Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En vías de solución el problema de los no admitidos

La jornada de ayer en la Universidad Complutense tuvo dos facetas principales: los actos relacionados con el asesinato de Carlos González y la vía de solución para los alumnos no admitidos en Facultad de Medicina. Los estudiantes no admitidos en Ciencias de la Información, a los que ya se había dado a entender que se buscaría su admisión, terminaron su encierro de más de cuarenta y ocho horas tras la visita del vicerrector José Luis Amorós, quien les comunicó la resolución de su problema.

A las once deja mañana, alrededor de mil estudiantes se reunieron en el pabellón de Filosofía B. El motivo de la asamblea era discutir sobre subida de las tasas académicas, aunque, nada más conocerse la muerte del estudiante de Psicología, Carlos González, se decidió que el acto tuviera también relación con su memoria.

A la una y media de la tarde estaba convocada una manifestación en la intersección de las calles Princesa y Alberto Aguilera, para protestar por el asesinato del estudiante citado. Desde un tiempo antes, la fuerza pública había tomado el lugar y sus inmediaciones con jeeps, autobuses, coches y gran contingente de hombres con equipos antidisturbios. Los estudiantes no llegaron a concentrarse en grupos grandes, pues la Policía Armada lanzó bombas de humo en distintas partes de la zona.

Con gritos de Amnistía y Vosotros, fascistas, sois los terroristas, piquetes de estudiantes se diseminaron por las calles de Hilarión Eslava, Rodríguez San Pedro y Meléndez Valdés, por donde se produjeron carreras. Las calles comprendidas entre Alberto Aguilera, Princesa y Guzmán el Bueno registraron atascos de tráfico.

Por otra parte, ayer se entrevistaron los alumnos no admitidos en Medicina con el decano del centro, señor Zamorano, quien les manifestó que era imposible, desde puntos de vista legales y de seguridad, para los enfermos, admitir un sólo alumno más del cupo fijado unos 650.

Respecto a las pruebas de selectividad, la Universidad Complutense ha pedido al Ministerio que para el curso próximo se hagan pruebas específicas en cada facultad y no unos exámenes lineales para todos los aspirantes. Esto sería volver al estadio anterior a la ley de Selectividad de Esteruelas y se dejaría al arbitrio de cada centro hacer pruebas o no.

Sobre los estudiantes encerrados en la Facultad de Ciencias de la Información, se depuso la actitud hacia las ocho de la tarde de ayer, tras recibir la visita del vicerrector José Luis Amorós para comunicarles que serían todos admitidos, decisión pendiente, en cuanto a realización y plazo, de la respuesta del Ministerio por lo que respecta a los presupuestos pedidos para profesores y aulas. Se ha pedido a los estudiantes, que se reunieran en el centro todos los días a las once de la mañana para ir estudiando su situación, y que hagan la matricula de forma escalonada. Los estudiantes mostraron su asombro de que el decano, señor Varela, no les haya comunicado nada con respecto a su situación ni haya querido entrevistarse con ellos últimamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 1976

Más información

  • Manifestación en Argüelles