Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Cada vez veo el teatro más defendido por el público”

Andrés Lima gana el Premio Nacional por su “constante labor de investigación artística” y su “activismo cultural”

El director Andrés Lima, ganador del Premio Nacional de Teatro, este jueves en su casa.
El director Andrés Lima, ganador del Premio Nacional de Teatro, este jueves en su casa.

Nadie que conozca el mundo del teatro y especialmente que haya visto alguno de sus montajes, y no digamos que haya tenido el privilegio de verlo dirigir podrá negar que Andrés Lima merece sobradísimamente el Premio Nacional de la especialidad. Lima (Madrid, 1961), fundador de Animalario, director de espectáculos como Moby Dick, Las brujas de Salem, Penumbra, El montaplatos o Alejandro y Ana, fue proclamado este lunes ganador del galardón que concede el Ministerio de Cultura y que está dotado con 30.000 euros. El premio es el reconocimiento a una persona o entidad del mundo del teatro que haya destacado con una obra o actuación durante el año anterior. En su decisión, el jurado, valora del galardonado “su constante labor de investigación artística y la búsqueda de nuevas formas y estéticas teatrales” así como “su capacidad de incentivar la escritura dramática” y “su compromiso social y activismo cultural que le llevan a promover proyectos de creación colectiva que estimulan el diálogo entre los artistas y la sociedad”.

Andrés Lima, que recordó que Animalario ya recibió el galardón (en 2005), recibió la noticia del premio dando clase de teatro, precisamente, y agradeció las consideraciones del jurado. “Me gusta mucho lo de activista cultural, y estoy muy contento por mí y por mi equipo, y por todos los que entendemos el teatro como una labor de conjunto”.

Lima es un gran director de actores y ello sin duda ha pesado en la concesión del premio. “He sido y soy aún actor, eso me ayuda a comprender sus resortes más íntimos para potenciar su trabajo. Disfruto enormemente dirigiendo actores”.

El galardonado considera que el teatro “es el arte de la comunicación” y requiere “saber hacer las preguntas que precisa la sociedad”. Afirma sentirse orgulloso de todos sus montajes, “desde el primero hasta los últimos de este año, Prostitución y Shock, el cóndor y el puma, pasando por Moby Dick y todo el trabajo con Animalario, sin todo ello no tendría este premio”.

Del momento actual del teatro en España señala que “cada vez lo veo más defendido por el público”. Asimismo, observa que “cada vez hay más gente que busca tener una voz propia. Se revisan los clásicos y se aborda la contemporaneidad, hay un crescendo precioso en los últimos años”. No obstante, la crisis económica que golpeó tremendamente al sector no se ha capeado. “El panorama es difícil, la situación está institucionalmente muy enquistada y el teatro está a merced del vaivén político”. Lima afirma ser un firme defensor de la cultura pública y considera que hay que animarla.

El premio menciona la capacidad del director “para tender puentes culturales dentro del conjunto del territorio”. De hecho, Lima es tan conocido de, pongamos por caso un espectador catalán como madrileño. “Yo soy catalán también”, exclama. “Cualquier tipo de frontera me parece mala, el teatro ilustra muy bien la capacidad de la cultura de saltárselas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información