Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez rechaza que Amazon rompiera ilegalmente el contrato que le unía a Woody Allen

La magistrada tumba la mitad de las ocho demandas del cineasta contra la productora, que renunció a estrenar cuatro de sus películas tras las acusaciones de abuso sexual de una hija

Woody Allen, en San Sebastián en julio.
Woody Allen, en San Sebastián en julio.

Una juez federal de Manhattan ha reducido este miércoles el alcance del proceso judicial emprendido por Woody Allen contra la compañía de venta por Internet y productora cinematográfica Amazon. La magistrada Denise Cote ha rechazado cuatro de las ocho demandas que el cineasta presentó contra Amazon, entre ellas dos basadas en una supuesta ruptura ilegal del contrato firmado entre ambas partes en agosto de 2017. Dicho acuerdo incluía la producción y distribución de cuatro películas del cineasta, a lo que la productora renunció tras considerar que la posición de Allen ante el movimiento MeToo "saboteaba" la promoción de esos filmes

Para el cineasta, la verdadera razón de la renuncia de Amazon a seguir adelante con sus proyectos han sido las continuas apariciones públicas de su hija Dylan Farrow acusándolo de haber abusado sexualmente de ella. Allen ha sido exculpado en sede judicial de estos cargos.

"La demanda no consigue probar una ruptura procesable del contrato", apunta la juez en el fallo. "Los demandantes no identifican ningún incumplimiento del contrato que no se relacione con una película individual", continúa. La decisión de la magistrada echa por tierra los argumentos de Allen, que denunciaba que el contrato se incumplió en su totalidad. La juez sí acepta las demandas del cineasta por un presunto incumplimiento contractual con respecto a las cuatro producciones anunciadas. En total, Allen reclama a Amazon 60 millones de euros.

De los cuatro filmes anunciados, el primero de ellos, Día de lluvia en Nueva York, se estrenará en Italia y España, donde llegará a las pantallas el 4 de octubre. La película permanece aún inédita en Estados Unidos.

Allen, de 83 años, ha ganado cuatro premios Oscar a lo largo de su carrera, incluyendo el de mejor director por Annie Hall (1977), y varias actrices han también obtenido este premio por trabajos realizados en películas del director neoyorquino.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información