_
_
_
_

Muere Robert Blake, el polémico actor de ‘Baretta’ y ‘A sangre fría’, a los 89 años

El intérprete fue llevado a juicio por el asesinato de su esposa y declarado inocente en el proceso penal en 2002, aunque terminó condenado por la vía civil a una indemnización millonaria a la familia

Luis Pablo Beauregard
El actor Robert Blake, en noviembre de 2005, mientras era juzgado por el homicidio de su esposa.
El actor Robert Blake, en noviembre de 2005, mientras era juzgado por el homicidio de su esposa.Michael Tweed (REUTERS)

El actor Robert Blake, estrella de la serie de detectives Baretta y de la adaptación cinematográfica de 1967 del clásico de Truman Capote, A sangre fría, ha fallecido este jueves a los 89 años en su residencia de Los Ángeles por un problema cardiaco. Además de su trayectoria en cine y televisión, el intérprete ocupó los titulares de prensa durante años también por el juicio que afrontó en 2002, acusado de asesinar a su esposa, Bonnie Lee Bakley. Fue declarado inocente por la vía penal, aunque la demanda civil sí prosperó y le condenó a pagar una indemnización de 14 millones de euros a la familia. El caso resultó además una losa suficientemente pesada para acabar con su carrera.

Blake, quien nació en Nueva Jersey en 1933 como Michael James Vijencio Gubitosi, comenzó a actuar desde muy joven. Su padre lo llevaba a bailar a un parque para obtener algunas monedas con apenas dos años. Poco después, la familia se mudó a Hollywood, donde el patriarca esperaba que el niño siguiera los pasos de Shirley Temple. A los cinco, Blake apareció en La pandilla (Our Gang), un clásico de la comedia en Estados Unidos. Hizo unos 70 cortos de la serie. También tuvo un pequeño papel en El Tesoro de la Sierra Madre, célebre filme de Hollywood interpretado por Humphrey Bogart y donde el actor hizo del niño mexicano que vende el boleto de lotería que mueve la trama.

El arranque tempranero hizo que su carrera tuviera cientos de créditos en películas y series de televisión. Su papel más recordado es uno de la caja chica. Fue Baretta, una serie de los setenta en la que interpretaba a un detective de la policía que tenía a una cacatúa como mascota. El papel lo hizo ganador del Emmy en 1975 y del Globo de Oro al año siguiente. La serie fue cancelada en 1978.

La extraña muerte de Bakley, a los 44 años, marcó un antes y un después en la vida de Blake. Llevaba casado solo seis meses con ella cuando ocurrió el suceso. Ambos se conocieron en 1999 en un club nocturno. Tuvieron sexo en el coche de él. Ella quedó embarazada meses después y el actor accedió a casarse con ella después de que un test de ADN confirmara que él era el padre de la niña, llamada Rose. La unión bajo la fuerza no fue tersa. Bakley se mudó a la casa del artista, donde ocupó una habitación separada de la residencia principal.

Bonnie Lee Bakley murió en mayo de 2001 después de desangrarse dentro de un automóvil. La mujer de 44 años había recibido dos impactos de bala mientras estaba sentada en el vehículo a unos metros del restaurante Vitello’s en Studio City, Los Ángeles. El crimen proyectó durante años una larga sombra sobre la carrera de Blake, quien fue llevado a juicio por el asesinato y sobre quien pesaba la cadena perpetua.

El proceso se llevó a cabo durante tres meses de 2005. En ese periodo salieron a la luz detalles de la compleja personalidad de Blake, conocido por su trato difícil dentro de la industria. Consumía mucho alcohol y drogas y no mostraba temor en iniciar peleas con productores y los actores con los que compartía reparto. Esto lo dejó sin trabajo por largas temporadas. Suplía esas ausencias con apariciones en los talk shows nocturnos, especialmente el de Johnny Carson, donde era muy recurrido por sus opiniones a contracorriente. Blake conoció a Lee Bakley en un periodo donde le gustaba merodear por clubes de jazz para conocer mujeres, a quienes después invitaba a tener sexo en la parte posterior de su camioneta.

Robert Blake aparece en una de las escenas de su popular serie televisiva 'Baretta'.
Robert Blake aparece en una de las escenas de su popular serie televisiva 'Baretta'.- (AFP)

Aquel proceso penal reveló también mucho de la impopular víctima. Lee Bakley era una cazadora de celebridades. En el momento de conocer a Blake también mantenía una relación con el hijo mayor de Marlon Brando (por eso se realizó la prueba de paternidad). Tenía antecedentes penales por fraude y había estado casada en nueve ocasiones antes de enlazarse con el actor. Un viudo de Montana la demandó porque se esfumó a las pocas horas después de casarse con ella. Testigos aseguraron que para tener un poco de dinero vendía fotografías de desnudos suyos que enviaba por correspondencia a hombres solitarios.

Sondra Kerr, la primera esposa de Blake, con quien estuvo casada 22 años, declaró en el juicio que una vez se encontró a su ex dentro de un restaurante, donde lo felicitó por su nuevo matrimonio. “Me empujó contra la pared y me dijo: ‘El matrimonio es una ilusión. El bebé es real, pero mi matrimonio no’”, aseguró mientras torcía la muñeca a la madre de sus dos primeros hijos, Delinah y Noah. Otros testigos indicaron que se había referido a Bakley como “una cerda”.

Blake hizo evidentes gestos de alivio después de escuchar que lo declaraban no culpable, en marzo de 2005. El jurado consideró que la fiscalía no había probado la acusación, incluso a pesar de conocerse escabrosos detalles. Uno de ellos dejaba constancia de que Blake no estuvo junto a su mujer a la hora de su muerte porque había vuelto al restaurante a recoger una pistola que había olvidado en la mesa donde acababan de cenar. Los forenses declararon que no era el arma homicida. Esta se encontró en un basurero cerca de Vitello’s. La pistola que acabó con la vida de la víctima era de la Segunda Guerra Mundial y Blake era coleccionista de armas. Un par de actores dedicados a ser dobles de escenas peligrosas también testificaron que Blake había mostrado interés en contratarlos para eliminar a su mujer.

Meses después de ser absuelto, Blake fue declarado culpable de homicidio involuntario en un juicio civil iniciado por la familia de Lee Bakley, que obtuvo una remuneración de 30 millones de dólares. El monto fue después rebajado a la mitad, tras un recurso del actor, porque se demostró que Bakley se había mantenido durante años gracias a ingresos de todo tipo de actividades ilegales. Después de su juicio, Blake dijo a la cadena CNN que había nacido “solo”, vivió solo y moriría solo. Su muerte fue confirmada este jueves por una sobrina suya. Y su oscura personalidad queda reflejada a la perfección en el que fue su último papel en pantalla. Lo hizo para Lost Highway, la película de David Lynch de 1997. Blake interpreta a un ominoso personaje que incomoda al espectador cada vez que aparece frente a la cámara.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_