Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aina Clotet denuncia que Leticia Dolera no la contrató para su serie por estar embarazada

La actriz publica un comunicado contando su caso para que sus compañeras que esperan un hijo "no sufran la misma desprotección legal" que ella. El coguionista Manuel Burque la ha rebatido

Leticia Dolera Aina Clotet
Leticia Dolera (izquierda) y Aina Clotet. GETTY

En un largo comunicado hecho público esta mañana, la actriz Aina Clotet ha denunciado que Leticia Dolera no la contrató para su serie Déjate llevar, que la segunda ha escrito y está codirigiendo en estos momentos, por estar embarazada. Dolera la había seleccionado para uno de los tres papeles protagonistas, aunque no se había firmado ningún contrato. Y en cuanto supo que Clotet esperaba su segundo hijo, decidió romper el acuerdo. La actriz denuncia: "Asumí que la producción de una serie marcadamente feminista y que plantea la dificultad de ser mujer y madre en esta sociedad, consideraría todas las opciones para no excluirme por estar embarazada".

En el texto, la actriz explica: "A finales de junio fui seleccionada para interpretar un personaje protagonista de la serie. El rodaje estaba previsto desde mediados de septiembre a finales de noviembre y mi personaje tenía unas 25 sesiones de trabajo, lo cual suponía la mitad del tiempo de la filmación. A principios de julio, descubro que estoy embarazada de cuatro semanas. Conozco perfectamente las características del personaje y decido comunicar la noticia inmediatamente a la directora, con la voluntad de ayudar a la producción y para que se puedan plantear la organización del rodaje teniendo en cuenta mi estado".

Clotet explica que en un anterior embarazo ya había renunciado a trabajos. "Esta vez, empezaba a rodar estando de poco más de tres meses y medio (no entre cuatro o seis meses, como se ha publicado), por lo que entendí que, con una planificación adaptada, podría rodar la mayoría de mis escenas antes de que mi embarazo fuese perceptible. Si llegado el momento en que mi embarazo fuese visible quedaran escenas pendientes de rodar, entendía que se podría recurrir a cualquiera de las técnicas que utilizamos de forma habitual en estas circunstancias, como adaptar el vestuario, ajustar planos de cámara, sugerir que el personaje, que ya es madre de dos niñas, no necesita tener un vientre completamente plano, usar dobles de desnudo puntuales, etc. Y así lo propuse. Entiendo que dicha adaptación suponía un esfuerzo para todo el equipo, pero en el sector audiovisual es habitual adaptarse a todo tipo de imprevistos".

Y continúa con su descripción de los hechos: "Dos días después de comunicar la noticia, la directora me informa telefónicamente de que no cree que puedan contar conmigo, porque hay un problema con la póliza del seguro, que establece un coste altísimo para cubrir cualquier problema derivado del embarazo, y que además ven complicado cambiar el plan de rodaje". Efectivamente, las pólizas de seguros de rodajes son muy altas, pero Clotet, escribe, intentó ayudar de otras formas: "Mi representante y yo pedimos una reunión con el productor y la directora. En ella proponemos de nuevo todas las posibilidades de adaptación de planificación y artísticas anteriormente mencionadas, pero Leticia sigue sin ver factible disimular mi embarazo en la última fase de grabación, argumentando que el personaje tiene escenas de cama. Dado que mi interés y compromiso con esta serie era absoluto y entendiendo que parte del problema residía en un motivo económico, puse a disposición mi salario para cubrir cualquier coste adicional que mi embarazo pudiese suponer a la producción. En esa misma reunión preguntamos si Movistar+, como plataforma que encargó el proyecto, estaba al corriente de la situación y nos responden que no. Solicitamos que se les informe y acordamos que así lo harían".

El comunicado, hecho público al día siguiente de la participación de la actriz en la Gala People in Red, organizada por la Fundación Lucha contra el Sida, que preside su padre, el doctor Bonaventura Clotet, prosigue: "Días más tarde, en mi séptima semana de gestación, y cuando todavía quedaban dos meses para que el rodaje empezara, el productor me transmite que, definitivamente, es legal y artísticamente inasumible mi presencia en la serie. Leticia, en compensación, me planteó la posibilidad de interpretar un personaje capitular que decidí rechazar, no por el hecho de ser un personaje menor, como se ha dado a entender públicamente, sino por la gran sensación de desprotección que había sentido durante todo el proceso".

Aina Clotet embarazada ampliar foto
Aina Clotet, anoche en la gala People in Red, junto a sus padres, Bonaventura Clotet y Anna Fresquet. Gtres online

Y finaliza: "Es necesario mostrar la presión que tiene la mujer que se queda embarazada y tiene que decidir si esconde su embarazo para conservar el trabajo o lo explica para favorecer la organización del mismo, arriesgándose a perderlo. Yo opté por decirlo por lealtad al proyecto y perdí un trabajo importante para mí, así como otro trabajo que rechacé por formar parte de este. Creo, fervientemente, que ninguna mujer debería verse en la necesidad de ocultar algo así para proteger su carrera profesional y siento que es compromiso de todas y todos luchar por una sociedad justa y equitativa, que no reduzca las oportunidades de las mujeres en momentos tan cruciales como el embarazo o la maternidad".

El texto hace referencia a las declaraciones de Leticia Dolera, la semana pasada, a diversos medios de comunicación que visitaban el rodaje de su serie Déjate llevar, que finalizará su producción a finales de noviembre. Dolera, showrunner, guionista en colaboración con Manuel Burque y codirectora junto a Elena Martín y Ginesta Guinda de los ocho episodios, aseguraba este lunes en la cadena SER: "Estuve dos meses haciendo pruebas de reparto. Me costó encontrar a una actriz que me gustara tanto. Le comunicamos a Aina que le dábamos el personaje y a los pocos días nos dijo que estaba embarazada, lo cual es un motivo de alegría. Pero esto sucedió en junio y el rodaje se prolongaba hasta finales de noviembre, lo que imposibilitaba que una actriz embarazada de cinco o seis meses interpretara a este personaje en concreto, uno que redescubre su sexualidad y tiene muchas secuencias de sexo".

Y preguntada por la reacción de Clotet, contaba: "Ella entendía que un personaje así era muy complejo de hacer. El proceso se alargó porque yo intenté cambiar el plan de rodaje, pegando todas sus secuencias al principio, pero era imposible porque era muy protagonista. Me dio mucha rabia". A lo que remachaba: "Vivimos en los tiempos en los que importan los clics y en los que la verdad no arruina un buen titular. El feminismo ahora da mucho morbo. Pero, ¿qué voy a hacer?". En La Vanguardia, Dolera se lamentaba: “Son tiempos de fake news [...]. Me he quedado con muchas ganas de trabajar con Aina, porque es una gran actriz”. Según diversas fuentes de la producción, Dolera le ofreció un personaje secundario a Clotet, aunque no de tanta importancia como asegura la cineasta, sino solo para trabajar una seis jornadas. EL PAÍS ha intentado infructuosamente ponerse en contacto con la cineasta, que se encuentra grabando la serie.

En Déjate llevar, serie centrada en tres mujeres que atraviesan una crisis vital, Aina Clotet iba a encarnar a Cristina, una mujer que se toma la píldora sin que lo sepa su marido en el primer capítulo, y a partir de ahí, "reconecta con la sexualidad y empieza a tener aventuras", según palabras de Dolera. Celia Freijeiro ha sido elegida por la cineasta para sustituir a Clotet. Desde la productora Movistar+, por ahora, no han realizado declaraciones. En su texto, Clotet cuenta que su representante y ella se reunieron con la plataforma el 17 de septiembre, "justo el día en que se iniciaba el rodaje de la serie". "En esta reunión expusimos todos los hechos acontecidos. El equipo de Movistar+ nos trasladó que no tenían conocimiento alguno de la problemática existente con la póliza del seguro para embarazadas, ni de ninguno de los problemas económicos y de planificación esgrimidos por la productora para apartarme de la serie. Añadieron que, de haberlo sabido, hubieran volcado toda su voluntad para intentar evitar que esta situación ocurriera".

Por su parte, Berta Ojea, secretaria de Igualdad de la Unión de Actores y Actrices, sin haber leído el comunicado, asegura: "Nosotros también estamos investigando. De entrada, creemos en las denuncias de las actrices. Hay que entender lo que les cuesta a las mujeres denunciar hechos así, porque entra en juego el miedo a que la industria te vuelva la espalda. En España nadie te puede echar de tu trabajo por estar embarazada".

Ojea no quiere mencionar casos precedentes, "pero desde luego los ha habido, y suelen ser empresas pequeñas y que han acabado entrando en razón". Y recuerda que aún hoy pasa, "aunque los tiempos han cambiado a mejor, no hay más que oír por ejemplo a Pilar Bardem recordar épocas terribles para las actrices". Por cada caso que se conoce de actriz que ha trabajado embarazada —como Anne Hathaway en Colossal (2016), que filmó en su segundo trimestre de embarazo disimulando sus curvas con el vestuario y con mucho cuidado en las secuencias de acción por parte de su director, Nacho Vigalondo; o como Penélope Cruz, que protagonizó Piratas del Caribe: en mareas misteriosas (2011) y que en algunas secuencias usó de doble a su hermana, Mónica— "hay otro de actrices que han tenido dificultades laborales por su embarazo", concluye Ojea.

Manuel Burque, coguionista de la serie, responde también por comunicado

A primera hora de la tarde, Manuel Burque, coguionista de la serie y actor en la película de Dolera Requisitos para ser una persona normal, rebatió a Clotet también a través de un comunicado: "La primera escena del personaje de Cris presenta a una mujer que va a la farmacia a comprar píldoras anticonceptivas angustiada porque el día anterior no pudo tomársela. La farmacéutica le recomienda seguir con la toma normal. Ella se toma dos ese día, para asegurarse de que no se queda embarazada bajo ningún concepto. No se atreve a decirle a su marido que no quiere tener más hijos, que está cansada de ser madre. Es decir, es un personaje cuyo motor principal es no querer estar embarazada. Durante la serie, explora su sexualidad alejándose cada vez más del matrimonio. Hay bastantes escenas de sexo, algunas bastante explícitas. Cuando Aina comunicó su situación se creó un gabinete de crisis para intentar adaptar todo el plan de rodaje a ella". Según Burque se intentó, pero el posible cambio de planificación implicaba despedir a otros actores. "Vivimos aquellos momentos con mucho sufrimiento, por su situación y porque nos encantaba como actriz, pero al final fue imposible". El coguionista describe el carácter femenino de la producción: "Más de la mitad de jefes de equipo son mujeres (algunas sin experiencia en ficción), tres directoras, más de un 70% de equipo femenino, cinco compañeras han trabajado en el rodaje embarazadas [...]. Y además, ha luchado contra viento y marea para que fuese así. [...] Leticia sabe que el foco sobre el tema está sobre su cabeza, ¿cómo se va a pegar un tiro en el pie con semejante alevosía?".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información