Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Controversia sobre «la retirada de "El desencanto"

San Sebastián< / ciudad>

El festival de cine prosigue en sus proyecciones sin grandes ni aparentes dificultades. La única realmente seria fue la retirada de la película española. El desencanto. La prensa local de ayer, miércoles, facilitaba informaciones erróneas y confusas. El Diario Vasco afirmaba que la copia de las películas se hallaba en poder de la dirección del festival, matizando incluso que «bajo llave». La copia no está en San Sebastián y de ello da cuenta en esta misma crónica Miguel de Echarri director del certamen, en unas declaraciones concedidas a EL PAÍS.

La Voz de España, el otro matutino de la ciudad, denunciaba la inflexibilidad con que había actuado el productor donostiarra Elías Querejeta, señalando como contrapunto la flexibilidad mostrada por su parte al suprimir el último plano de Las largas vacaciones del 36, supresión exigida por el Ministerio de Información y Turismo para poder acudir al Festival Internacional de Berlín. El único dato erróneo es que Las largas vacaciones del 36, que efectivamente se exhibió en Berlín, es una producción de José Frade y no de Elías Querejeta.

«Gusanos de seda»

«El artículo 7 del reglamento del festival que conocen quienes concurren a él, habla de la imposibilidad de retirar la película —declaró Miguel de Echárri a EL PAÍS—. Sin embargo, el señor Querejeta, abusando de una manera clarísima de mi condescendencia, me ha venido diciendo, un día y otro, que aplazaba la entrega de la copia, alegando siempre una serie de complicaciones de última hora. De ahí que no tengamos en nuestro poder la copia. Todos estos aplazamientos dan la sensación de que eran parte de un plan premeditado. Me ha sorprendido muchísimo porque ha jugado con mi buena fe».

—Una de las razones que motivaron el escrito, presentado por 58 profesionales del cine y de la información a usted, fue la de que la dirección del festival había facilitado una nota por la que se suspendía la cena de gala del día de la inauguración del festival y la su presión, por dos días, de la etiqueta de las sesiones del Victoria Eugenia, aunque se explicasen las causas que la motivaban. ¿Por qué? —Bueno, en realidad, hemos aceptado todas las medidas que se nos pidieron en el escrito de los 53, es decir, se han suprimido las galas, los actos oficiales y las presentaciones. Esto lo hemos hecho todo. Creo que no se puede pedir una mayor claridad como respuesta.

—¿Qué opina de la retirada, comunicada en una carta, de 14 periodistas, hecho que ocurrió el pasado martes? —Creo que es cómica. El festival hizo todo lo que se le había pedido en la primera de las notas. En la segunda se afirma, entre otras cosas, que el hecho de abandonar el certamen se debe «ante el hecho de que el festival se haya mostrado voluntariamente ajeno a las manifestaciones de solidaridad de todo el País Vasco». Si hemos eliminado todo lo que se solicitaba, y lo hemos hecho de forma voluntaria, creó que el festival no se mostró voluntariamente ajeno a nada.

—¿Tienen ya decidida otra película que sustituya a El desencanto de la programación del concurso?

—Bien, en principio, en la programación del miércoles se ha previsto la proyección de Harry and Walter go to New York, que estaba inicialmente prevista para el próximo día 21. En el hueco que deja la película norteamericana, en ese día, se proyectará la película española 'Gusanos de seda, de Francisco Rodríguez. Precisamente esta misma mañana hemos llegado a un acuerdo con su productor, el señor Cascales.

Madurez

«La gestora pro amnistía de Guipúzcoa ha tenido conocimiento de que los participantes en la realización de la película El desencanto han decidido retirarla del XXIV Festival Internacional de Cine de San Sebastián, en atención a las especiales circunstancias por las que atraviesa el pueblo vasco. La gestora considera positiva la indicada decisión, que por el contexto en que se ha producido supone una manifestación de solidaridad con el pueblo, denota madurez y sentido de la responsabilidad y constituye un aporte para la causa general, fin y motivo de la creación de esta gestora pro amnistía. En consecuencia, la gestora no puede por menos que mostrar su pública aprobación por el gesto de los participantes en la realización de la película El desencanto».

Esta nota fue facilitada ayer miércoles por la mencionada comisión gestora integrada por 29 personalidades guipuzcoanas, entre las que figuran Eduardo Chillida, Antonio Elizondo, Juan María Vandrés, Miguel Castells, Javier Unzurrunzaga, Miguel Garay, Juan José Lasa, Joseba Elósegui, Celia Mendizábal y Juana Mendiola.

Carmelo Bene y el ministro Soviético

En ámbitos específicamente cinematográficos, ayer se proyectó en el marco del Mercado del Filme Nuestra señora de los turcos, primera película de Carmelo Bene, del que se proyectará en días sucesivos Capricchi, Don Giovann, 'Salomé y Un ameleto di meno. Bene es uno de los realizadores más heterodoxos y marginales de la cinematografía europea actual, de ahí el interés de este ciclo que supone un enriquecimiento en el concepto que habitualmente se tiene de los Mercados del Filme, y que en este caso concreto se debe a la labor de Andrés Vicente Gómez.

«Este festival significa un ensanchamiento de contactos con España. Estarnos muy agradecidos y satisfechos por encontrarnos aquí», declaró Ivan lordano, ministro de Cinematografía de la República Soviética de Moldavia y jefe de la delegación soviética que participa en el festival con la película Los gitanos se van al cielo, de Emil Lotianu, proyectada ayer miércoles.

En la jornada de hoy, además de continuar con el ciclo de Carmelo Bene, de Humphrey Bogart y del cine negro, se proyectará también la película Goya, de Camón Aznar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de septiembre de 1976