Con Francisco Brines en Egipto

El ganador del Premio Cervantes es uno de los grandes poetas mediterráneos de todos los tiempos

El poeta Francisco Brines, en su casa de Oliva, el 17 de julio de 2003.
El poeta Francisco Brines, en su casa de Oliva, el 17 de julio de 2003.jesús císcar

En las navidades de 2003 me hice regalar una sofisticada grabadora Sony con un único objetivo: grabar una lectura de Francisco Brines, una lectura, eso sí, muy especial. Se iba a celebrar una edición de Ardentísima, aquel festival tan rico en molicie que promovía José María Álvarez, nada menos que en Egipto, y yo quería pedir a Brines que leyera en la ciudad de Cavafis aquellos de sus poemas en los que de una manera o de otra se filtraba Grecia. Y no eran po...