Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mejores momentos de los Globos de Oro 2020

Brad Pitt y el 'Titanic', los discursos de Patricia Arquette y Michelle Williams, Tom Hanks, Ellen DeGeneres y otras claves de la 77ª edición de los premios

globos de oro 2020 Ver fotogalería
Ellen DeGeneres recoge el premio Carol Burnett. REUTERS

Ellen y Tom, incontestables

Recibieron dos presentaciones a la altura de su historia. La cómica Kate McKinnon dijo que nunca habría estado en televisión si no hubiera sido por Ellen DeGeneres, y que la salida del armario de la actriz y presentadora la ayudó a reivindicar sin miedo su propia sexualidad. Charlize Theron, en cambio, recordó cuando Tom Hanks le dio uno de sus primeros papeles, en The Wonders: durante el rodaje de una secuencia, el actor fingió necesitar una pausa de cinco minutos porque se dio cuenta de que, en realidad, era la joven Theron quien la precisaba. Tras sendas introducciones, los dos iconos salieron al escenario a recoger los premios por sus carreras. Primero, DeGeneres se llevó el Carol Burnett y dijo: “Lo único que siempre he querido es hacer sentir bien a la gente y hacerla reír”. Más tarde, fue el turno de Hanks y el galardón Cecil B. DeMille. Dio las gracias a su familia, a toda la gente con la que ha trabajado en su carrera y no pudo evitar conmoverse.

Patricia Arquette y Michelle Williams, en campaña electoral

En una gala que apenas dejó discursos reivindicativos, Patricia Arquette y Michelle Williams sí alzaron su voz. La primera, mejor actriz de reparto en televisión por The Act, aludió a cómo Donald Trump, al ordenar el asesinato del general iraní Qassem Suleiman en Irak, ha llevado a Estados Unidos “al borde de la guerra”. Y pidió que, este año, “todos voten en consecuencia”. También recordó los incendios que están arrasando Australia y deseó que esa tragedia pueda solucionarse pronto. Williams, mejor actriz de miniserie por Fosse/Verdon, invitó a las mujeres “de 18 a 118 años” a que elijan sus opciones en las urnas "según su propio interés". “Los hombres llevan años haciéndolo y por eso el mundo se parece tanto a ellos”, añadió. Y se llevó uno de los mayores aplausos de la noche.

Joaquin Phoenix pide cambios reales

Primero, agradeció el menú vegano de la noche y el mensaje a favor de la lucha contra el calentamiento global. Luego, se acordó de sus compañeros de candidatura. “Todos sabemos que esto no es una competición", dijo Joaquin Phoenix, ya con el Globo de Oro al mejor actor de drama por Joker en la mano. Pero, luego, también habló, sin nombrarlas, de Patricia Arquette y Michelle Williams. Se sumó a sus gritos por el cambio, aunque les lanzó una puya notable: “No quiero cargármelo todo, no quiero agitar las aguas, pero ya están agitadas. Está muy bien desearle lo mejor a Australia, pero no sirve de nada. Yo no he sido siempre el tipo más virtuoso, estoy aprendiendo mucho. Espero que todos juntos podamos unirnos y llevar a cabo cambios reales. Está muy bien pedir el voto, pero a veces tenemos que asumir la responsabilidad nosotros mismos y hacer cambios y sacrificios en nuestras vidas. Espero que no necesitemos jets privados para ir a Palm Springs. Por favor, en serio. Yo intentaré portarme mejor. Vosotros haced lo mismo”.

Obama y la masturbación

Phoebe Waller-Bridge fue una de las mayores triunfadoras de la noche. Se llevó dos Globos de Oro, como creadora y actriz protagonista de Fleabag. Y, entre otros, se acordó del expresidente de Estados Unidos, que hace días citó la serie como su favorita de 2019. “Quiero dar las gracias a Obama por ponernos en su lista. Como algunos de vosotros tal vez sepan, él siempre estuvo en la mía”. Porque, en una secuencia de Fleabag, la protagonista se masturba viendo, precisamente, un discurso de Barack Obama. 

El “parrús” de Judi Dench

El monólogo inicial de Ricky Gervais causó murmullos en la sala en varios momentos. Hizo chistes sobre los abusos sexuales o el ya fallecido Jeffrey Epstein. Aunque la frase que dejó definitivamente boquiabierto al auditorio llegó cuando se dirigió a un mito como Judi Dench, de 85 años. Y afirmó, en referencia a su papel en el musical Cats: “Nada le gusta más que tumbarse en la alfombra, estirar su pata y lamerse el parrús”.

El pequeño Tarantino

Con su habitual ritmo frenético, Quentin Tarantino, de 56 años, subió al escenario a recoger el Globo de Oro al mejor guion por Érase una vez en… Hollywood y empezó a hablar de todo. Quizás por eso se le olvidara lo más importante. Lo rescató justo al final de su discurso, por un pelo. “Ahí está mi mujer [Daniella Pick]. Ah, ¡está embarazada de nuestro primer hijo!”.

La tabla del Titanic

En el discurso con el que recogió el premio al mejor actor secundario, Brad Pitt reconoció estar rodeado de dioses de la actuación. No era para menos: competía con Anthony Hopkins, Al Pacino, Joe Pesci y Tom Hanks. Pero el intérprete también dio las gracias a su compañero de reparto en Érase una vez en... Hollywood, Leonardo DiCaprio. Y aludió a la secuencia más célebre y comentada de Titanic: "Yo sí habría compartido la tabla contigo".  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información