Los 15 discos de pop y rock que hay que escuchar hoy (junio 2022)

La única lista donde te puedes encontrar a Arcade Fire, Bad Bunny y Rocío Márquez

La estadounidense Lzzy Hale, del grupo Halestorm, actuando en diciembre de 2021 en Detroit.
La estadounidense Lzzy Hale, del grupo Halestorm, actuando en diciembre de 2021 en Detroit.Scott Legato (Getty Images)

Estamos en la temporada alta de lanzamientos discográficos. De los muchos que se publican estos días hemos seleccionado 15 (serían 16 porque Manolo García edita dos) que nos parecen altamente recomendables, siempre apostando por la variedad: hay rock duro, folk, reguetón, indie-rock o hip hop. Y rock and roll clásico, el más clásico de todos: la recuperación de un concierto histórico de los Rolling Stones de 1977 y para solo 300 personas.

- Florence + The Machine, ‘Dance Fever’

¿Quiénes son? La banda de la londinense Florence Welch, 35 años, afrontando ya su quinto disco.

¿Es tan bueno Dance Fever? Una de las cualidades de los discos de Florence + The Machine es que mantienen un elevado tono artístico sin renunciar a la accesibilidad. Es pop, teñido de folk en el concepto más campestre que musical, para cualquier oído. Básicamente, porque la voz de Welch es cautivadora y porque son canciones que buscan la belleza y no la rareza gratuita, como funcionan algunos músicos de su generación.

- Arcade Fire, ‘We’

¿Quiénes son? Aquel grupo canadiense que nos deslumbró con Funeral en 2004 y que se ha consolidado como uno de los grandes referentes del indie-rock, aunque nunca han superado su debut. Sigue comandado por la pareja (con un hijo de nueve años) formada por Win Butler y Régine Chassagne.

¿Es tan bueno We? Arcade Fire han acabado haciendo del pastiche su fórmula para crear. Nos lo creemos y nos gusta. We resulta un disco emocionante a pesar de chuparle la sangre a Depeche Mode, Talking Heads, Radiohead o John Lennon. O quizá por eso. Desde luego tiene mucho mérito lo que consiguen los canadienses.

- Kendrick Lamar, ‘Mr. Morale & The Big Steppers’

¿Quién es? El rey del hip hop actual. Kendrick Lamar nació en California hace 34 años y este es su primer disco en un lustro.

¿Es tan bueno Mr. Morale & The Big Steppers? Es tan bueno como complejo. Una hora y 20 minutos, 19 canciones y colaboraciones de Beth Gibbons (Portishead), Summer Walker, Sampha, Baby Keem… Ayuda mucho a valorar este disco saber interpretar las letras, donde Lamar analiza la paternidad (tiene dos hijos), la cultura de la cancelación, la moralidad en tiempos modernos o las relaciones tóxicas de pareja en la brutal We Cry Together, que comparte con la actriz Taylour Paige (Zola) y que seguramente tiene el récord de más fuck en una canción. Musicalmente, la variedad es la norma: prima el hip hop, pero también se escuchan pinceladas de jazz, soul y hasta heavy. Un disco para tomárselo con calma y escucharlo en varias jornadas. Solo así se podrá disfrutar.

- Manolo García, ‘Mi vida en Marte’ y ‘Desatinos desplumados’

¿Quién es? Dentro de la clasificación de la respetabilidad en el pop-rock español, este señor debe estar en los primeros puestos.

¿Son tan buenos Mi vida en Marte y Desatinos desplumados? No es un disco doble: son dos discos, como quiere especificar el autor. Mi vida en Marte supone una notable muestra de potente y guitarrero pop, con temas destacados como Angelina, Sabré quererte o Un poco de amor. Y Desatinos desplumados es posiblemente lo más flamenco que ha grabado García: voz con pellizco, guitarra española, cajones, palmas… Dos buenos trabajos con especial atención a unas letras que transitan entre las pasiones (“pobre de mí, que no me reconozco en mis errores, más sabia tú que vas dejando atrás los desamores como barro de tus zapatos”, Laberinto de sueños) y lo surrealista (“buscaré soledades de estilizados cristales y evanescencias de mi espíritu pugnaz”, Dibujar en mi piel).

- Halestorm, ‘Back From the Dead’

¿Quiénes son? Una banda de Pennsylvania con más de 20 años de trayectoria. Su jefa es la sensacional vocalista y guitarrista Lzzy Hale.

¿Es tan bueno Back From the Dead? Gran trabajo de rock duro y la demostración de que el género tiene recorrido en la actualidad más allá de los clásicos que siguen en activo. Desde que se abre el disco con ese obús que es Back From The Dead hasta la balada con piano que lo cierra, Raise Your Horns: un puñado de temas duros con la volcánica voz de Hale llevándonos por donde le da la gana.

- Belle and Sebastian, ‘A Bit of Previous’

¿Quiénes son? Cuando piensa en el concepto indie como estilo musical, ahí aparece Belle and Sebastian; cuando uno busca un grupo que no ha grabado un mal disco, otra vez surgen los escoceses.

¿Es tan bueno A Bit of Previous? Más o menos cada cuatro años llega un nuevo trabajo de Belle and Sebastian. A veces resulta introspectivo, otras, pastoral, y muy asiduamente se decantan por el pop optimista. Este tiene de todo. Se abre con una joya que hará felices a los fans de The Smiths, Young and Stupid, y va transcurriendo con sus diferentes atmósferas hasta completar otro gran disco de los escoceses.

- The Black Keys, ‘Dropout Boogie’

¿Quiénes son? El dúo de Ohio empeñado en que el añejo blues-rock tenga sentido en la era del autotune. Elogiosa misión.

¿Es tan bueno Dropout Boogie? ¿Es mejor escuchar un disco de Canned Heat que este Dropout Boogie? Claro que sí. Pero todo es compatible. Lo que consiguen The Black Keys es sonar actuales facturando una música de hace cincuenta años. Les ayuda en este trabajo la guitarra galáctica de Billy Gibbons, de ZZ Top.

- Bad Bunny, ‘Un verano sin ti’

¿Quién es? El artista latino (de Puerto Rico) que ha conseguido que el español desbanque al inglés como idioma musical más escuchado en el mundo.

¿Es tan bueno Un verano sin ti? Es largo, mucho: 23 canciones, 1 hora y 20 minutos. Una pena, porque este disco con 12-13 canciones hubiese sido fantástico. Aun así, merece la pena. Bad Bunny posee un soniquete poderoso, inconfundible, atractivo. Un verano sin ti carece del riesgo y el empaque de su disco cumbre, YHLQMDLG, pero este también hay experimentación: con el merengue, el house o la bossa. Disfrutable a pesar del exceso de canciones.

- Edgar Winter, ‘Brother Johnny’

¿Quién es? Johnny Winter, fallecido en 2014 a los 70 años, fue uno de los mejores guitarristas de blues de la historia. Gran cantante también, su especialidad eran los discos en directo. Uno de ellos es el ardiente Together (1976), lleno de versiones de soul y rhythm & blues, que compartió con su hermano Edgar, teclista y saxofonista, con una carrera mucho más discreta. Ahora, Edgar, rodeado de amigos, rinde homenaje a su hermano.

¿Es tan bueno Brother Johnny? En este disco está la última grabación del batería de Foo Fighters, Taylor Hawkins, que canta Guess I’ll Go Away. Por Brother Johnny pasan titanes de la guitarra: Joe Bonamassa, Keb’ Mo’, Billy Gibbons (ZZ Top), Robben Ford o Warren Haynes. También se suma a la fiesta el bueno de Ringo Starr. Todos interpretan temas compuestos (o que le gustaban) por Johnny Winter para completar un buen trabajo de blues-rock y soul.

- Rocío Márquez y Bronquio, ‘Tercer cielo’

¿Quiénes son? Ella, cantaora onubense; él, Santiago Gonzalo, jerezano, cuyo nombre artístico es Bronquio, manipulador de sonidos, ya sea para fabricar tecno, trap o punk.

¿Es tan bueno Tercer cielo? Si a algunos les parece innovador lo que ha hecho Rosalía en Motomami que escuche este bombazo transgresor, inclasificable, incómodo y bello. Los palos del flamenco estrujados, deformados, golpeados por ritmos electrónicos. La voz de Márquez tratada hasta dejar el autotune para que los niños jueguen en el patio del colegio. Un disco que apasionaría a Enrique Morente, y con contenido lírico de alto voltaje: la búsqueda de la libertad en tiempos de la metástasis capitalista. Soberbio.

- Boni, ‘Nada más’

¿Quién es? Pocos músicos tan carismáticos como Francisco Javier Hernández Larrea, Boni, voz y guitarra de Barricada, que falleció en enero de 2021 a los 58 años.

¿Es tan bueno Nada más? Un puñado de músicos se juntan para interpretar los temas preferidos de Boni. Incluso Rosendo Mercado ha salido de su retiro para hacer una hermosa versión de No hay tregua a voz, guitarra acústica y unas sutiles cuerdas. Rulo y Fito afrontan una emotiva Aún queda un sitio; Izal modernizan Esta noche no es para andar por esas calles; Tahures Zurdos aciertan con Eclipse… Aparecen sus compañeros de Barricada, Alfredo Piedrafita y El Drogas, aunque por separado. 27 canciones que se cierran con Nada más, una bella pieza instrumental del propio Boni. Gran homenaje.

- Angel Olsen, ‘Big Time’

¿Quién es? Cantante de Misuri que llega a su sexto disco después de un año de convulsiones en su vida al perder a sus padres.

¿Es tan bueno Big Time? Escuchas Chasing the Sun, la canción que cierra el disco, y sientes escalofríos. Necesitas una manta que te proteja. No va a ser el disco del verano este de Angel Olsen. La cantante estadounidense ofrece una colección de canciones delicadas, frágiles, algunas con pinceladas country, otras folk y a veces apuesta por una orquestación que casa bien con su voz elegante y quebradiza. Un disco nocturno, apacible y emotivo.

- Rubén Pozo, ‘Vampiro’

¿Quién es? El 50% de Pereza, esa banda que colocó el rock and roll en las radiofórmulas en los años 2000.

¿Es tan bueno Vampiro? Moviéndose en un circuito mucho más reducido que su compañero Leiva, Rubén Pozo suma ya su cuarto disco en solitario, un viaje reposado de letras descreídas y en algunos casos agrias y música casi siempre apacible (salvo el estallido eléctrico a lo Crazy Horse de Ya no eres mi problema). Vienen a la mente músicos como Jackson Browne o Al Stewart, e incluso Josele Santiago, al escuchar un disco de buena música y letras con chicha.

- Fantastic Negrito, ‘White Jesus Black Problems’

¿Quién es? El estadounidense Xavier Amin, fuerza bruta de la música negra. Soul, Blues, Funky… Todos los estilos afroamericanos los domina y los afronta desde la personalidad.

¿Es tan bueno White Jesus Black Problems? Este disco surge cuando Fantastic Negrito hurgó en su pasado y averiguó que tiene sangre blanca, ya que un antepasado, mujer irlandesa, tuvo una relación con un esclavo negro allá por el siglo XVIII. Con esta temática produce un álbum poderoso y variado que contiene los géneros mencionados además del gospel o psicodelia. Es como si Prince en lugar de haber vivido en su mansión, hubiese alquilado un apartamento encima del garito más oscuro de la ciudad.

- The Rolling Stones, ‘Live At The El Mocambo’

¿Quiénes son? No andaban bien las cosas para los Rolling Stones en 1977. Keith Richards estaba pendiente de un juicio en Canadá por posesión de drogas que amenazaba con acabar con la banda y el descarado punk llegaba precisamente para acabar como los viejos rockeros como ellos. En estas, buscan un nombre (The Cockroaches) y se meten en un club de 300 personas, El Mocambo (en Toronto), para evadirse de la presión y tocar un rato.

¿Es tan bueno Live At The El Mocambo? El resultado es glorioso. En realidad, y justo cuando les acabamos de ver en el Metropolitano ante 45.000 personas, así es como nos gustaría disfrutar de los Stones: en un club, haciendo rock and rock para unos cientos. Así nacieron hace 60 años. El repertorio es avasallador: versiones de sus ídolos Chuck Berry (Around and Around) o Muddy Waters (Mannish Boy), temas que luego frecuentarían muy poco (como la preciosa balada Fool To Cry) o el estreno de una canción que años después incluirían en Tattoo You (Worried About You). 23 temas, casi dos horas en la gloria.


Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Sobre la firma

Carlos Marcos

Redactor de Cultura especializado en música. Empezó trabajando en Guía del Ocio de Madrid y El País de las Tentaciones. Redactor jefe de Rolling Stone y Revista 40, coordinó cinco años la web de la revista ICON. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Madrid.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS