Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda visitó 20 veces a los Messi antes de elevar el fraude a la Fiscalía

Los abogados del jugador denuncian irregularidades en la primera sesión del juicio por fraude fiscal

El abogado de Messi, Enrique Bacigalupo, a la derecha entrando a la Audiencia.

La Agencia Tributaria realizó un total de 20 visitas de inspección a Leo Messi para indagar el presunto fraude fiscal. Esas visitas sirvieron a Hacienda para conocer los detalles del contrato por el que el jugador del Barça simuló la cesión de sus derechos de imagen a una empresa de Belice. En la primera sesión del juicio contra el delantero argentino, que se celebra este martes en la Audiencia de Barcelona, los abogados han denunciado que Hacienda actuó de forma tramposa, porque ya en la segunda de esas visitas disponía de suficientes indicios como para denunciar el caso a la Fiscalía, algo que no hizo hasta 2013.

Durante esos dos años de inspecciones, Messi y sus asesores aportaron datos al organismo (están obligados a ello por ley) que les acabaron incriminando. De ahí que los abogados hayan denunciado que se ha vulnerado el derecho fundamental “a no declarar contra sí mismos” de Leo y su padre, Jorge Horacio Messi. El presidente del tribunal ha desestimado la cuestión previa y ha afirmado que, de existir “irregularidades” en la inspección, no influirían en el proceso penal.

Messi, ausente por lesión

El juicio ha arrancado esta mañana a las 10.30 horas –media hora más tarde de lo previsto- en medio de una gran expectación pese a la ausencia de los acusados. Al afrontar una pena inferior a los dos años, la ley les permite ausentarse. Leo y Jorge Horacio solo acudirán a la vista oral el jueves, cuando está previsto que declaren. Así lo han detallado hoy los abogados del jugador. “La intención de don Lionel era asistir al plenario, pero ha sufrido una lesión”, ha explicado el letrado Javier Sánchez-Vera, que ha aportado al tribunal un informe médico. “¿Tiene intención de comparecer el jueves?”, ha preguntado el presidente del tribunal. “Sí, señor”, ha respondido el letrado.

“El contrato fundamental” sobre el que pivota la causa judicial “ya estaba en posesión de la inspección desde 2011”, ha insistido el otro abogado de los Messi, el exmagistrado del Tribunal Supremo Enrique Bacigalupo. “La inspección ya tenía capacidad para apreciar la existencia de delito. Debería haber elevado paralizado las actuaciones y remitirlas a la Fiscalía”, sintetizó. Al no hacerlo, dejó a los Messi en estado de “confusión” y les obligó a aportar documentación.

El contrato en cuestión fue firmado en marzo de 2005 por Jorge Horacio Messi –“Don Jorge”, en palabras de sus abogados- ya que la estrella del Barça era menor de edad. El jugador –“Don Lionel”, le llaman los letrados- cedió sus derechos de imagen a Sports Consultant, una empresa ubicada en el paraíso fiscal de Belice.

Las defensas han expuesto la vulneración de derechos como “cuestión previa” al juicio. La fiscal del caso, Raquel Amado, se ha opuesto a ese planteamiento porque el contrato de 2005 “fue solo el punto de partida de la estrategia defraudatoria”. El abogado del Estado, por su parte, también la ha rechazado: “A nadie le gusta tener que dar esta documentación que va a ir en su contra, pero está prevista en la ley”.

Pese a coincidir en ese punto, las dos acusaciones mantienen posiciones diferenciadas en el caso Messi. La Abogacía del Estado –que defiende los intereses de Hacienda- acusa a padre e hijo y pide para cada uno de ellos una pena algo inferior a los dos años (22 meses y 15 días). La institución considera que Messi, como obligado tributario, era “consciente” de sus ingresos y de que eludió el pago de 4,1 millones del impuesto de IRPF. La Fiscalía, por su parte, solo acusa al padre (le pide un año y medio de cárcel), ya que considera que montó por su cuenta la estructura societaria sin que su hijo la consintiera o la conociera.

La Fiscalía llegó al a conclusión de que Messi no debe responder penalmente por ello tras oírle declarar en 2013: “De la plata se ocupa mi papá”, dijo Lionel. Este jueves volverá a alegar esa ignorancia para salir airoso del juicio. “Messi no sabía lo que firmaba”, ha dicho Bacigalupo a la entrada de la vista. Preguntado por su estrategia de defensa, el exmagistrado se ha permitido un símil futbolístico: “La estrategia es al contragolpe”.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información