónoma y los rectores de ambas se entrevistarán hoy con el director general de Universidades. El doctor Zamorano afirmó que en la reunión de hoy expondría tres puntos, con los que, al parecer, también están de acuerdo los alumnos: ampliación de plazas en Alcalá; equiparación de camas de hospital entre la Autónoma y Complutense y acondicionamiento del Piramidón para la docencia.

Por otra parte, un grupo de los alumnos encerrados irrumpieron ayer en la inauguración del II Congreso Iberoamericano de Rehabilitación con batas en las que se leían inscripciones sobre el problema de los no admitidos.

Los ocho alumnos que están en huelga de hambre desde el domingo presentaban ayer síntomas de debilitamiento; los tres que comenzaron el miércoles se encontraban en buen estado.

Los padres de los alumnos encerrados han comunicado que, de no solucionarse el problema, se encerrarían también ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 1976

Más información

  • Mientras once siguen en huelga de hambre