Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dieciocho ayuntamientos de Guipúzcoa denuncian la "brutalidad de la represión oficial"

Tras la dimisión del Ayuntamiento de Fuenterrabía como protesta por la muerte del joven Jesús María Zabala, anteayer mismo se reunían en una sesión de urgencia en Mondragón 14 ayuntamientos guipuzcoanos para elaborar un texto que debía ser sometido a acuerdo en la sesión extraordinaria que celebrarían sus respectivas corporaciones.

El escrito finalmente redactado dice así:«La escalada de violencia oficial en nuestra provincia en los últimos días es causa de gravísima preocupación en el pueblo. Los sucesos de pacíficas reuniones y manifestaciones con empleo de la máxma violencia, sin excluir, el recurso al empleo de las armas de fuego, se ha convertido en costumbre en las fuerzas de orden público.

Los sucesos del domingo en San Sebastián, con dos heridos de bala; el empleo de la fuerza más injusta contra los asistentes a una fiesta popular en la plaza de la Constitución el mismo día; la disolución de la Tamborrada -fiesta típica donostiarra-, el martes, y los sangrientos sucesos de Fuenterrabía y Pasajes registrados los pasados días 8 y 9 -que han producido cinco heridos graves y que culminan con la muerte, mediante un tiro, del joven Jesús María Zabala- revelan la existencia de un designio de verdadera provocación a nuestro pueblo.

Consecuente con los sucesos relatados, esta presidencia propone al pleno de la corporación la adopcion de las siguientes medidas:

1. Solidarizarse con las dolorosas circunstancias que está viviendo la corporación y el pueblo de Fuenterrabía.

2. Denunciar ante la opinión pública la brutalidad de la represión oficial de los más elementales derechos.

3. Previa información auténtica y veraz de los hechos, reclamar la exigencia de responsabilidades de los autores causantes y responsables de los sucesos denunciados.

4. Dirigirse a los poderes públicos a fin de que, ofrezcan a los ayuntamientos garantías firmes y seguras de que la fuerza pública no repetirá este tipo de actuaciones.

5. Mostrar al Rey y al presidente del Gobierno nuestra total disconformidad con la actuación del gobernador civil de Guipúzcoa, director general de la Guardia Civil, director general de Seguridad y ministro de la Gobemación por el fracaso de su gestión política ante el pueblo.

6. Pedir al resto de las corporaciones municipales la adopción de los mismos acuerdos.»

Este es el escrito que presentó ayer por la mañana al gobernador civil de Guipúzcoa una comisión de los ayuntamiento firmantes. Entre los componentes de este grupo no estaba la alcaldesa de Fuenterrabía -que debía de presidir la comisión- alegando razones de salud. En su conversación con la primera autoridad provincial parece ser que el gobernador les rogó consideraran la redacción del punto 5 original en el que se pedía su dimisión.

Cambió de términos

Tras la reunión con el gobernador, los alcaldes comisionados marcharon a Hernani, en donde se reunieron para decidir este aspecto en la redacción del punto 5. Finalmente, los ayuntamientos allí presentes acordaron cambiar el término dimisión por la frase mostrar una total disconformidad con la actuación del gobernador civil.

Él texto ya corregido fue ayer tarde aprobado por 18 ayuntamientos guipuzcoanos: Fuenterrabía, Mondragón, Legazpia, Eibar, Vergara, Hernani, Usurbil, Arechabaleta, Azpeitia, Azcoitia, Gabiria, Zaldibia Oyarzún, Villareal de Urrechua, Elgueta, Escoriaza, Ormaiztegui y Cegama.

El gobernador civil de Guipúzcoa -señor Menéndez-Manjón- recibía también una comisión del Colegio de Abogados de San Sebastián, que le expresó su protesta por la represión.

Paralelamente, las juntas de gobierno de los Colegios Profesionales guipuzcoanos, de Abogados, Aparejadores, Arquitectos, Técnicos de Empresa, Ingerieros Industriales y Arquitectos Técnicos enviaban a los medios informativos una nota conjunta en la que denuncian las tres actuaciones en cuatro días de las fuerzas del orden, provocando heridos en San Sebastián, Fuenterrabía -con un muerto- y Pasajes. «Este trato intolerable -dice el escrito- llega en un momento en el que el pueblo se manifestando pacíficamente en petición de sus derechos y libertades. ¿Cómo se explica entonces el aumento de la violencia estatal? Debe recapacitar el Gobierno en el efecto claramente provocador de odio y de violencia que esta situación causa.»

La nota, tras señalar el temor de que esta situación pueda ser aprovechada para sembrar el desorden por los enemigos de la soberanía popular, termina diciendo, entre otras cosas, que «los que dictan las órdenes a estas fuerzas tienen los límites de su ejercicio en el servicio al pueblo y a su voluntad soberana. Expresamos nuestra indignada protesta por las órdenes que se están dictando y contra la violencia que se está ejerciendo hacia el único titular de la soberanía: el pueblo.»

Mientras estas idas y venidas de alcaldes y profesionales guipuzcoanos se producían, Fuenterrabía vivía una total jornada de luto, más intensa si cabe que la del día anterior. Todos los establecimientos públicos, bares e incluso muchas casas aparecían cerradas. Los balcones, sobre todo en el barrio de la Marina -en donde se produjeron los hechos- aparecían en gran numero adornados con colgaduras blancas con crespones negros. La procesión por el lugar donde cayó mortalmente herido Jesús María Zabala no se interrumpió a lo largo del día. A las flores y velas encendidas y cruces depositadas en aquel lugar se han añadido motivos vascos y un buen número de pegatinas con la ikurriña. La localidad vivía ayer momentos de duelo e inquietud. El ambiente era muy tenso en sus calles, en donde las fuerzas del parecían tener dominada la situación. Por otra parte, y como continuación por la muerte de Jesús María Zabala, continuaron ayer los paros laborales, totales en Fuenterrabía, Irún, Rentería y Pasajes, observándose paros en las factorías, de Laminaciones de Lesaca, empresa en la que el joven muerto trabajaba (tiene en Vera de Bidasoa Lesaca).

En Navarra se produjeron también a lo largo de ayer abundantes paros -con el mismo signo que los guipucoanos-, destacando sobre todo los realizados por los trabajadores y la empresa Luzuriaga, de Tafalla- más de 1.500 hombres en manifestación por las calles de aquella localidad- y las cuatro horas en Villanueva y una hora en Torfinasa, de Pamplona. En SEAT se celebró una asamblea en la que, tras un minuto de silencio, en recuerdo de Jesús María Zabala, se acordó por unanimidad ir a la huelga el próximo lunes, día 13.

A la misma decisión llegarían los 12.000 trabajadores parados hoy en Vizcaya -concretamente en la margen izquierda del Nervión-. Tras acordar el paro las plantillas de las más importantes y numerosas empresas bilbaínas, como Altos Hornos, La Naval, General Eléctrica Española y Babckok Wilcox, organizaron una concentración seguida de una manifestación en la localidad de Sestao.

La muerte de Jesús María Zabala -no cabe duda- ha resucitado en pocos días en las provincias vascas ese clima de tensión e incertidumbre de tristes situaciones anteriores ya conocidas. Por de pronto, los grupos políticos, los trabajadores, la gente de la calle e incluso buen número de alcaldes guipuzcoanos están indignados. Se tiene la impresión, en fuentes cercanas a los ambientes laborales de las provincias de Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra, de que en estas provincias podría producirse una huelga total el lunes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de septiembre de 1976

Más información

  • Tras la muerte del joven de Fuenterrabía