Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ATP contraprograma a Piqué

El organismo que dirige el circuito masculino de tenis presenta la Copa del Mundo que rivaliza con la nueva Davis. La fecha, en enero, y la concesión de puntos refuerzan la adhesión de los jugadores

Djokovic, con el micrófono, interviene durante la presentación de la nueva Copa del Mundo, ayer en el O2 de Londres.
Djokovic, con el micrófono, interviene durante la presentación de la nueva Copa del Mundo, ayer en el O2 de Londres. Getty

En medio de tiras y aflojas, de siglas, de mucho diálogo y todavía más enredos, el tenis dio este jueves la bienvenida al nuevo proyecto de la Copa del Mundo que hasta hace poco era un boceto y a partir de 2020 se convertirá en una realidad. Un evento más para el saturadísimo calendario de la raqueta y que acentúa la futura coexistencia de dos polos cada vez más lejanos, de no haber entente más tarde o más temprano: por un lado la ATP y por el otro el futbolista Gerard Piqué.

Aprovechando la Copa de Maestros de Londres, la cita que pone el broche al curso, el organismo que dirige el circuito masculino oficializó la competición que rivalizará con la nueva Copa Davis presentada hace solo un mes en Madrid por el central del Barcelona, en connivencia con la Federación Internacional de Tenis (ITF). Pese al deseo de Piqué por alcanzar un acuerdo para caminar de forma conjunta, la ATP ha decidido por ahora arrancar en solitario y apostar por un Mundial independiente. Y este jueves, en las entrañas del O2 londinense, confirmó el nacimiento de la nueva iniciativa, que de alguna manera pretende recuperar el modelo de torneo que se celebró en Dusseldorf (Alemania) de 1978 a 2012.

Al planteamiento de Piqué y el Grupo Kosmos, que proponen un torneo de una semana en una sede única, la ATP contragolpea con una idea muy similar, pero con matices muy significativos. Uno de ellos, el calendario, puede resultar trascendental para el éxito de unos u otros. La nueva Davis transcurrirá en su primera edición (2019) del 12 al 24 de noviembre, en la Caja Mágica de Madrid, mientras que la Copa del Mundo se encajará a comienzos de año, del 3 al 12 de enero, en tres ciudades de Australia. Una variante, la de la fecha, que puede ser determinante para la elección de los tenistas, puesto que ven con mejores ojos competir al inicio del año y no al final, cuando la gran mayoría llega ya con el depósito en la reserva.

Junto al calendario, la ATP propone además el plus de la concesión de puntos para el ranking –750 a repartirse entre los integrantes del equipo ganador– y una bolsa de premios de 15 millones de dólares (13,2 de euros), cantidad muy similar a la que ofrece Piqué. “Es una semana perfecta”, manifestó el estadounidense John Isner, uno de los contendientes en el Masters. “Me gusta que este torneo sea propiedad de la ATP, de los jugadores, y que tengamos puntos de clasificación. Será la mejor manera de comenzar la temporada”, expuso en el acto de presentación Novak Djokovic, número uno y un tenista de máxima ascendencia entre sus compañeros. De hecho, el serbio fue reelegido este año como presidente del Consejo de Jugadores (Player Council) hasta 2020.

Triple propuesta: Davis, Laver Cup y Mundial

Al respaldo del ganador de 14 grandes se une el de otras figuras emergentes como Alexander Zverev –“plantear la nueva Davis en noviembre es una locura”, reprochó hace poco desde Shanghái– o Dominic Thiem, así como un nutrido grupo de jóvenes que protagonizarán los próximos años. “Tenemos la temporada más larga de todos los deportes y solo estamos añadiendo eventos. En tres o cuatro meses son demasiados eventos. Hay que solucionarlo”, instó hace dos días Djokovic, sin olvidarse también de la presencia de la Laver Cup, exhibición impulsada por Roger Federer desde 2017 y que se disputa en septiembre.

El suizo también apareció este jueves en el vídeo de promoción del nuevo Mundial, en el que competirán 24 selecciones divididas en seis grupos de cuatro –por las 18 que compondrán la fase final de la nueva Davis–, con dos partidos de individuales y uno de dobles en los cruces, a tres sets. No figuró, sin embargo, Rafael Nadal, quien sí se expresó a favor del proyecto de Piqué en el dosier que acompañó a la puesta de largo en el Ifema: “Es una gran noticia que un evento de esta envergadura se celebre en Madrid. Jugar la Copa Davis es siempre muy especial, y más hacerlo en un ambiente como el que se vivirá en noviembre”.

Mientras tanto, la ATP movió ficha y contraatacó. No cierran las puertas a Kosmos, pero las posturas están distanciadas en estos momentos. “Las conversaciones están abiertas”, manifestó Chris Kermode, el presidente del organismo. “Este torneo es un orgullo. Tener tres competiciones por equipos en un año es posible, creo en ello”, agregó el presidente de la Federación de Tenis de Australia y director del Grand Slam que allí se celebra, involucrado también en el desarrollo de la itinerante Laver Cup.

FEDERER ACCEDE A LAS SEMIFINALES DEL MASTERS

Federer sirve durante el partido contra Anderson en el O2.
Federer sirve durante el partido contra Anderson en el O2. AFP

Pese a haber perdido los dos primeros partidos y de que sus opciones para acceder a semifinales eran muy remotas, el austriaco Dominic Thiem tuvo este jueves una intervención decisiva. El número ocho venció por 6-1 y 6-4 a Kei Nishikori en la jornada que sellaba su grupo, de modo que eliminó al japonés del torneo.

A la vez, con su victoria Thiem propulsó al gigantón Kevin Anderson (2,03m) hacia las semifinales, pese a que el sudafricano cedió contra Roger Federer por 6-4 y 6-3. Solo una vez, en 2008, se había ausentado el suizo de las semifinales. Esta edición no arrancó con buen pie, pero finalmente certificó su decimoquinto pase en 16 participaciones.

En el otro grupo, con Novak Djokovic ya clasificado, se miden este viernes el serbio contra Marin Cilic (21.00, M+D2) y Alexander Zverev contra John Isner. Entre los tres últimos se dirime la plaza restante.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información