Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Reina Sofía y el Archivo Lafuente resucitan su asociación en Santander

El museo, el empresario, el ministerio y el Ayuntamiento firman este miércoles el acuerdo para abrir un Centro Asociado en el antiguo Banco de España, que costará 10 millones de euros

Antigua sede del Banco de España, en Santander. El edificio albergará el Archivo Lafuente.
Antigua sede del Banco de España, en Santander. El edificio albergará el Archivo Lafuente.

La primera salida física del Museo Nacional Reina Sofía fuera de Madrid ya tiene su fórmula. No será una subsede ni una franquicia, sino un centro asociado con el Archivo Lafuente que se instalará en Santander, en la antigua sede del Banco de España, una vez rehabilitado el edificio de planta noble hoy en desuso. El acuerdo de colaboración entre las partes se firmará este miércoles y el propósito es poner en marcha definitivamente un proyecto que debería abrir sus puertas en 2021, según las previsiones, tras varios años de retrasos. Se llamará Centro Asociado Museo Reina Sofía-Archivo Lafuente y exhibirá obras, pero sobre todo documentos, desde las vanguardias europeas de principios del siglo XX hasta los años ochenta.

El desembarco en la ciudad cántabra del museo se hará cerca del frente marítimo donde fondea el Centro Botín, y adonde mirará el futuro Museo del Banco de Santander. Y obedece a la confluencia de intereses entre su materia de estudio, conservación y exhibición y la colección privada que ha ido reuniendo el empresario José María Lafuente desde principios del siglo XXI.

El director del Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, explica la importancia de los fondos: “Los archivos en el arte moderno y contemporáneo son fundamentales porque contextualizan y explican momentos históricos a través de documentos. Una parte de ese arte tiene que ver con las partituras, los libros, la dimensión textual, como el dadaísmo, el futurismo, la poesía concreta... José María tuvo la inteligencia de coleccionar cuando su precio aún era accesible. Tiene fondos muy importantes de autores como Ulises Carrión, Sol LeWitt, Fernando Millán, José Luis Castillejo, de las vanguardias históricas...”. El valor de la colección, que incluye pinturas, dibujos, obra gráfica, fotografías, libros, revistas o cartas, supera los 15 millones de euros.

Lafuente añade que tal vez la mayor singularidad de su colección “es todo lo que hay de América Latina, porque a eso, en su momento, no se le dio importancia y nosotros trazamos un plan de recopilación. En el futuro constituirá la mayor singularidad internacional”. El coleccionista y empresario quesero recuerda que hace dos años llegó a un acuerdo con el Reina en virtud del cual “puede disponer de todo el archivo con carácter preferente”, mientras se desarrollan también proyectos independientes. Además, “el Reina tiene una opción de compra en exclusiva en 10 años”.

'Collage', de Kirill Mikhailovich. ampliar foto
'Collage', de Kirill Mikhailovich.

Exposición permanente

El Centro Asociado lo liderará el Reina Sofía y se expondrán obras tanto del museo como del Archivo Lafuente. El propósito es organizar una exposición permanente que se cambiará cada año y medio o dos años, además de una muestra temporal al año. También se podrá acceder a la documentación para su investigación y se ofrecerán actividades formativas. Hoy, solo los investigadores pueden acceder a la colección en un espacio acondicionado en una de las fábricas del industrial en Cantabria, si bien los fondos itineran con frecuencia en diversas exposiciones (como la actual de fotografía rusa en el Círculo de Bellas Artes).

“La idea es consolidar una relación y crear una institución de carácter público con el tiempo. La unión entre el Archivo y el Reina tiene una voluntad de permanencia y continuidad”, apunta Borja-Villel. “El Reina no está abriendo una franquicia ni una sede en Santander, sino que va al encuentro con un archivo que está en Santander. La franquicia va en una dirección, tiene algo de neocolonial. Un centro asociado va en las dos direcciones en una relación de igualdad”.

El proyecto se empezó a fraguar con el santanderino José María Lassalle como secretario de Estado de Cultura, e Íñigo de la Serna (también del PP) en la alcaldía. Hoy, la alcaldesa de Santander (PP), Gema Igual, asegura que el Ayuntamiento “lleva mucho tiempo poniendo toda la carne en el asador, saltando muchos obstáculos, sobre todo cuando se descolgó el Gobierno de Cantabria. Ya estaba encarrilado con el anterior ministro pero el actual [José Guirao] ha sido muy sensible”. El municipio costeará los 10 millones de euros de la rehabilitación y adecuación del Banco de España, así como el mantenimiento. No cierra las puertas a una posterior incorporación al proyecto del Ejecutivo autonómico, presidido por el regionalista Miguel Ángel Revilla, que gobierna con el apoyo del PSOE.

Guirao destaca que el acuerdo es una “alegría” para su departamento, para Santander y para España, porque el de Lafuente “es uno de los grandes archivos a nivel internacional en manos privadas y, sumado al del Reina, conformarán uno de los primeros archivos documentales dentro del mundo del arte moderno y contemporáneo”. Además, “el archivo corría el riesgo entre comillas de ir a una institución internacional dado su interés y hay que agradecer que se quede en Santander”.

Un nuevo triángulo del arte

La apertura del Centro Asociado Museo Reina Sofía-Archivo Lafuente, previsiblemente en 2021 o 2022, creará un nuevo triángulo del arte en España, en este caso frente al mar. A escasos metros de la antigua sede del Banco de España se sitúa el Centro Botín, de Renzo Piano, y unos metros más atrás, en el paseo de Pereda, la actual sede social del Banco de Santander se convertirá en la Casa Museo del Banco de Santander, tras la intervención valorada en 40 millones de euros del arquitecto David Chipperfield.

El coleccionista José María Lafuente incide en la importancia de descentralizar los polos de atracción del arte en España. Esta apuesta, sumada a la posible ampliación del Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, reforzará el eje Bilbao-Santander como destino cultural. Con 173.000 habitantes, la ciudad cuenta con una consolidada oferta que incluye la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, un festival internacional de música y una buena red de librerías y galerías de arte.