Breznev consolida su poder personal

La agencia Tass anunció ayer que Leónidas Breznev, secretario general del Comité Central del Partido Comunista de la URSS, fue promovido al cargo de mariscal del Ejército, la más alta graduación de las Fuerzas Armadas Soviéticas.

El nombramiento fue firmado por el Presidium del Soviet Supremo (parlamento) de la Unión Soviética, que tiene como presidente a Nikolai Podgorny (jefe del Estado).Hace exactamente un año, el 8 de mayo de 1975, Breznev fue nombrado general del Ejército en la conmemoración del XXX aniversario de la victoria soviética en la segunda guerra mundial.

Más información

El cargo de mariscal adquiere una notable importancia para Breznev si nos atenemos a las informaciones, según las cuales, los principales dirigentes del Politburó se aprestan a tomar posiciones para la sucesión de mandos, que cada vez está más próxima.

La muerte del mariscal Grechko, aliado de Breznev, el 26 de abril, suponía en principio un relativo desbarajuste en los planes previstos por el secretario general para llevar a cabo la sucesión de forma paulatina y sin sobresaltos.

Amigo de militares pragmáticos

El nombramiento de Dimitri Ustinov como sustituto de Grechko en el ministerio de Defensa supuso, dicho con las reservas propias que se desprenden de la trayectoria independiente de Ustinov, la consolidación de una línea organizativa y pragmática en el seno de los militares, cosa del agrado de Breznev, que siempre gustó de tener a su lado a militares comprensivos con la detente, frente a líneas duras en el Politburó y el Ejército. En esta coordenada se inscribiría el ingreso de Grechko en el más importante organismo directivo de la URSS en 1973.Tass informaba además, que Breznev se afirmaba como número uno y que el cargo de mariscal se le otorgaba por ser presidente del Consejo de Defensa, organismo que supervisa funciones militares y políticas, lo que puede interpretar se como una consolidación personal de Breznev en sentido absoluto.

Si Breznev domina ampliamente el Politburó, sobre todo desde el XXV Congreso, durante el cual fue expulsado su enemigo Polianski y admitidos en el Comité Central aliados y clientes del primero; el cargo de mariscal supone para el secretario general asegurarse un control más efectivo del Ejército y constituirse en el verdadero enlace entre las Fuerzas Armadas y el Partido. En fin, parece más que culminación de una carrera militar, la gran consolidación real en el poder de Leónidas Breznev.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 08 de mayo de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50