El cambio de hora amenaza al autocine más antiguo de España

El Drive-in de Dénia pide a la Generalitat valenciana un “pasaporte cultural” para que el público pueda volver a sus casas después del toque de queda a las 10 de la noche

El Drive-in de Dénia, el 14 de mayo del pasado año, en la primera sesión de cine tras el confinamiento.
El Drive-in de Dénia, el 14 de mayo del pasado año, en la primera sesión de cine tras el confinamiento.Monica Torres

A partir de diciembre y hasta el verano, todos los días anochece un poco más tarde en España. Ahora, sobre las 19.30, el sol ha declinado lo suficiente en la costa valenciana para que se inicie la proyección de una película en el autocine Drive-in de Dénia, el más antiguo de España en funcionamiento. Lleva 42 años abierto y fue de los primeros en ofrecer películas en pantalla grande tras el confinamiento del pasado año. Sin embargo, el cambio de hora del próximo sábado, 27 de marzo, amenaza la continuidad del negocio familiar y de otros dos autocines, ubicados en Mutxamel (Alicante) y Pinedo (Valencia). Al retrasarse los relojes una hora, la sesión debe comenzar a las 20.30 —antes, la luz del sol todavía impide ver la proyección en la pantalla— y, en consecuencia, no hay tiempo de que concluya la película y el público regrese a sus casas antes de que se inicie el toque de queda, entre las 22.00 y las 06.00 de la mañana, en la Comunidad Valenciana.

Más información
Vuelve la pantalla grande tras dos meses de ayuno: “El cine y la vida tienen que continuar”

Carles Miralles, de 72 años, dueño del Drive-in, asegura que es imposible acabar antes. “Si no dejan que el público llegue un poco más tarde de las 10 de la noche a sus casas, nos van a obligar a cerrar”, comenta este empresario y hombre de cine desde que se marchara a Francia en los años sesenta. “A cerrar justo cuando Hollywood ha empezado a estrenar sus películas por la festividad de Pascua, porque hasta el momento hemos proyectado cine europeo, independiente, porque no había estrenos por el coronavirus”, lamenta. Miralles y el resto de empresarios valencianos del sector piden a la Generalitat, que gobierna el PSOE, un “pasaporte cultural”, que la entrada del cine sirviera de salvoconducto para evitar las posibles multas si se sobrepasa la hora de inicio del toque de queda.

“En Cataluña ya funciona y no solo para el cine, también para el teatro. Es una forma de asegurar el trabajo y apoyar a la cultura sin causar ningún estrago. Aquí nos dicen que la Consejería de Cultura está de acuerdo y la de Sanidad, también, pero falta que dé el visto bueno la de Interior”, explica. Fuentes de esta Consejería, que dirige Gabriela Bravo, señalan que solo son competentes en el control de las medidas de restricción. En cualquier, apuntan, se tendría que modificar el decreto de la Generalitat del 25 de octubre que regula movilidad del estado de alarma y sus excepciones.

En un comunicado, la Asociación Valenciana de Empresarios de Cine (Avecine) advierte de que los autocines están “abocados al cierre” desde este fin de semana por el cambio de hora de primavera. Avecine exige una normativa que les permita un cambio legal y recuerdan que “el problema seguiría estando presente”, aunque el toque de queda se retrasase a las 23.00 porque cada día que pasa anochece un minuto más tarde.

Expresión cultural segura

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Se trata de una reivindicación que ya se lanzó a principios de este mes en la jornada Cultura Segura, celebrada en el Palau de les Arts. El presidente de Avecine, Antonio Such, envió el 4 de marzo sendas cartas a Presidencia de la Generalitat y al consejero de Cultura, Vicent Marzà, exponiendo el problema al que se enfrentan este tipo de cines si no se les dota de un marco legal. “Defendemos la cultura como acto social seguro, ¿puede haber una expresión cultural más segura que acudir al cine dentro de tu propio coche? Ha empezado la cuenta atrás para los autocines y necesitamos un marco legal que los proteja para que puedan ejercer su actividad”, reivindican. Además, pretenden que se equipare legalmente la vuelta a casa de un autocine a la de un trabajador que termina su jornada laboral una vez que el toque de queda ha entrado en vigor.

En la Comunidad valenciana funcionan Autocine Star, en Pinedo (Valencia), Autocine Drive-In, en Dénia, y Autocine El Sur, en Mutxamel (Alicante). En estos momentos solo están en funcionamiento estos dos últimos, aunque el de Pinedo tiene previsto abrir estos días. En España, hay en total seis autocines.

Sobre la firma

Ferran Bono

Redactor de EL PAÍS en la Comunidad Valenciana. Con anterioridad, ha ejercido como jefe de sección de Cultura. Licenciado en Lengua Española y Filología Catalana por la Universitat de València y máster UAM-EL PAÍS, ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria periodística en el campo de la cultura.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS