El brote de coronavirus dispara las ventas de ‘La peste’ de Albert Camus

La novela del Nobel de Literatura vuelve a ser un fenómeno editorial en Francia e Italia

Albert Camus, fotografiado en París en 1953.
Albert Camus, fotografiado en París en 1953.

Las habitantes de Orán viven aislados del mundo durante una epidemia de peste en los años 40 del pasado siglo. En el último mes, en Italia más de 50.000 personas han permanecido en cuarentena por el brote de coronavirus. La diferencia entre estos ejemplos es que el primero se refiere a la sinopsis de La peste, de Albert Camus, y el segundo representa la realidad. Con la difusión de los afectados por la Covid-19, la novela del escritor francés, publicada en 1947, vuelve a estar de moda y el poder de la identificación del lector con la ficción provoca un nuevo éxito de ventas.

A finales de enero las ventas de La peste alcanzaron en Francia su punto máximo: 1.700 copias en una semana, según datos de Edistat, portal que recopila estadísticas sobre libros. La editorial parisina Gallimard ha registrado un alza del 40% respecto a la cantidad vendida en un año. Pero también en Italia, el país más afectado en Europa, con más de 3.000 positivos, el libro subió desde la posición 71º hasta el tercer lugar del ranking de IBS, una de las redes de librerías más grandes del país, llegando a triplicar sus ventas.

En la novela de Camus, que se inspira en la epidemia de cólera que sufrió Orán, entonces colonia francesa, en 1849, Bernard Rieux, el médico protagonista de la historia, sigue los pasos de los personajes afectados por la enfermedad. Para el francés, premio Nobel de Literatura en 1957, las limitaciones impuestas por las autoridades a la gente del pueblo representan una alegoría de las dictaduras que dominaron el escenario político europeo durante la primera mitad del siglo XX.

En este fenómeno literario (160.000 copias en los dos primeros años tras su publicación en Francia) había una veta de optimismo. De hecho, a lo largo de la narración, entre los locales aumentan los episodios de solidaridad y empatía, una forma de resistencia al brote. Las medidas del Gobierno italiano dificultan ese aspecto de lo que Camus intenta transmitir. Este miércoles, en el país transalpino se ha presentado un decreto ley, válido por al menos 30 días, en el que se recomienda mantener un metro de distancia entre las personas, evitar los abrazos y en general los contactos físicos.

Al final de la novela, Rieux aconseja tomar medidas de prevención para evitar un futuro retorno de la peste. El coronavirus ha vuelto 17 años después de la SARS, en otra forma y con otro nombre. Camus ya tenía la receta para enfrentarlo: la solidaridad.


Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50