Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canarias se suma al ajedrez transversal en horario lectivo

El juego-ciencia se utilizará en Educación Emocional, Matemáticas, Lengua, Historia y otras asignaturas

Alumnos tinerfeños durante uno de los ejercicios diseñados por Lorena García para trabajar la relación mente-cuerpo Ampliar foto
Alumnos tinerfeños durante uno de los ejercicios diseñados por Lorena García para trabajar la relación mente-cuerpo

Cuatro Comunidades Autónomas españolas han decidido ya introducir el ajedrez como herramienta pedagógica en horario lectivo. A Cataluña (2012), Galicia (2015) y Andalucía (hace dos semanas) se suma ahora Canarias en sus siete islas principales, tras el éxito de la experiencia piloto “Educando personitas, no campeones” del curso pasado en Tenerife. Aunque cada centro será autónomo una vez que sus docentes hayan sido formados, el plan promoverá la aplicación transversal (por ejemplo, en Educación Emocional) e interdisciplinar, de modo que el ajedrez sea un apoyo en cualquier asignatura.

La coordinadora del proyecto del Gobierno de Canarias es Lorena García, psicóloga, docente, investigadora, ajedrecista y madre de dos niños. Y coatura en 2011, junto a Ramón Aciego y Moisés Betancort, de dos llamativos estudios de la Universidad de La Laguna. En el primero se concluye que los alumnos practicantes del ajedrez en horario extraescolar mejoraron más su inteligencia emocional que los de fútbol o baloncesto. En el segundo, que los alumnos de ajedrez educativo superaron en los mismos parámetros a quienes sólo jugaban al ajedrez. Ella no tiene dudas sobre por qué el ajedrez funciona tan bien como herramienta pedagógica: “Sentimos que los alumnos no sólo aprenden a pensar, sino que pueden crecer personal y socialmente, gracias a la versatilidad del ajedrez como herramienta educativa, y a que es un juego”.

Lo dice tras haberlo utilizado de múltiples maneras durante veinte años: “A veces hago que los alumnos jueguen partidas tumbados, o de pie o de rodillas o de espaldas al tablero, para trabajar la relación mente-cuerpo y para que aprendan a concentrarse en cualquier postura, aunque sea incómoda. Si veo que un grupo no está motivado, sustituyo las piezas por cromos de futbolistas, hasta que ellos mismos me piden jugar con las piezas de verdad”. En Ciencias Naturales utiliza distintos animales en lugar de reyes, damas, torres, alfiles, caballos o peones, de tal modo que cada alumno deba recordar en todo momento con qué pieza se asocia cada animal; además, se aprovecha ese contexto lúdico (aprender jugando, jugar aprendiendo) para hablar sobre esos animales.

Otro de los ejercicios de los alumnos de Lorena García para aprender a concentrarse y pensar en diversas posturas ampliar foto
Otro de los ejercicios de los alumnos de Lorena García para aprender a concentrarse y pensar en diversas posturas

La referencia indiscutible de la utilización interdisciplinar en Matemáticas es el argentino Juan Luis Jaureguiberry, cuyas conferencias dejan muy impresionados a los docentes porque demuestra que una gran parte de la geometría, la aritmética o el álgebra se puede explicar de forma muy amena y eficaz a través del ajedrez. Por ejemplo: “Los niños familiarizados con el ajedrez pueden dibujar un rectángulo torcido con un alfil en cinco segundos, uniendo cuatro diagonales. Y yo aprovecho entonces para enseñarles tres cosas. Los rectángulos pueden estar torcidos, aunque en la escuela, por desgracia, casi siempre se muestran derechos; por extensión, debemos tener en cuenta que todas las figuras geométricas pueden estar torcidas; y, lo más importante, tú no eres el centro del mundo y todo debe adaptarse a ti, sino que eres tú quien debe adaptarse a la realidad; por ejemplo, inclinando la cabeza para comprender que eso es un rectángulo”.

Los 1.500 años de historia documentada del ajedrez -con un papel esencial de España, donde el ajedrez moderno, con las reglas actuales, se inventó a finales del siglo XV- son una mina de recursos pedagógicos. Por ejemplo, si se empieza una clase sobre la Revolución Francesa hablando de Robespierre y Diderot, el alumnado estará menos atento que si el profesor arranca presentando a Philidor, el mejor ajedrecista de la época (además de músico eminente), que jugaba cinco partidas simultáneas con los ojos vendados (memorizando la posición de todas las piezas) en el Café de la Régence, de París, a finales del XVIII. Philidor escribió una frase redonda: “Los peones son el alma del ajedrez”, justo unos años antes de que los peones de la sociedad francesa conquistasen derechos y libertades que marcaron para siempre la historia de la humanidad.

Los alumnos trabajan así el espíritu de equipo, resolviendo problemas de ajedrez y memorizando las posiciones en grupo ampliar foto
Los alumnos trabajan así el espíritu de equipo, resolviendo problemas de ajedrez y memorizando las posiciones en grupo

El ICOT es el congreso de pensamiento más importante del mundo. Sus promotores, los grandes gurús de la educación innovadora de la Universidad de Harvard, han incluido el ajedrez educativo en el programa de la próxima edición (Miami, 2018) tras el éxito en la anterior (Bilbao, 2015), donde una de los ponentes fue la colombiana Adriana Salazar, cuyos métodos para Infantil (niños de dos a cinco años) se aplican desde hace dos decenios en colegios de gran prestigio, como el Montserrat de Barcelona. Obviamente, no se trata de que esos niños jueguen partidas (la inteligencia abstracta no suele desarrollarse antes de los seis años) sino de que gateen, caminen o corran por un tablero gigante como si fueran piezas de ajedrez. Los docentes aprovechan ese contexto para transmitirles los valores y habilidades esenciales a esa edad: seriación, clasificación, lateralidad, psicomotricidad, geometría elemental, atención, concentración, memoria, control del primer impulso, respeto por las normas y por el compañero, etc.

Este proyecto de Canarias es muy similar al aprobado hace unas semanas por la Junta de Andalucía. El Servicio de Innovación Educativa del Gobierno de Canarias subraya una idea que también forma parte del plan andaluz: no se pretende que los docentes sean expertos en ajedrez, sino que lo utilicen como una herramienta innovadora al servicio de su vocación didáctica y sus conocimientos profesionales.

En clase de Ciencias Naturales, cada pieza se asocia con un animal ampliar foto
En clase de Ciencias Naturales, cada pieza se asocia con un animal

La experiencia piloto del curso pasado en Tenerife implicó a 2.000 alumnos de diez centros y 70 docentes, que ahora aplicarán en el aula lo aprendido con un seguimiento y apoyo telemático. En paralelo, habrá una formación desde cero (ocho horas en dos tardes, además del posterior apoyo y asesoramiento, e intervenciones directas de la coordinadora en los centros; no hace falta saber nada de ajedrez previamente) para otros docentes de 41 centros públicos, distribuidos así: diez en Gran Canaria y Tenerife; cinco en Fuerteventura, Lanzarote y La Palma; tres en El Hierro y La Gomera.

Se hará un esfuerzo especial para implicar también a las familias de los alumnos. Tras su larga experiencia, Lorena García atribuye una gran importancia a ese factor: “Cuando los niños se llevan el ajedrez a casa y lo contagian, el éxito educativo se multiplica por mucho”.

Más información