Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vida de chirigota

Un dicho popular diferencia la gracia gaditana de la del gracioso sevillano, que no son lo mismo, como el que separa dos mundos inconciliables

'Antes de la quema'
Manuela Velasco y Salva Reina, en 'Antes de la quema'.

El modo de ser y de vivir en Cádiz es único e intransferible. De hecho, un dicho popular diferencia la gracia gaditana de la del gracioso sevillano, que no son lo mismo, como el que separa dos mundos aparentemente cercanos pero inconciliables: el de la naturalidad y el del esfuerzo. Sin embargo, uno se puede sentir muy cercano o muy lejano a un tipo de humor que tiene en el carnaval y en la chirigota sus manifestaciones más señeras y folclóricas, y que incluso tiene en una expresión de la zona el sentimiento cansino que puede llegar a provocar: jartible.

ANTES DE LA QUEMA

Dirección: Fernando Colomo.

Intérpretes: Salva Reina, Maggie Civantos, Manuela Velasco, Joaquín Núñez.

Género: comedia. España, 2019.

Duración: 96 minutos.

Antes de la quema, nueva comedia de Fernando Colomo, basada en un guion de Javier Jáuregui, queda amparada por todas esas esencias, más o menos basadas en una realidad reconocible: el carnaval, el chirigoteo, los tejemanejes con el narcotráfico, las subvenciones y el trabajo ilegal, el vivir a salto de mata, la alegría natural y la autenticidad. Y, al menos para el que esto escribe, nunca llega a ser jartible. Principalmente por tres fuerzas que, dentro de un conjunto un tanto desigual, hacen que prevalezcan las virtudes sobre los defectos.

Primera, el notable trabajo de escritura del novel Jáuregui, ganador del Concurso de Guion Julio Alejandro, convocado por la SGAE, repleto de líneas cómicas, réplicas y contrarréplicas, pero sobre todo de una estructura tan férrea como cambiante y de unas relaciones entre personajes muy trabajadas. Segundo, por el tono que le imprime el veterano Colomo, que no se conforma con el humor y, viejo sabio, logra impregnar con su pausa una cierta amargura a los personajes que le sienta fenomenal. Y tercero, el notable trabajo de sus intérpretes, comandados por un Salva Reina cargado de matices, que clava un estereotipo de la zona: el gadita.

Carta de amor a Cádiz, Antes de la quema culmina con una secuencia de acción en la que Colomo quizá se sienta un tanto perdido en su coreografía de thriller cómico, pero, como siempre ocurre con sus películas, está dotada de la simpatía, la verdad y el cariño por sus criaturas que el director de Tigres de papel, Bajarse al moro y El efecto mariposa lleva capturando en su obra desde hace 40 años. Que se dice pronto.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >