Blogs / Cultura
Del tirador a la ciudad
Coordinado por Anatxu Zabalbeascoa

De fábrica de coches a espacio verde y nuevo espacio para el Teatro de la Scala de Milán

Los españoles Pablo Oriol y Fernando Rodríguez firman junto al estudio Walk y SD Partners un proyecto que aúna tecnología, cultura y paisaje para regenerar una zona urbana degradada en pulmón de la ciudad

Vista general del macroproyecto convertido en símbolo de la renovación urbana de Milán.
Vista general del macroproyecto convertido en símbolo de la renovación urbana de Milán.frpo

Este es un proyecto urbano singular. El proyecto Magnifica Fabbrica conseguirá transformar la nostalgia en futuro. En el Palazzo di Cristallo de la ciudad se producían las icónicas lambrettas, aquellas motocicletas contaminaban las calles al tiempo que construían la floreciente industria y la moderna identidad italiana. Hoy, la antigua factoría forma parte del parque de la Lambretta. Los españoles Pablo Oriol y Fernando Rodríguez, junto a los arquitectos del estudio Walk y SD Partners, han ganado el concurso, convocado por el Ayuntamiento de Milán, para convertir ese espacio en una reserva natural: una Fábrica Verde de Biodiversidad.

Los tres estudios de arquitectura han ganado un concurso abierto y anónimo al que se presentaron 59 despachos internacionales. Lo han logrado con un proyecto que escapa cualquier definición. Se trata de un edificio, claro, pero de 66.450 metros cuadrados y, a la vez, de un parque, de casi 100.000 metros cuadrados. Ambos formarán un nuevo centro cultural de producción artística, abierto al público, que concentrará en una única nave-ciudad el diseño de escenografías, almacenes, ensayos y un museo con la historia del Teatro de la Scala de Milán. La intervención ampliará el ya existente parque de la Lambretta, en el distrito de Lambrate. Y construirá un pulmón donde antes se fabricaban coches.

Acceso a los Jardines del Auga.
Acceso a los Jardines del Auga.frpo

La voluntad urbanística es la regeneración –transformar edificios de la industria del automóvil en productores de industria cultural y zonas verdes-. Por eso en una zona urbana degradada, descuidada e incluso abandonada se busca obtener un pulmón. La Magnifica Fabbrica lo será. ¿Cómo? Los arquitectos describen su proyecto de reconversión del Palazzo di Cristallo como la transformación de un “testimonio monumental de la arqueología industrial milanesa, la antigua fábrica de automóviles Innocenti, en un parque circular del ciclo del agua inspirado en los elementos tradicionales del patrimonio agrícola milanés: canales, acequias, prados, caminos peatonales e hileras de árboles”. El agua será, efectivamente, el nexo entre el parque y la nueva Magnifica Fabbrica a través de los Jardines del Agua y de la “arqueología del Palazzo di Cristallo”. Pero además, el ingente edificio de la Magnifica Fabbrica rendirá tributo con su transparencia al lugar sin descuidar el medio ambiente. La gran nave será un inmueble ZEB (Zero Energy Building). Energéticamente, funcionará con un sistema fotovoltaico ubicado sobre la cubierta translúcida y con un sistema geotérmico que contribuirá a la depuración de las aguas subterráneas, produciendo más energía de la que consumirá.

Interior de la Magnifica Fabbrica.
Interior de la Magnifica Fabbrica.frpo

Más allá de la sutileza de un inmueble ingente y, sin embargo, translúcido, más allá del cuidado ambiental y la recuperación de la histórica relación de Milán con el agua, los arquitectos están convencidos de haber ganado el concurso por la necesidad imperiosa de conseguir un edificio sostenible. Esa es la urgencia. El resto es diseño. Conseguir logros tan ingentes con formas tan ligeras es gran arquitectura.

Vista del interior del Palazzo di Cristallo –donde se producían lambrettas- recuperada en el Parco della Lambretta.
Vista del interior del Palazzo di Cristallo –donde se producían lambrettas- recuperada en el Parco della Lambretta.frpo


Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS