Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Preocupación común por la escalada de armamentos soviética

La intervención soviética en Angola y la escalada armamentista de los soviéticos, fueron temas principales en la conferencia que los ministros de la Central Treaty Organization (CENTO), comenzaron ayer en Londres.Henry Kissinger, secretario de Estado norteamericano, dijo durante la sesión inaugural de la CENTO, que Estados Unidos no aceptará nunca una paz por separado. «La idea de la coexistencia no se cumplirá si mientras en un continente hay paz, en otro, una fuerza cualquiera intenta interrumpir el curso pacífico de los acontecimientos.» «Las tensiones no se pueden resolver selectivamente. La paz es indivisible», dijo el secretario de Estado.

A esta conferencia, que terminará hoy en la capital británica, asisten con Kissinger, los ministros de Exteriores de Irán, Pakistán, Turquía y Gran Bretaña. CENTO es una organización hermana de la OTAN, preocupada también por la escalada armamentista de los soviéticos, cuyos efectivos ya superan según se dijo ayer, los que necesitaría cualquier país para su defensa. El representante de Irán dijo que los recientes sucesos en el sur de Africa podrían repetirse en el Oriente Próximo, «con consecuencias desastrosas, no sólo para los estados ribereños del Golfo, sino para el resto del mundo libre, que depende del petróleo que producimos».

El compromiso de Heisinki

Crosland, ministro de Asuntos Exteriores británico, inició las referencias ala distensión diciendo que su Gobierno hizo saber a la Unión Soviética que el porvenir de la distensión depende fundamentalmente de la actitud que observen los países que en Helsinki se comprometieron a mantenerla con respecto a lo que ocurre fuera de Europa. «La distensión no se acaba en Europa -dijo Crosland-, y no se podrá mantener si fuera del continente se viola su espíritu».

De nuevo, el representante iraní se refirió a la creciente fortaleza naval que los soviéticos adquieren en el océano Indico y en el Mediterráneo.

Sobre, el tema de Oriente Próximo, los ministros presentes en esta conferencia internacional estuvieron de acuerdo con Henry Kissinger en hacer todo lo posible para convencer a Israel y a los países árabes en restablecer negociationes para conseguir una paz definitiva en la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 1976

Más información

  • Conferencia de ministros de la CENTO