Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La embajada de España exhibe una estatua de Gálvez para visibilizar su papel en la independencia de EE UU

La pieza del militar español es presentada en la entrada de la sede diplomática de Washington

El embajador de España, Santiago Cabanas, y Jim Torgerson, consejero delegado de Avangird junto a la estatuta de Bernardo de Gálvez.
El embajador de España, Santiago Cabanas, y Jim Torgerson, consejero delegado de Avangird junto a la estatuta de Bernardo de Gálvez. Embajada de España

La embajada de España en Estados Unidos, ubicada a pocos metros de una glorieta vigilada por un monumento de George Washington, ahora tiene como anfitriona una escultura de Bernardo de Gálvez, militar español que luchó junto al ‘padre de la patria’ en la guerra de la independencia estadounidense. La obra en bronce del artista madrileño Salvador Amaya ha sido presentada este viernes con el objetivo de visibilizar la labor crucial del general malagueño y de la comunidad hispánica que participó en el conflicto hace justo 240 años. “Nos sentimos muy orgullosos de esa historia y queremos hacer partícipes a la opinión pública norteamericana. No debemos olvidar nuestra contribución a la construcción integral de este país”, sostiene el embajador de España, Santiago Cabanas, durante la inauguración en la que participaron embajadores de varios países latinoamericanos y responsables del Departamento de Estado de EE UU.

De Gálvez no solo tiene un historial militar. La figura clave en la conquista de Pensacola (Florida), fue gobernador de Luisiana, cuya ciudad más importante, New Orleans, fue dominio español durante 41 años cuando el monarca francés Luis XV se la cedió a Carlos III. Todos sus logros derivaron en que en 2014 se le concediera la ciudadanía honoraria estadounidense por una resolución conjunta del Congreso. Además, es el único español que tiene con un retrato en el Capitolio. Y ahora, una escultura en la puerta de la embajada de España. La pieza, elaborada en 2015, hizo un recorrido importante antes de aterrizar en la sede. Durante la visita realizada el año pasado por los Reyes Felipe VI y Letizia a San Antonio, Texas y Nueva Orleans, Luisiana, la escultura formó parte de la exposición Recovered Memories, patrocinada por Iberdrola. Al finalizar los eventos, la empresa donó la obra de Amaya a la embajada.

“Queremos que todos los hispanos, que hoy en día son una fuerza muy importante en Estados Unidos, se sientan representados también con la figura de Gálvez. Queremos que agrupe toda la ayuda que dieron, no solo la que brindaron los soldados españoles. Hubo quienes vinieron de México, Guatemala, Honduras…”, explica el comisario de Recovered Memories, José Manuel Guerrero. El historiador agrega que ahora los planes de Iberdrola no son las exposiciones, sino conseguir que al menos dos museos estadounidenses relacionados con la revolución americana cuentan con una sala dedicada a España “porque hasta ahora no hay nada”. El objetivo es que sean en el norte del país, ya que el sur sí cuenta con una tradición más vinculada a la participación española en la guerra de la independencia. Mary Ann Long sabe de eso.

Long, nacida en Pensacola, “creció” con el general Bernardo de Gálvez. Recuerda vívidamente los desfiles del 8 de mayo, con motivo de la batalla que lleva el nombre de la ciudad. Como sus antepasados por parte de su padre participaron de la guerra de la independencia, ella forma parte de la organización Hijas de la Revolución Americana. El diagnóstico que hace como promotora de la historia fundacional es que “se está olvidando el papel de España” en el conflicto. No en las ciudades donde los generales españoles tuvieron un papel importante, aclara, pero sí en el resto del país. Por eso ve como un avance la escultura erigida fuera de la embajada, la que permite que “poco a poco Estados Unidos reconozca el papel de los soldados españoles olvidados”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información