Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueve asociaciones de vecinos respaldan a Alonso Munárriz

Miembros de las Asociaciones de Orcasitas, Valdeacederas, Carabanchel Alto, Almendrales, La Paz, Usera, Pozo, Progreso y Arganzuela se reunieron el martes en una rueda de prensa para expresar la postura de las asociaciones ante los sucesos ocurridos en el Consorcio de Panadería el pasado viernes.La reunión trató no sólo del apoyo vecinal al industrial panadero, Emilio Alonso, sino también de la posición que las asociaciones mantienen contra el fraude y la subida del pan.

«Emilio Alonso ha demostrado hasta ahora a las asociaciones de vecinos con las qué ha mantenido relación ser una persona honrada, pacífica y completamente interesada en la defensa de los intereses ciudadanos contra la corrupción y el fraude en el sector panadero». Según el escrito las asociaciones corroboran las afirmaciones del hijo del señor Alonso, publicadas por EL PAÍS, al mismo tiempo que consideran por las amenazas de muerte y agresiones recibidas que el industrial «era un hombre acorralado». Los representantes de las asociacíones no justifican en el escrito ningún acto de violencia «pero entendemos la situación desesperada de quien se siente amenazado y de quien incansablemente ha estado llamando a las puertas de la Administración, para denunciar la corrupción y proponer soluciones, sin obtener ni la menor respuesta positiva».

A la rueda de prensa asistieron también José Antonio Alonso, hijo del industrial encausado, y Alberto Cercós, procurador en Cortes por la provincia de Soria, que manifestó su confianza en que todo quedará completamente aclarado para Emilio Alonso. El segundo de los puntos tratados fue la convicción que sobre el fraude existente tienen las asociaciones de vecinos: «se nos pueden pedir explicaciones ya que está completamente demostrado. Para nosotros también es fraude la actual subida pues ahora dan el pan a su peso pero a un precio superior».

Según un estudio realizado por los vecinos de Madrid hace más de un año el fraude ascendía a siete millones de pesetas diarios, cantidad que se comunicó el 1 de junio de 1975 a la Presidencia de Gobierno sin obtener ninguna respuesta. El fraude, según la nota entregada en la reunión, «ha sido al fin reconocido en la nota oficial que trata de explicar la descomunal subida en más de un 4,5 por 100 del coste de la vida en mayo. En dicha nota sin el menor recato se reconocen la falta de peso en el pan hasta la subida».

La solución es clara «mientras no se reestructure el sector, el pan seguirá siendo caro y malo». Esta conclusión de la comisión mixta que se formó entre vecinos y vendedores hace unos meses se reforzó con un trabajo que la Escuela de Organización Industrial elaboró a petición ministerial en el que se demostraba la irracionalidad de la actual situación del sector panadero.

Ante la negativa respuesta por parte de la Administración, y posterior subida del pan, los miembros de las asociaciones piden al resto de Asociaciones de Vecinos y Amas de Casa que estudien la propuesta hecha por Alonso Munárriz de vender el kilo de pan 10 pesetas más barato, como ya se hace en Entrevías.

Por último los vecinos exigen que se determinen las responsabilidades sobre el fraude y «que se castigue penalmente y que se destituya a los actuales responsables de la Agrupación de Panadería y a aquellos que han tenido responsabilidad en la subida del pan».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de julio de 1976

Más información

  • En una rueda de prensa celebrada en Orcasitas