Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FOTOGRAFÍA

El futuro del fotoperiodismo no estará (solo) en los medios

Cuatro reporteros debaten en los Encuentros de Gijón sobre cómo se ganarán la vida los que empiezan en su profesión

Islamista juega al fútbol entre las ruinas de Alepo (Siria), en 2013.
Islamista juega al fútbol entre las ruinas de Alepo (Siria), en 2013.

Rodeados de jóvenes aspirantes a fotógrafos, cuatro reporteros de distintas generaciones y registros, Sandra Balsells, Paco Junquera, Pablo Juliá y Manu Brabo han debatido este viernes cómo podrán ganarse la vida muchos de los que acudieron a su encuentro, en el Museo Barjola de Gijón, en el marco de los XVI Encuentros Fotográficos de la ciudad asturiana. Entre una visión complicada de la realidad periodística, pero con ánimo de tener esperanza en lo que vendrá, Balsells (Barcelona, 53 años), premio Ortega y Gasset en 2006 por sus trabajos sobre la antigua Yugoslavia, destacó que "se ha acabado lo de que los medios sean los difusores de este trabajo".

En ello coincidió Brabo (Zaragoza, de 38 años), premio Pulitzer en 2013: "Hay otros mercados, se acaba la prensa de papel. El nuestro es un negocio que está muy mal desde el día 0, pero el que quiera dedicarse a ello debe apañárselas". Sobre la precariedad de los fotoperiodistas, apuntó: "Quizás es que tú has decidido que te paguen una mierda, no todo el mundo tiene que ser fotógrafo". Balsells puso como ejemplo de nuevas posibilidades a empresas con sensibilidad para difundir sus trabajos, que cubran el papel de los medios de comunicación.

Pablo Juliá (Cádiz, 70 años), que fue responsable de fotografía de la delegación de Andalucía de EL PAÍS, periódico en el que trabajó desde 1979 a 2007, dijo que “no se puede engañar a la realidad, hay una crisis del periodismo y eso que se da más información que nunca, sin embargo no se explica bien ni se prioriza”, en alusión a las versiones digitales. Junquera, editor gráfico de la revista Tiempo, que cerró el año pasado, estuvo de acuerdo en la mala salud del oficio, pero advirtió de que “no hay que caer en el victimismo”.

Este debate ha servido además para presentar una de las exposiciones de los Encuentros, Creadores de conciencias, que reúne, hasta el 9 de febrero de 2020, 120 imágenes, algunas muy duras, sobre los conflictos de Siria, Egipto, Venezuela, Colombia, Irak… tomadas por 40 fotoperiodistas españoles. La muestra está comisariada por Chema Conesa, organizada por la empresa DKV y cuenta con la participación de Reporteros Sin Fronteras. Tras pasar por Barcelona, Madrid y Zaragoza, recala en Gijón. Entre los nombres reunidos, además de Balsells y Bravo, destacan Gervasio Sánchez, Fernando Moleres, Samuel Aranda, Emilio Morenatti, Ana Palacios, Santi Palacios... Todos ellos "practican un oficio silencioso, con grandes dosis de riesgo y desprecio a la comodidad personal", ha escrito Conesa en un texto de presentación de la muestra.

Desde la izquierda, los fotógrafos Manu Brabo, Paco Junquera, Sandra Balsells y Pablo Juliá, en Gijón.
Desde la izquierda, los fotógrafos Manu Brabo, Paco Junquera, Sandra Balsells y Pablo Juliá, en Gijón.

Cómo llegar a ser cualquiera de ellos focalizó el diálogo a cuatro en el Barjola. “Hay que empezar con las becas, concursos, certámenes…”, señaló Balsells. “Eso está muy bien, pero si quiero ser fotoperiodista ya, ¿qué hago?”, le preguntó Brabo. “Es naíf pensar que una persona que quiera dedicarse a esto pueda vivir de ello desde el principio. Como se suele decir, detrás de cada fotógrafo hay un gran camarero. También fue mi caso”, respondió la reportera.

Junquera, que fue director de la célebre agencia Cover, denunció "las auténticas estafas a las que someten los medios” a los que empiezan y, dirigiéndose a los jóvenes que les escuchaban, afirmó: "Vuestra mejor inversión no es comprar el último modelo de cámara, sino irse a Inglaterra a fregar platos para aprender inglés, el idioma fundamental para moverse".

En paralelo a las dificultades de los noveles del reporterismo está la de los medios para sostenerse. Así que el último asunto que trataron fue el de la gratuidad de los contenidos periodísticos en Internet. "Vivimos en una nebulosa porque cómo puede alguien que quiera vivir del periodismo no gastar un euro en periódicos o en sus webs", lanzó Balsells. "Es un problema que viene de lejos", abundó Junquera, "desde que los medios empezaron a pugnar por sacar antes una noticia en Internet recién escrita y gratis, una carrera suicida que destruyó las cuentas de las empresas periodísticas".

El camino está, y en eso estuvieron de acuerdo todos, en que el pago sea "por un periodismo bien cocinado, no hecho de cualquier manera", agregó Brabo. Este freelance, que ha cubierto conflictos en Honduras, Haití, Libia, Bolivia, Kosovo, Ucrania… quiso acabar con un mensaje de optimismo: "Si uno solo de los que habéis estado aquí le da un par de vueltas a todo esto, yo, feliz".

Unos Encuentros muy cercanos

Refugiados paquistaníes en el campo de Jazolai (Pakistán), en 2014.
Refugiados paquistaníes en el campo de Jazolai (Pakistán), en 2014.

Los Encuentros Fotográficos de Gijón, comisariados por Esther Maestre, reúnen cada año, desde 2004, conferencias, exposiciones, talleres de visionados, portfolios, becas a jóvenes talentos… Esta edición, que se celebra hasta el 1 de diciembre, cuenta como colofón con una conferencia de Cristina García Rodero, el sábado, 30 de noviembre, en la que la fotógrafa de Magnum y premio Nacional recibirá un homenaje y proyectará sus últimos trabajos. Los Encuentros Fotográficos de Gijón cuentan con una ayuda económica del Ministerio de Cultura, sobre todo, y la colaboración también del Principado de Asturias y del Ayuntamiento de Gijón.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >