El vídeo que se adelantó sin saberlo al confinamiento del coronavirus

La galería Sabrina Amrani expone en su web ‘Geometría popular’, pieza audiovisual de Dagoberto Rodríguez que reflexiona sobre el simbolismo de las formas

Captura de 'Geometría Popular'. En vídeo, extracto de la obra.

En el vídeo ‘Geometría popular’, una marabunta de unas ochenta personas, hacinadas en una cuadrícula de las dimensiones de un ring de boxeo, discute acaloradamente sin que se desvele la razón de su enfado. La imagen en blanco y negro los muestra molestos y agresivos pero, sobre todo, confinados. La ira que les envuelve le resultará familiar a cualquiera que haya sufrido estos días la efervescencia de las discusiones en espacios cerrados, impuestas en infinidad de domicilios a raíz del estado de alarma por el coronavirus.

El vídeo, rodado en La Habana en febrero, antes de que la mayoría de la población supiera de la existencia del coronavirus y de un animal llamado pangolín, adquiere así el valor de una profecía. Es la única pieza de la exposición que el artista cubano Dagoberto Rodríguez (Caibarién, 1969), antiguo componente del colectivo artístico Los Carpinteros, exhibe hasta el 5 de abril través de la página web de la galería madrileña Sabrina Amrani.

La geometría del confinamiento

A través de ‘Geometría popular’, Rodríguez indaga en la fuerte carga simbólica de las tres formas primarias -cuadrado, triángulo y círculo- que envuelven cualquier acción humana. “El cuadrado (en el que empieza la discusión), recuerda a las formaciones militares y representa una sociedad cerrada, en tensión”, explica el artista en conversación telefónica. La cuadratura da paso a la división en dos triángulos, cuando el grupo encerrada en el cuadrado se divide en dos bandos antagónicos. A la cabeza de ambos, dos mujeres dan un paso al frente en actitud mediadora, hasta que su acercamiento logra que el grupo humano se reordenen en una tercera forma, el círculo. Una esfera que para Rodríguez representa la armonía, pero también la sumisión. “Es el rol que debemos cumplir en sociedad. Algo que hacemos inconscientemente, tanto en Cuba como en España”, cuenta.

“Detrás de cada grupo o acción humana, ya sea un baile, asamblea o reunión, detrás de cada conflicto humano, escuadrones militares, desfiles o disposición de trincheras, existe una geometría oculta que visualiza y explica de otra manera nuestras relaciones", explica Rodríguez sobre cómo la geometría transfiere su significado a nuestras relaciones.

El vídeo refleja así una suerte de dialéctica histórica, un ciclo que nos condena a vivir en conflicto (el cuadrado) para evolucionar. “Siempre volvemos al cuadrado, donde hemos sido alineados de alguna manera y donde no estamos cómodos. En el vídeo, es la proximidad la generadora de conflictos”, explica Rodríguez, sorprendido por cómo la crisis del coronavirus ha resignificado por completo su trabajo. “El cuadrado representa sin duda el confinamiento. Pero veremos en qué se transforma después todo esto, igual no es ninguna de las tres formas y acaba siendo una ameba rara”, reflexiona sobre el vídeo, dirigido, como también lo fueron las películas de Los Carpinteros, por Pavel Giroud, director y guionista cubano afincado en Madrid y director de ‘La edad de la peseta’, seleccionada por Cuba como candidata a los Premios Oscar como mejor película en lengua extranjera.

‘Geometría Popular’ fue filmada en una semana en los estudios de televisión construidos durante la década de 1950 en Cubanacán, al oeste de La Habana, espacio mítico del cine cubano donde se han realizado la gran mayoría de las películas cubanas durante los últimos 60 años.

La obra da título a su vez a la primera de una serie de exposiciones de la galería Sabrina Amrani, concebidas ex profeso para ser disfrutada a través de la web. El pasado 26 de marzo, en su primer día abierta al público (o sea: colgada en la web), 1.400 personas vieron la obra en vídeo. “Para nosotros es un éxito, al espacio físico de nuestra galería no podrían acudir 1.400 personas en una inauguración”, celebra Jal Hamad, director del espacio, obligado como tantas otras galerías a cerrar sus sedes desde el estallido de la crisis sanitaria.

“Nos parecía más interesante mostrar obra nueva de nuestros artistas que recurrir a un refrito de exposiciones ya mostradas”, explica Hamad, que advierte sin embargo de las limitaciones del espacio virtual en el terreno artístico. “La experiencia de visitar un espacio de forma presencial es muy distinta al acercamiento a través de internet. En las galerías físicas pueden generarse conversaciones con el artista y el galerista que en internet resultan complicadas. En todo caso, Internet puede complementar nuestra actividad normal en un momento como este”, concluye.






Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Patricio Ortiz

Redactor de vídeo en EL PAÍS desde 2019. Estudió periodismo en la Universidad del País Vasco y un máster en narrativas transmedia en la Universidad Carlos III de Madrid. Es de Bilbao, pero desde que vive en la capital no echa de menos la lluvia.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS