Crítica:Crítica
i

La odisea de Vital Alsar en las pantallas

Las balsas es el título de la película que narra la tercera aventura náutica del santanderino, radicado en México, Vital Alsar, cuando en 1973, a bordo de tres balsas -la Guayaquil, la Aztlán, y la Mooloolaba- se hizo a la mar con otros 11 compañeros y recorrió la distancia que separa Ecuador de Australia.La película narra todas las peripecias transcurridas en los 185 días de navegación, en sus aspectos científicos y humanos. Su director, el norteamericano Robert Amram, es un experto en documentales que ya había conseguido dos oscars en 1972 por su cortometraje Centinelas del silencio. El productor es el mexicano Manuel Arago, y toda la película lleva música ambiental de William Conti, veterano en este género, autor de la partitura de Harry & Tonto, que ha sido recientemente galardonada con otro oscar.

Vital Alsar, santanderino, decidió hace algún tiempo fijar su residencia en México, tras haber pasado una temporada en España, después de su aventura de 15.000 kilómetros a través del océano.

Sus aventuras marinas comenzaron en 1966, cuando acompañado de otros tres hombres, intentaron llegar a Australia y tuvieron que ser recogidos a los 122 días debido a su naufragio.

En 1970 volvieron a intentar la experiencia, llegando a tierra australiana después de seis meses de navegación. Esta segunda expedición confirmó la teoría antropológica de la posibilidad de una migración precolombina de América a Australia.

Fruto de esta aventura fue un libro -La balsa- y la preparación, una vez más, del mismo viaje. En esta ocasión con doce personas de nacionalidades diferentes a bordo de tres balsas.

«En este viaje -ha declarado Alsar- fue, cuando filmé todo lo que sucedió desde Ecuador a Australia» Los miembros de la expedición, provenían de México, España, Estados Unidos, Canadá, Chile y Ecuador.

Entre los proyectos futuros de Alsar se encuentra la ruta del conquistador español Francisco de Orellana, primero en llegar al Atlántico cruzando y descubriendo el Amazonas en 1541. La financiación de este viaje se espera que salga de los beneficios de la película.

«La expedición -ha añadido Aisar- quiero comenzarla en enero de 1977. Viajaremos desde Guayaquil (Ecuador) a pie y a caballo durante 800 kilómetros, pasando por los Andes hasta llegar a un afluente del Amazonas. Allí construiremos tres bergantines con los que, a través del Amazonas, llegaremos al Atlántico, y desde allí, a España.»

Con su nueva expedición, Vital Alsar intentará probar algunos recientes descubrimientos en materia náutica, que podrán revolucionar, según se ha afirmado, la navegación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de agosto de 1976.