Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las amapolas eran de Van Gogh

El museo del pintor en Ámsterdam certifica la autoría de un lienzo guardado desde 1957 en Estados Unidos en los fondos del Wadsworth Atheneum

'Jarrón con amapolas' (1886), de Vincent Van Gogh.
'Jarrón con amapolas' (1886), de Vincent Van Gogh. AP

El lienzo titulado Vase with Poppies (Jarrón con amapolas) fue pintado por Vincent van Gogh en 1886, cuando era uno más entre los artistas que poblaban París. El museo del artista neerlandés, abierto en Ámsterdam, acaba de certificar la autoría de la tela, propiedad de la sala de arte Wadsworth Atheneum, de Estados Unidos, desde 1957. En 1990, se puso en duda su autenticidad y fue descolgada. Sin embargo, un primer análisis efectuado años después con rayos X por sus expertos reveló que debajo había un autorretrato. Los exámenes posteriores llevados a cabo en Holanda han confirmado que el estilo y materiales corresponden a Van Gogh, y la obra será expuesta de nuevo con todos los honores en abril.

El museo Wadsworth Atheneum tiene previsto incluirla en una muestra anual dedicada a los diseños inspirados en creaciones de su propia colección. Sus responsables señalan ahora que la autoría de Van Gogh nunca pudo confirmase del todo, “aunque Jarrón con amapolas llegó en el mismo lote cedido en 1957 por Anne Parrish Titzell, escritora y coleccionista de arte impresionista, que poseía obras de Renoir, Monet y Odilon Redon”.

Los primeros estudios “efectuados en Estados Unidos con tecnología digital de rayos X y reflectografía infrarroja [que permite observar las capas de carbón bajo los pigmentos sin dañar la superficie] revelaron que había otra pintura debajo”, señala el comunicado hecho público por el centro. El cuadro fue remitido luego al Museo Van Gogh, que ha comparado los materiales, estilo y tipo de lienzo con otros usados por el artista en 1886, y sobre los que no hay dudas. Vincent andaba siempre escaso de dinero y además de repintar y pintar por ambos lados, usó incluso trapos de cocina cuando no tenía otra superficie a mano. Llegó a Paris en 1886, procedente de Amberes (Bélgica), donde vivió con su hermano, Theo, que era marchante de arte. Con él descubrió el Impresionismo y su luminosidad e hizo amigos como Toulouse-Lautrec, Gauguin, Seurat o Pissarro. Van Gogh venía de usar una paleta oscura en sus obras anteriores, y empezó a experimentar con rojos, azules y amarillos. En una carta remitida ese año a su colega Horace Livens, admite su falta de dinero para “pagar a modelos, pero he pintado flores, amapolas rojas, flores azules de maíz, rosas blancas y de color rosa…”.

Fotografía cedida por el Museo de Arte Wadsworth Atheneum donde se muestra una imagen con rayos X para efectos de verificación de la obra 'Jarrón con amapolas'. ampliar foto
Fotografía cedida por el Museo de Arte Wadsworth Atheneum donde se muestra una imagen con rayos X para efectos de verificación de la obra 'Jarrón con amapolas'. EFE

“La publicación, en 1970, del catálogo razonado de [toda] la obra de Van Gogh, firmado por Jacob de la Faille, fue vista por muchos expertos como un trabajo donde había demasiadas vaguedades, desde el punto de vista de la datación y autenticidad, como para despejar todas las dudas acerca de algunas obras. Medio siglo después, puedo afirmar que hemos progresado en el estudio de Van Gogh, y hay piezas que han resultado formar parte del núcleo de su producción. Jarrón con amapolas es una de ellas”, ha dicho Louis van Tilburg, investigador jefe del Museo Van Gogh, y especialista del pintor. Aunque las dudas sobre la autoría del pintor son poco frecuentes, ambos museos subrayan que obras de transición, como las amapolas, permiten seguir explorando.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >