El Consejo de Ministros aprueba la compra del Archivo Lafuente por casi 30 millones de euros

El fondo, considerado uno de los más importantes del mundo, permanecerá en Cantabria, en una subsede del Reina Sofía que abrirá en Santander

Un espacio de la sede del Archivo Lafuente, con el traje de motorista de Alberto García Alix colgado a la derecha.
Un espacio de la sede del Archivo Lafuente, con el traje de motorista de Alberto García Alix colgado a la derecha.Álex Iturralde

El Consejo de Ministros ha acordado este martes la compra de la colección Archivo Lafuente, un fondo documental formado por 130.000 elementos desde finales de 1800 hasta 1989 y considerado clave para entender las vanguardias artísticas del siglo XX, además de gran parte de la cultura y el arte contemporáneo español, hispanoamericano, europeo y universal. Tras la adquisición, por un precio de 29,795 millones de euros que se abonará en 11 anualidades (hasta 2032), entrará a formar parte de los fondos del Museo Nacional de Arte Reina Sofía. Las piezas permanecerán en Cantabria, aunque se mudarán de casa: pasarán de Heras, a 15 kilómetros de Santander, a un centro adscrito al museo en la capital cántabra. Las obras de esta subsede específica del Reina Sofía ya se están realizando, a cargo del Ayuntamiento de la ciudad, en la antigua sede del Banco de España.

Es un archivo de archivos, una colección de colecciones de arte contemporáneo especializada en historia del arte del siglo XX en América Latina, Estados Unidos y Europa, con un énfasis particular en España”, destaca el Ministerio de Cultura y Deporte en un comunicado. La colección, que pertenecía al empresario José Maria Lafuente, contiene obras en todo tipo de formatos: fotografías, cartas, manuscritos, manifiestos, libros, cómics, revistas, periódicos, carteles, dibujos, estampas o arte gráfico, obras de arte… “También otro tipo de materiales y formatos no tan habituales como pueden ser libros de artista, fotolibros, proyectos impresos y/o manuscritos de obras conceptuales, documentación de performances, acciones y artes en vivo, libros-objeto, revistas ensambladas, fanzines, borradores y maquetas de diseño gráfico, piezas de arte correo, obras de poesía/literatura experimental, y originales de cómic”, agrega la nota de Cultura.

La Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico ya valoró favorablemente el pasado 16 de marzo la posible compra, de ahí que la compra ya estuviera “hecha”, como afirmó entonces el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, y solo faltaran los últimos detalles. Entre otros, por ejemplo, conocer el precio. El fondo había ido recibiendo ofertas de otras importantes instituciones artísticas. Finalmente, se tratará de la mayor adquisición en número de obras y documentos desde que se creó el Reina Sofía, lo que pone su archivo a la altura de los del Centro Pompidou de París y el MoMA de Nueva York, según afirmaban fuentes del museo español a EL PAÍS en marzo.

Cubierta e interior de 'Der Blaue Reiter' (1912), de Vasili Kandinsky.
Cubierta e interior de 'Der Blaue Reiter' (1912), de Vasili Kandinsky.Jorge Fernández

Futurismo, dadaísmo y surrealismo o vanguardias rusas y producción artística soviética son algunas de las áreas en las que el Archivo Lafuente ofrece una de las panorámicas más completas del mundo. Tanto que Cultura destaca que se le considera “tan solo comparable con dos de las colecciones privadas más importantes de Estados Unidos y Europa: la Merrill C. Berman Collection y la colección de Edigio Marzona”. El fondo también contiene piezas únicas de creadores como Sol LeWitt, Ulises Carrión. Ray Johnson, Gianni Bertini, José Luis Castillejo, Henri Chopin, Edgardo Antonio Vigo, George Maciunas o Marcel Broodthaers. Otras temáticas representadas son “la revolución tipográfica de principios del siglo XX y en las redes de producción artística de la segunda mitad del siglo XX: escritura y poesía experimental (en el sentido más amplio del término), publicaciones de artista y arte correo”.

'People I´ve met - Serie In Alphabetical Order' (1978), de Ulises Carrión.
'People I´ve met - Serie In Alphabetical Order' (1978), de Ulises Carrión.Ulises Carrión

“Si tuviéramos que pagar lo que valen esas piezas, no habría dinero en los Presupuestos Generales del Estado”, declaró Iceta en marzo. “Comprar determinada obra es posible con dinero, pero el arte y la documentación efímera que explican cómo un creador ha llegado a concebir aquella obra es también capital para construir después la historiografía. Aquí creemos que lo importante no es solo la obra como tal, sino el contexto en que se produce”, recordaba Lafuente ese mismo mes en una entrevista con este diario. “Es un archivo privado con vocación pública. Y ha llegado ya la hora del traspaso a manos del Estado. Este es el momento”, agregó. El empresario, que procedía de una familia que nada tenía que ver con el arte, empezó en los años noventa a acumular su colección. Y, en 2002, creó el archivo. Justo dos décadas después, su tesoro pasa al Estado.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS