Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última batalla de Platini para presidir su Eurocopa

El dirigente francés comparece ante el TAS para intentar que le levanten la suspensión de seis años que pesa sobre él

Michel Platini a su llegada al TAS.
Michel Platini a su llegada al TAS. AFP

Michel Platini se juega la última carta para presidir su Eurocopa. El suspendido presidente de la UEFA ha comparecido este viernes ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS en sus siglas convencionales) en Lausana, Suiza. Ha reclamado el levantamiento de la sanción de seis años que pesa sobre él y que le impide por lo tanto contribuir a la preparación final de un torneo que él mismo diseñó tras otorgarle su organización a Francia, su país.

Platini está en el ojo del huracán después de que la FIFA decidiera a finales del año pasado apartarle de su cargo por sospechar que había cobrado, de manera ilegal durante su mandato, un cheque de dos millones de francos suizos (1,8 millones de euros) firmado por Sepp Blatter, el expresidente de la FIFA.

Matthieu Reeb, el secretario general del TAS, ha asegurado este viernes ante los medios de comunicación que se dará a conocer la decisión sobre si se le absuelven o si se le mantienen la sanción a Platini antes del inicio de la Eurocopa, el próximo 10 de junio. El cuestionado dirigente francés se mostró optimista antes de declarar ante los tres jueces: “Estoy bien. Hoy es el inicio del partido, de un nuevo partido, es una final y todos estamos en la misma línea de salida. Vamos a ganar”, declaró con énfasis.

Villar, testigo

Platini llegó a la localidad suiza acompañado de sus dos abogados, Thibaud d’Alès e Yves Werlhi y de su asesor jurídico, Thomas Clay, así como de cinco testigos que él mismo eligió para defenderle ante la alta jurisdicción deportiva. Entre ellos estaba Ángel María Villar, el actual presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Villar es el presidente en funciones de la UEFA desde que Platini se quedara fuera de la vida de la institución en septiembre pasado. Antes era vicepresidente de la organización y se le considera el brazo derecho del francés.

Otro de los testigos relevantes fue Sepp Blatter. El propio expresidente de la FIFA compareció ante los jueces a petición del comité de ética de la organización que rige el fútbol mundial, que denunció a Platini por “abuso de confianza”, “conflicto de interés” y “gestión desleal”. “Hoy he comparecido para ayudar a encontrar una solución a este problema que nos preocupa a todos desde hace mucho tiempo”, dijo el exdirigente suizo que todavía espera una fecha para defenderse ante el TAS de las acusaciones de corrupción que pesan sobre él en un juicio distinto.

Blatter es el mayor enemigo de Platini desde que rechazara que el francés se convirtiera en su digno sucesor en lo más alto del organigrama de la FIFA, rompiendo así un pacto secreto que unía a los dos políticos desde que trabajaron juntos en la organización del Mundial del 98 en Francia; el exfutbolista era entonces su consejero. De hecho, Platini tuvo que renunciar a presentar su candidatura, que recayó finalmente sobre Gianni Infantino, el ex secretario general de la UEFA, para presidir la FIFA en las elecciones del pasado mes de febrero.

Ahora, el antiguo número 10 del equipo de Francia, con el que conquistó la Eurocopa del 1984, que también se disputó entonces en Francia, tendrá que esperar el dictamen del TAS para soñar con entregar el trofeo al equipo vencedor del torneo el próximo 10 de julio en París. Un torneo al que dio un nuevo impulso tras renovar su fórmula de competición, con 24 selecciones participantes en vez de los 16 habituales. 

En caso de que el TAS le mantenga la sanción, Platini todavía tendría la posibilidad de recurrir ante la justicia civil - en este caso el tribunal federal de Berna - pero ya le sería tarde para asociar su nombre a la Eurocopa de Francia debido al lanzamiento de una nueva investigación judicial sobre el caso disciplinario que le enfrenta a la FIFA. El próximo congreso de la UEFA, previsto para el próximo martes en Budapest, podría acabar con el nombramiento de su sucesor a cinco semanas del inicio de la Eurocopa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información