Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno inyecta 3,5 millones al plan de protección patrimonial

“No existe el riesgo cero” para los bienes culturales, señala el ministro José Guirao

El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, el pasado día 22 durante la celebración del Día del Libro.
El ministro de Cultura y Deporte, José Guirao, el pasado día 22 durante la celebración del Día del Libro. Europa Press

El incendio de la catedral de Notre Dame provocó que los planes de salvaguarda de los bienes culturales españoles —ante la “alarma social generada”, admitió ayer el ministro de Cultura, José Guirao,— se estén revisando. No obstante, no son producto de la improvisación, sino que provienen de 2015, cuatro años después de que un terremoto dañase gravemente el casco de Lorca (Murcia). Guirao explicó ayer, tras una reunión del Consejo de Patrimonio Histórico, que el Gobierno central va a inyectar otros 3,5 millones para mejorar estos instrumentos que velan por la integridad patrimonial ante situaciones de emergencias.

Según explicó el ministro, aportará otros tres millones de fondos procedentes de la Gerencia de Infraestructuras y Equipamientos y de la Dirección General de Bellas Artes, responsable de la aplicación de los Planes Nacionales de Conservación. A esta partida se añadirá medio millón más del Ministerio de Fomento, proveniente de la Dirección General de Arquitectura y Vivienda a través de las ayudas del 1,5% cultural. Los planes de salvaguarda están contemplados en el Plan Nacional de Emergencias y Gestión de Riesgos en el Patrimonio Cultural, aprobado en marzo de 2015.

Para José Guirao, el “riesgo cero es imposible”, aunque detalló que en los pliegos de contratación de obras del Ministerio de Cultura “se ponen ya condiciones para evitar este tipo de problemas”. “Pero hemos visto, por ejemplo, que en Notre Dame tenían prohibido fumar los obreros en las obras y luego fumaban”.

En la actualidad entre las comunidades autónomas más avanzadas en estos planes están Asturias, Castilla y León y Murcia, pero Guirao incidió en que todas trabajan con una misma metodología. “De lo que se trata es que nadie se invente una por su cuenta, sino que haya una central, porque que esto es clave en prevención, el cimiento”. “Queremos transmitir en todos los ámbitos, tanto de la administración central como en las autonómicas, que se ha avanzado y que se está coordinando este tema entre todos los implicados, incluidas las instituciones privadas, porque hay bienes que están en sus manos”, manifestó.

El director de Bellas Artes, Román Ferández-Baca, añadió que en los planes de salvaguarda “no hay plazos”, ya que son “abiertos y cada monumento tiene sus problemas”, aunque su revisión debe “ser constante”.Junto a Cultura asistieron a la reunión de ayer, los ministerios del Interior (Dirección General de Protección Civil y Emergencias, Dirección General de la Policía, Dirección General de la Guardia Civil); de Defensa (Unidad Militar de Emergencias); y de Fomento.

 

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >