Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pelé considera “normal” la muerte de un operario del Mundial

El exjugador brasileño cree que los fallecimientos de operarios "son cosas de la vida, nada que asuste"

Pelé, en un acto promocional. Ampliar foto
Pelé, en un acto promocional. WireImage

Edson Arantes do Nascimento, Pelé, considera “normal” la reciente muerte de un obrero en las obras del estadio Arena Corinthians, la sede del partido inaugural del Mundial, entre Brasil y Croacia. “El accidente es normal, son cosas de la vida, puede suceder. Fue un accidente. No creo que asuste”, dijo Pelé, para quien es más preocupante el estado de los aeropuertos de cara al campeonato, que arranca el 12 de junio.

“La manera en la que se está administrando la entrada y salida de turistas en los aeropuertos de Brasil... eso sí que es preocupante”, comentó Pelé en un acto promocional. “Pasé por varios países y la preocupación es grande. Nadie entiende por qué no tenemos más entradas al país. Lo que también llamó la atención fue el problema que hubo en Río en las pacificaciones de las favelas, con asaltos y muertes. Los extranjeros quieren saber si va a haber peligro”, agregó.

De las ocho muertes, tres se han producido en el estadio que acogerá el partido inaugural, el 12 de junio

Pelé ya había sido objeto de críticas el año pasado, cuando pidió a los brasileños que detuviesen las protestas sociales que nacieron en junio, coincidiendo con la Copa Confederaciones. Los gastos de las obras en los estadios, los más caros de los últimos torneos, es uno de los motivos de queja.

Fabio Hamilton da Cruz es la octava víctima mortal en las obras de remodelación en los estadios del Mundial. Da Cruz, de 23 años, cayó de una de las estructuras de las gradas provisionales el pasado 29 de marzo. Al día siguiente, representantes del Ministerio de Trabajo comprobaron que en la obra había riesgos para los operarios. De las ocho muertes, tres se han producido en la sede del estadio que acogerá el partido inaugural. El retraso en los preparativos, que recibió críticas por parte de la FIFA, hizo que el ritmo de las obras se acelerase.

El exjugador también cuestionó la organización de los grandes eventos, como la Copa Confederaciones de 2013, el Mundial y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. "Son tres eventos en los que Brasil podría crecer como país. La Copa Confederaciones ya fue medio complicada, pero, gracias a Dios, Brasil fue campeón. Si no, hubiera podido dar problemas. Tengo la seguridad de que el gran error de nuestro país, del Gobierno, fue olvidar que el Mundial y los Olímpicos podrían abrir las puertas a los turistas", concluyó.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.