El Museo Diocesano de San Sebastián muestra 16 esculturas de Oteiza que no corresponden al artista vasco

La fundación del escultor vasco niega la autenticidad de las obras que se le atribuyen

Muestra de las obras que se atribuyen a Jorge Oteiza en el Museo Diocesano de San Sebastián.
Muestra de las obras que se atribuyen a Jorge Oteiza en el Museo Diocesano de San Sebastián.Javier Hernández

Las 16 esculturas que conforman la exposición Oteiza en Argentina, que se exhiben en el Museo Diocesano de San Sebastián, no son obras del artista vasco. La Fundación Oteiza ha comunicado este miércoles que ha realizado un “análisis exhaustivo” de estas piezas y ha podido concluir que hay “datos suficientes” para determinar que la autoría de las mismas “no corresponde a Jorge Oteiza”. La dirección del museo religioso, dependiente de la Diócesis donostiarra, presentó el pasado 15 de junio la colección como una muestra “inédita” que contiene los “trabajos más desconocidos” del autor guipuzcoano (1908-2003) durante su exilio en Latinoamérica entre 1935 y 1948. El museo diocesano no ha querido responder hoy a las dudas sobre la autenticidad de las esculturas atribuidas a Oteiza.

La Fundación Museo Jorge Oteiza ha aclarado que no ha recibido “información previa y detallada” del proyecto expositivo Oteiza en Argentina y que tuvo conocimiento de la muestra del Museo Diocesano “por los medios de comunicación” tras su presentación pública. La entidad radicada en Altzuza (Navarra), encargada de la difusión del legado de Jorge Oteiza, uno de los escultores fundamentales en la evolución del arte del siglo XX, asegura que las obras de la polémica exposición “no figuran en el Catálogo razonado de la obra escultórica de Jorge Oteiza”, editado por la Fundación y realizado por el escultor Txomin Badiola.

Cartel que anuncia la exposición con obras de Oteiza en el Museo Diocesano de San Sebastián.
Cartel que anuncia la exposición con obras de Oteiza en el Museo Diocesano de San Sebastián.D'Museoa

El archivo de la Fundación Oteiza, añade esta entidad en su comunicado, no tiene constancia de la existencia de referencias documentales, ni imágenes ni textos, relacionadas con las obras que se muestran en la exposición. El museo dedicado al autor alberga una colección compuesta por 1.650 esculturas, 2.000 piezas de su laboratorio experimental, además de una extensa presencia de dibujos y collages.

En la inauguración de Oteiza en Argentina, el director del museo diocesano donostiarra, Edorta Kortadi, afirmó que existe poca documentación sobre las 16 esculturas que se exponen ahora: “Desconocemos títulos, dataciones, fecha de las compras y lugares de las mismas, pero poseemos la total garantía y certeza de la persona y la familia de donde proceden”. Y añadió, según recoge en la crónica de aquel día El Diario Vasco, que “tras un análisis comparativo con las obras documentadas en el catálogo razonado de Badiola podemos atrevernos a realizar algunas descripciones, dataciones y apreciaciones de algunas de estas obras”.

La familia de Jorge Oteiza tuvo conocimiento de la exposición dedicada al escultor “por la prensa” el día 16 de junio, asegura el representante legal de Pilar Oteiza, heredera universal y única detentadora de los derechos del artista vasco. Esta persona visitó la exposición ese mismo día, comprobó que se estaba cobrando una entrada al público y, ante las sospechas de que la obra no es auténtica, requirió a la dirección del Museo Diocesano donostiarra la información que poseía sobre las obras que se estaban exhibiendo. “La contestación que recibimos fue que ‘las obras son de Oteiza’, no hubo más explicaciones”, explica el portavoz de la familia a este diario. El museo que ha montado la exposición tampoco quiso dar información sobre el propietario de las 16 esculturas atribuidas al escultor porque “quiere mantenerse en el anonimato”. Ante esta situación, Pilar Oteiza puso los hechos en conocimiento de la Brigada Central de Patrimonio Histórico y solicitó a la policía que actuase ante la posibilidad de que las obras sean falsas.

La Fundación Oteiza sostiene que no hay datos suficientes para atribuir esas esculturas a la etapa de Oteiza en Argentina, Bolivia, Colombia y Chile a comienzos del siglo pasado. El museo que las expone aseguró en la presentación que “nunca se habían trasladado fuera del país sudamericano” y que su envío a San Sebastián fue posible gracias a un marchante navarro especializado en obras de autores vascos realizadas en América y que se hizo con ellas tras fallecer el coleccionista argentino que las poseía. La exposición de estas discutidas obras de Oteiza está programada hasta el próximo 2 de octubre.

Entrada al Museo Diocesano de San Sebastián, donde se muestran 16 esculturas atribuidas a Oteiza.
Entrada al Museo Diocesano de San Sebastián, donde se muestran 16 esculturas atribuidas a Oteiza.Javier Hernández
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Mikel Ormazabal

Corresponsal de EL PAÍS en el País Vasco, tarea que viene desempeñando durante los últimos 25 años. Se ocupa de la información sobre la actualidad política, económica y cultural vasca. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Navarra en 1988. Comenzó su carrera profesional en Radiocadena Española y el diario Deia. Vive en San Sebastián.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS