Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una nueva vida musical para la mitad de Barón Rojo

Sherpa y Hermes Calabria se lanzan con el grupo Los Barones a una gira internacional

José Luis Campuzano, 'Sherpa', y Hermes Calabria, miembros de Los Barones.
José Luis Campuzano, 'Sherpa', y Hermes Calabria, miembros de Los Barones.

Fueron parte de la banda de heavy metal más importante de España, pero las malas relaciones personales la liquidaron tras solo una década. Hoy, José Luis Campuzano, Sherpa, y Hermes Calabria, guitarra y voz y batería de Barón Rojo, se han quedado solo con la primera parte del nombre para lanzarse con un nuevo proyecto: Los Barones. Se confiesan “nerviosos como los toreros” ante una gira a la que no le ponen límites y que los llevará desde Barcelona a América Latina. La edad –ambos sobrepasan los 60 años- en lugar de pesar, los espolea. “Hay que hacer las cosas antes de que la parca llame a la puerta”, asevera Sherpa con su popular lírica. Para sumar juventud, se han unidos a dos músicos, Marcelo Calabria y Sergio Rivas, con los que aseguran estar viviendo la experiencia de banda que no tuvieron antes.

“Lo de Barón Rojo era un acierto musical, pero no un grupo”, explica Calabria. Las desavenencias de la banda, dividida en dos, son de sobra conocidas, pues estuvieron presentes desde el origen, recién arrancados los años 80. A pesar de ser una de las bandas de rock duro más exitosas de España no consiguieron superar sus diferencias con los hermanos Armando y Carlos Castro. Sherpa confiesa que casi llegan a la agresión física en un par de ocasiones y no oculta que se cansó “de tener siempre el escudo y la espada en alto”. “Era como ir a trabajar con tu enemigo”, describe. ¿Cómo era posible generar tan buena química sobre el escenario cuando no podían ni verse? “Éramos como los matrimonios que sexualmente funcionan, pero después se están matando todo el día”, argumenta Sherpa, que añade que solo el público pudo mantenerlos unidos tanto tiempo. A sus seguidores también les achacan las intentonas de volver a reunirse

En la nueva etapa que arrancan no quieren mirar atrás. Se presentan con una canción, Vive hoy, que es toda una declaración. “Ya basta de vivir con miedo y con rencor, hay que enterrar viejas heridas y avanzar sin mirar atrás”, reza la letra. Sherpa expresa aquí una visión “muy personal” del estado emocional que atraviesa. “Hermes siempre ha sido más positivo y tranquilo, pero yo soy un cascarrabias y siempre estoy protestando, pero llega un momento en el que dices: cálmate”.

La composición del tema la firma Carolina Cortés, como tantas otras de Barón Rojo. Ambos reconocen “la suerte de tenerla” –es además mujer de Sherpa- porque pone en orden las “ideas difusas” del vocalista, que la destaca como un miembro insustituible tanto del grupo inicial como de la reciente agrupación. Cuenta que, en la primera grabación de Barón Rojo en Inglaterra, de la que nació el LP Volumen brutal, Bruce Dickinson alabó su escritura. “Venía todas las tardes al estudio para escucharnos”, recuerdan sobre el líder de Iron Maiden. Aquel trabajo, que fue disco de oro y platino, los llevó de gira por Europa y América, codeándose con algunos de los mejores músicos del heavy metal, como Michael Schenker, de Scorpions o Lemmy Kilmister, de Motörhead.

Pero la nostalgia no invade a estos músicos, “más activos que nunca”. Si lamentan algo, es la falta de apoyo al rock. Calabria apunta que “la invasión de los ritmos latinos” y cómo estos han desplazado al resto de géneros lo tiene “alucinado”. Sherpa considera que la música que reina define el momento y que, por tanto, “vivimos en una época desalmada, de plástico, globalización y uniformidad”. Defienden que el mundo en el que se erigieron como banda no ha desaparecido, pero “la gente escucha lo que les dice el poder, como las ocas a las que meten un embudo en la boca para cebarlas”.

En este contexto no identifican un relevo entre las bandas jóvenes más que Los Barones. En su gira rescatarán temas de Barón Rojo, algunos nunca incluidos en los directos, como Paraíso terrenal o Por vez primera, pero también presentarán novedades. Su primer concierto será el próximo julio en el Rock Fest de Barcelona, una plaza donde testarán la acogida del grupo.   

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >