Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A las Chivas se les escabulle la victoria en el último minuto frente a los Pumas (1-1)

El Guadalajara deja escapar el triunfo después de que Oswaldo Alanís fallara un penalti en el último minuto del partido; los 'universitarios' dejan ir el liderato

Pumas vs Chivas en vivo
Pizarro recrimina al árbitro una jugada contra Pumas. Getty

El empate 1-1 entre los Pumas y las Chivas fue un partido de extravíos. A los universitarios se les esfumó el subliderato de la Liga MX; al Guadalajara la victoria, la certidumbre. Los felinos habían lanzado un zarpazo mortífero en los primeros cuatro minutos de juego cuando Nicolás Castillo mandó el balón a la portería tras una carambola con los defensas del rebaño pigmentado de negro. El 1-0 en los minutos iniciales del partido significaban un rocío de tranquilidad. En una semana habían perdido la batuta del torneo y su invicto. Castillo daba muestras de un cambio radical.

Los felinos fueron agresivos esos primeros cuatro minutos y luego se echaron una siesta de más de una hora. Los chicos de Matías Almeyda tomaron el volante del partido para guiar su propio juego. Empezaron con la posesión absoluta del balón, intentaban que en el costado derecho Isaac Brizuela tirara un centro oportuno para Alan Pulido. Aunque su metro con 75 centímetros de estatura no le bastó para rematar a portería. Rodolfo Pizarro volvió a mostrar su capacidad para avanzar de manera frontal y mostrar sus gambetas. Ninguna fue efectiva. 

En el descanso, Almeyda removió del campo a su lateral derecho Jesús Sánchez y a Pulido. En su lugar mandó a dos de sus juveniles preferidos: Jesús Godínez y José Juan Macías. Ante el desinterés de los Pumas, la juventud del Guadalajara llegaba al área rival con aguijones. Macías quedó de frente al arco de Alfredo Saldívar y lo mandó lejos en una opción clara. Los de la UNAM respondían de manera intermitente. Algunas escapadas de Pablo Barrera por derecha, Castillo por el centro con sus inesperados remates a puerta. Y hasta ahí. 

En una jugada de rutina en el área de Pumas, el defensor Luis Quintana se recargó de más en Godínez y el árbitro César Arturo Ramos marcó un penalti debatible. Oswaldo Alanís, aquel defensor que vio en peligro su carrera por pedir un aumento de sueldo, cobró el tiro y venció, con clase, a Saldívar. El empate era la respuesta a ese llamado insistente de las Chivas de negro. El pinchazo a los Pumas aparentaba ser una suficiente razón para despertar y volver a soltar un mordisco. Probaron con algunas llegadas de Mauro Formica y tiros sin ángulo de Nicolás Castillo. 

Pumas Chivas
Alanís protege el balón ante la marca de Castillo. Getty

Los de Guadalajara, ante el pésimo torneo que han tenido con solo una victoria, se convirtieron un escuadrón kamikaze. Apostaron todo por conseguir un triunfo como invitados. En los últimos minutos centraron al área en busca de una respuesta. Quintana, en un reflejo temerario, levantó el brazo a una altura para desviar el balón ante una salida errónea de su compañero Saldívar. 

El silbante meditó algunos segundos para dictaminar el penalti hasta que su asistente le corroboró la jugada. El español Alejandro Arribas le vociferó tan alto que la tarjeta roja se quedaba corta ante los reproches. Alanís volvió a pedir el balón. Su tiro prácticamente aseguraba el segundo triunfo de las Chivas en el torneo. Y todo terminó en un disparo desastroso que terminó en algún rincón del estadio Olímpico. Esa escena fue la despedida funesta a la victoria.

En Pumas lo celebraron, no tenían de otra. El empate les valió para escalar a la cuarta posición de la tabla, a dos puntos del América. Las Chivas afrontan un sombrío panorama al estar ubicadas en el penúltimo lugar con siete puntos. Detrás de ellos está otro equipo nublado, el Atlas. Los rojiblancos tendrán una semana ajetreada: el miércoles reciben en casa al Cibao de República Dominicana en la vuelta de los octavos de final de la Concachampions y el sábado sostendrán el clásico mexicano contra el América. Y ahí pondrán en juego su campaña teñida de gris. 

"¡Fuera narcos de la UNAM!"

Previo al partido entre los Pumas y las Chivas, en las pantallas del estadio Olímpico Universitario se desplegó un mensaje: "¡Fuera narcos de la UNAM!". El anuncio se dio luego de que el pasado viernes en el campus central de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se produjo una tiroteo que acabó con dos muertos. La institución educativa informó que los hombres involucrados "nada tienen que ver con las tareas académicas, culturales o deportivas que se desarrollan cotidianamente en el campus" y fueron relacionados con la venta de droga en las instalaciones. 

El estadio Olímpico Universitario forma parte del complejo educativo conocido como Ciudad Universitaria, considerada como Patrimonio Mundial de la UNESCO. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información