Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último amor lésbico

La película paraguaya 'Las herederas', el mejor trabajo que se pudo ver en la Berlinale de 2018, ahonda en las postreras oprtunidades sentimentales

Secuencia de 'Las herederas'.

En el festival de Berlín de 2018 una pequeña película paraguaya, Las herederas, debut en el largo de Marcelo Martinessi, dejó al público, al jurado y a la prensa con la boca abierta. Las herederas hablaba con talento y finura de mundos que se hunden -el de la alta sociedad sin dinero, que solo vive de las apariencias- y de las últimas oportunidades en el amor. Gracias a su fuerza y calidad, la película obtuvo el premio Alfred Bauer, una especie de medalla de bronce de la Berlinale, para un filme que haya abierto nuevas perspectivas, el Oso de Plata a la mejor actriz para Ana Braun y el premio Fipresci de la crítica internacional. Y ahora llega a las salas españolas este viernes.

Sus protagonistas, Chela y Chiquita, llevan décadas como pareja en Asunción, una ciudad que tiene muy en cuenta las clases y a la que no parece importar su relación lésbica si se esconde tras una elevada posición social. Sin embargo, ser de clase alta no conlleva cuentas corrientes desahogadas: están vendiendo poco a poco todos los muebles, las vajillas y cuberterías recibidas de sus familias. Chela vive ahogada en una depresión que no le permite pintar; Chiquita es el motor de la pareja, hasta que acaba en la cárcel por las deudas. Y entonces Chela empieza a salir, a buscarse su propio hueco emocional, a sentir incluso un renacer sexual y, por qué no, albergar la posibilidad de un último affaire. En la secuencia que ofrecemos se ve este último galanteo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >