Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Flamenco Festival celebra sus 20 años en Nueva York con 30 compañías

María Pagés, Israel Galván, Rocío Molina, Miguel Poveda y Rocío Márquez son algunos de los que se suman a esta edición

Artistas y equipo del Flamenco Festival New York, este miércoles en Sevilla.
Artistas y equipo del Flamenco Festival New York, este miércoles en Sevilla.

"La cita de este año es la mayor muestra de flamenco que se ha hecho nunca fuera de España. Son 30 compañías que ofrecerán 53 representaciones en 20 espacios de Nueva York, desde los grandes auditorios como el New York City Center, el Lincoln Center o el Baryshnikov hasta salas alternativas", ha asegurado este miércoles en Sevilla Miguel Marín, director del Flamenco Festival New York que se celebrará del 12 de marzo hasta el 5 de abril y que se extenderá también a otras nueve ciudades norteamericanas. El festival tiene todos los años otra edición en julio en Londres.

María Pagés, Israel Galván, Rocío Molina o Manuel Liñán, son algunos de los grandes nombres del baile que repiten en el Flamenco Festival, pero, como ha adelantado su director, 20 de las 30 compañías participan por primera vez en esta cita que espera llegar a unos 64.000 espectadores en Estados Unidos. Además de Nueva York, el programa podrá verse también en Boston, Miami, San Francisco, Los Ángeles, Washington, Chicago, Chatham, Irvine y Sarasota.

El cartel cuenta también con figuras del cante como Miguel Poveda o Rocío Márquez, quien presenta sus Canciones de luz. "Miguel estoy feliz con tu valentía y tu forma de contemplar la diversidad en el flamenco, algo que es muy necesario", ha comentado la cantaora dirigiéndose al director y creador del Flamenco Festival. Bajo el lema "Rompiendo muros y uniendo mundos", Miguel Marín presenta lo que él llama "un horizonte abierto de libertad creativa" en el que, por primera vez, la música pesa más que la danza. "18 de los 30 espectáculos están centrados en la música", ha añadido. Y muchos de los artistas actuarán por primera vez en Nueva York como cabeza de cartel, entre ellos Maui, con su Potaje en Manhattan, del que ha ofrecido un anticipo en la presentación de esta edición.

"El flamenco es el arte que más y mejor nos representa en el mundo y es nuestra obligación dignificarlo, porque todavía no tiene el valor que se merece y nos sentimos un poco abandonados. Es un arte único porque tiene un recorrido enorme y riquísimo: partimos de la marginalidad y ahora estamos en los grandes teatros", ha reflexionado la bailaora y coreógrafa María Pagés, quien participó en 2001 en la primera edición del festival y este año estará con Una oda al tiempo en el New York City Center.

"El montaje, con 16 artistas en el escenario, es una reflexión sobre la contemporaneidad. El flamenco es un arte contemporáneo porque tiene a la tradición continuamente en movimiento y eso nos hace ser gente de ahora, de ayer y de siempre", ha añadido la bailaora este miércoles en Sevilla, en una presentación muy concurrida a la que también han asistido otros artistas que estarán en esta edición como la cantaora Rocío Márquez, el coreógrafo y bailaor Manuel Liñán, las bailaoras Mercedes Ruiz y María Moreno, el cantaor Rancapino Chico y el dúo Los Voluble, que presentarán un remix con música electrónica titulado Flamenco no es un crimen.

El programa, mucho más amplio que en ediciones anteriores incluye por primera vez un congreso en el que 13 académicos norteamericanos de distintas disciplinas analizarán la influencia que el flamenco ha tenido en Estados Unidos, desde el modernismo hasta el siglo XXI. Además, el festival ofrece un preámbulo en el Teatro Villamarta de Jerez el 29 de febrero, donde podrá verse Gala de Andalucía con Mercedes Ruiz, Eduardo Guerrero, María Moreno, María Terremoto y La Chana.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >