Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica en Burgos sobre el trazado de la Ronda II

El pleno del Ayuntamiento de Burgos, celebrado el pasado día 6 de octubre, acordó «un voto de censura contra el Ministerio de Educación y Ciencia por la nefasta actuación de la dirección General del Patrimonio Histórico-Artístico para con Burgos», referente a la paralización de determinados proyectos municipales en vías de ejecución.

Como se recordará, el Patrimonio Histórico-Artístico ha impedido prácticamente la continuación de las obras de remodelación del Parque de La Isla y de la construcción de la autovía Ronda II, porque ambas atentaban contra la integridad de zonas artísticas de la ciudad. En concreto, la acción de Fernando Chueca y de Ana Iglesias, subcomisario jefe y arquitecto de zona, respectivamente, de la citada Dirección General, después de una visita conjunta a Burgos con representantes del Ministerio de Obras Públicas, ha impedido las obras de la autovía Ronda II «por atentar gravemente contra las zonas verdes de la ciudad». A este respecto, el voto de censura adoptado por el pleno municipal señala que «si nuestras decisiones y acuerdos pueden ser torpedeados desde Madrid, los de aquí estamos haciendo el payaso».El mismo pleno también ratificó una decisión anterior en el sentido de promover las acciones judiciales pertinentes contra Informaciones y EL PAIS, contra sus respectivos corresponsales y contra los informantes de los periodistas, por haber «vertido afirmaciones injuriosas y calumniosas » en torno al tema de la Ronda II.

Con respecto a este tema, la Delegación en Burgos del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid acordó manifestar después de una reunión «el total desacuerdo con el actual trazado de la autovía Ronda II por considerar que deteriora gravemente la integridad de los parques naturales de la ciudad». A este mismo nivel la Comisión Ciudadana, formada precisamente para impedir el trazado oficial de la Ronda y que consiguió reunir recientemente a más de 5.000 personas en una manifestación contra ese trazado, ha preparado para el próximo domingo una fiesta popular en los parques a los que afectaría la autovía, con el fin de seguir presionando a los organismos competentes hasta conseguir «un trazado alternativo que al tiempo que solucione el gran tráfico de la ciudad, salve los mejores parques naturales de Burgos».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de octubre de 1976

Más información

  • El Ayuntamiento censura al Patrimonio Histórico-Artístico