Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Norteamericanos y soviéticos pugnan por rescatar el "F-14" sumergido en Escocia

La Marina norteamericana está dispuesta a destruir un avión de combate «F-14», que cayó al mar el martes pasado, cerca de la costa escocesa, en caso de que fracasen sus intentos de rescatarlo y ante el temor de que el aparato, altamente sofisticado, caiga en manos de la Unión Soviética, cuyos navios patrullan la zona.

El «F-14», conocido como Tomcat en el código de la OTAN y valora do en 14 millones de dólares, cayó al mar cuando intentaba despegar de la cubierta del portaaviones «John F. Kennedy», en el curso de unas maniobras navales que se desarrollaban cerca de la base de Scapa Flow, en Escocia. Al parecer, el fallo de un reactor provocó la pérdida de control del aparato, que se precipitó por la borda, causando heridas a varios soldados del portaaviones.Según la versión oficial, el avión se hundió lentamente en el mar, lo que hace suponer que se encuentra en perfecto estado de conservación en el fondo del océano. Los dos tripulantes del «F-14» pudieron ponerse a salvo antes de que el aparato se hundiera.

El «F-14»,era portador de un misil phoenix, catalogado como alto secreto, y con unos sistemas especiales de radar y sensibilidad con la misma clasificación, que se utilizan exclusivamente en la Marina norteamericana y que no se incluyen en los aparatos vendidos a otros países, como Iran, por temor a que pudieran caer en manos de los soviéticos.

Cuando se produjo el accidente en la cubierta del portaaviones, varios barcos-espía rusos se encontraban en aguas cercanas y sin duda observaron cómo el reactor se hundía en el mar. Los soviéticos, se piensa en el Pentágono, estarían muy interesados en rescatar el avión para apoderarse de sus secretos, devolviendo as! el golpe estratégico que les supuso la pérdida de un Mig-25 la semana pasada, cuando un piloto ruso desertó y aterrizó en Japón, poniendo el aparato en manos de los expertos japoneses y norteamericanos, que pudieron así examinar el más moderno reactor de combate soviético.

«Vamos a recuperar el aparato antes de que lo hagan los rusos, o esto será el comienzo de la tercera guerra mundial», manifestó un oficial de la Marina, evidentemente exaltado. Los técnicos en rescates submarinos no creen que haya grandes dificultades para recuperar el «F-14», ya que está a sólo 1.800 pies de profundidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de septiembre de 1976

Más información

  • Es el más moderno avión de combate estadounidense