¿Qué más queda por ver en el arte?

En este laberinto sin salida en que se mueve la estética, parece que todo es lícito, siempre que el impulso primordial consista en causar sorpresa o escándalo

Marina Abramovic (de rojo) durante una 'performance' en el MOMA en marzo de 2010.
Marina Abramovic (de rojo) durante una 'performance' en el MOMA en marzo de 2010.Andrew H. Walker / Getty Images

A lo largo de la historia del arte la representación de la figura humana ha sido el principal motivo de inspiración de los artistas, desde la pintura rupestre, pasando por Fidias, hasta llegar a Picasso y así sucesivamente. Pero a partir de los años cincuenta del siglo pasado el cuerpo humano de carne y hueso ha sido incluido por las últimas vanguardias en sus performances e instalaciones como objeto encontrado a la manera de Duchamp. En este laberinto sin salida en que se mueve la estética, parece que todo es lícito, siempre que el impulso primordial del arte consista en causar sorpres...

Más información