Querido señor Miró

Extractos de algunas de las cartas que recibió el pintor de Giacometti, Hemingway, Tzara, Jacob, Gómez de la Serna, y Matisse

Sobre de una carta de Ernest Hemingway a Joan Miró.
Sobre de una carta de Ernest Hemingway a Joan Miró.AJUNTAMENT DE GIRONA / ARXIU I BIBLIOTECA RAFAEL I MARÍA TERESA SANTOS TORROELLA

Entre los años veinte y treinta, el pintor Joan Miró mantuvo una intensa correspondencia con algunos de los principales artistas, escritores y críticos internacionales. Muchas de las cartas recibidas forman parte del Archivo del crítico Rafael Santos Torroella, que fue adquirido por el Ayuntamiento de Girona y está en el centro de una investigación judicial al haber sido supuestamente adquirido con una partida de dinero destinada a la red de aguas de la ciudad. La catalogación de este archivo ha aflorado esta correspondencia inédita. Estas son algunas de las cartas extractadas y traducidas:

Alberto Giacometi

3-1-32.

La Coupole, 102 Boulevard de Montparnasse. París.

Mi querido amigo, muy agradecido por los objetos, que me parecen muy hermosos y estuve muy contento de abrirlos y muy contento de leer sus noticias. Yo me había ido durante un mes y desde hace ocho días, que es cuando volví, estuve todo el tiempo muy desmoralizado y de mal humor a causa de todo y es por eso que no he escrito antes, es verdad que esto no va mucho mejor, pero espero encontrar pronto un poco de equilibrio. En todo caso he decidido ocuparme más que en estos meses pasados de mi trabajo e intentar hacer de nuevo alguna cosa, tengo algunas vagas ideas, pero yo no sé a donde voy a llegar, el otro día encontré a Picasso, él vendrá a mi casa próximamente, y esta mañana he visto a Einstein. La próxima vez que le vea a usted y espero que no pase mucho tiempo, le pediré la relación de las pinturas reproducidas en Cahiers d’Art y los títulos que usted les da (femme nue couchée, femme qui mange une pomme, etc.)

Si hay alguna novedad, le escribiré y me alegro cada vez que me usted me da noticias suyas. Me duelen un poco los ojos y tengo que volver a tratarlos.

Hasta pronto al menos por carta.

Muy afectuosamente, su amigo

Alberto Giacometti

Ernst Hemingway

10 octubre 1930

L-T Ranch Cooke, Montana

Mi querido Joan:

¡Mis felicitaciones a ti y a Pilar por el nacimiento de María Dolores! ¡Qué feliz debe de estar la madre! Me alegra mucho tener noticias tuyas. Aquí todo marcha muy bien. Estamos en las Montañas Rocosas después de habernos ido de Florida. Bumby ha pasado todo el verano aquí después marchó a París en paquebote el 1 de octubre. Pauline le llevó a Nueva York.

De momento yo estoy solo y me aburro bastante sin Pauline, yo me quedo para intentar acabar la el libro que hago.

Muy buena caza aquí, he matado dos osos enormes, que se habían comido más de veinte cabezas de ganado, vacas, etc., antes de que los matara. También muchas perdices.

Un wapiti (especie de enorme ciervo que pesa 1.100 libras) , un muflón de las Montañas con hermosos cuernos, y otras bestias.

Yo aún cazaré el oso unas semanas, cuando Dos Passos haya llegado. Después volveremos a Piggot a reunirnos con la familia. Mi trabajo va bien y me alegra mucho que el tuyo también.

Como ves, ¡escribo en francés peor que nunca!

Evan [Shipman] está en el Este –de vuelta de París–. Él se ocupa mucho de los caballos de carreras e incluso hace de entrenador de una rica judía y tiene numerosos caballos de obstáculos a su cargo.

Está muy bien que Gertrude Stein se digne por fin a amar tus cuadros, pero no te fíes mucho de ella. Es una mujer encantadora, de gran inteligencia, pero muy poco fiel a sus amistades y sus preferencias. Ella apuesta siempre por los ganadores. Hace algunos años ella tocó muchos ganadores en la pintura, como sabes bien, pero ahora apuesta por los Tchelitchew, los Tornay, etcétera, etcétera. Todos los pompiers homosexuales, y ella ha hecho lo mismo y peor en la literatura.Hoy en día, siempre que un tipo sea suficientemente joven, nada feo y sepa hacer cumplidos, ella encontrará siempre algo bueno en su pintura, sus escritos , etc.

Yo creo que ha perdido su buen ojo en la pintura, pero me alegra de que haya rectificado y empiece a amar tus obras. Ha escrito cosas buenas, muy buenas, enormes. Es una gran escritora, una de las mejores de todas.

Pero basta ya de críticas.

Añoro mucho París. Aquí se está muy bien, se vive verdaderamente y amo el paisaje, la caza y la pesca. La gente es también muy simpática y bebemos juntos bien, pero por la tarde, a las 5, me falta ir a los cafés, ver a los burgueses tomar el aperitivo después de haber engañado a sus mujeres, a los negros de permiso, a los maricas, a las amantes, a las amantes que esperan, a las amantes esperadas, a los desaliñados compatriotas y compatriotas y adormecerme lentamente con los Jerez leyendo L’intran[sigeant]), Paris-Soir y en fin el Paris-Sport completo antes de cenar!

En primavera volveremos a París. Yo voy a África (Sudoccidental) con MacLeish y algunos otros buenos amigos, una expedición financiada por un director del Museo Metropolitan de Nueva York (ni una palabra de esto). ¡Cazaremos leones, elefantes y escultura negra! Así que espero verte antes de no demasiado tiempo, pues pasaremos por París y después partiremos desde Marsella.

Te damos nuestros mejores saludos y recuerdos a tu encantadora mujer. Nosotros, Pauline y yo, guardamos como uno de los mejores recuerdos de nuestra vida el tiempo que pasamos en tu casa de Mont-roig.

Mi dirección permanentes es:

Mr. PW. Pfeiffer

Piggot

Arkansas

Estrecha la mano a André [Masson] cuando lo veas y a ti, mi tan querido amigo, te deseo el mejor año posible.

Ernst Hemingway

Bumby vive en casa de su madre

Madame Hadley R. Hemingway

98 Bd Auguste Blanqui

Paris XIII

Allí está La Ferme. Si hay alguien a quien se la quieras enseñar o llevar a Pilar allí, madame estará encantada.

Intentaré matar un oso con un hermoso pelaje para hacerte una alfombra.

Tristan Tzara

Lunes, 9 febrero 1931

Mi querido Miró,

Temo no haber estado, el otro día, demasiado fatigado para expresarle la dicha real que me han producido sus esculturas, y de no haberle agradecido suficientemente habérmelas enseñado. Me ha rejuvenecido al menos 10 años ver que existe aún la posibilidad de una obra escandalosa- y doy a esta palabra todo su valor de juventud y de verdadero derrumbe del sistema emocional y estético. Me alegra que tenga en usted esta reserva que le evitará siempre deslizarse por la pendiente peligrosa.

Con toda la admiración y amistad,

Tristan Tzara

Max Jacob

22 febrero 1921

17 rue Gabrielle. París

Querido señor:

Como estoy muy ocupado, he reservado un día para recibir a mis amigos. Yo estoy todos los martes por la tarde en el 2 Rue Lamarck en el cafe de la Savoyarde, al pie de Sacré Coeur y en lo alto del funicular. Será un placer conocerle porque os envía mi excelente amigo Raynal. Si lo que usted me tiene que decir no admite retraso, envíeme un mensaje y yo haré todo lo posible para ser grato o útil.

Reciba mis saludos confraternales.

Max Jacob

Ramón Gómez de la Serna

6 mayo 1932

Velázquez, 4. Madrid

Mi querido y admirado Miró: envié a Zervos el artículo sobre Picasso según su amable recomendación.

Espero que ahora que estamos más cerca nos encontraremos en una nueva verbena madrileña.

Supongo que estará haciendo cosas grandes y desearía verlas.

Estamos dedicados a parecido atisbo de los cielos y del fondo de la tierra. La labor es difícil pero es la mejor a que dedicarle.

Con muchos recuerdos a su esposa queda su muy devoto admirador que le abraza

RAMÓN.

Henri Matisse

21-junio-1935

1 Place Charles Félix. Nice

Querido señor Miró,

Lamento mucho no estar en París, de donde me fui hace unos días, para ver sus nuevos trabajos. Le agradezco su gentil amabilidad de enviarme el artículo del diario aparecido en Barcelona sobre mí, pero por desgracia no sé español.

Mi hijo está en París y usted lo verá probablemente hoy o mañana. Él me escribió extensamente sobre sus obras nuevas

Acepte querido señor Miró, la expresión de mis sentimientos más simpáticos y leales.

Henri Matisse.

Lo más visto en...

Top 50