Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dani Mateo vuelve al teatro ovacionado y entre medidas de seguridad

El humorista sube de nuevo al escenario desde su polémico 'sketch' en el que simuló sonarse con la bandera de España. Unas decenas de personas protestan en la puerta

Raúl Cimas aplaude a Dani Mateo al comienzo de su actuación en Ciudad Real.
Raúl Cimas aplaude a Dani Mateo al comienzo de su actuación en Ciudad Real. EFE

"No me aplaudáis tanto, que no os conviene". Con esta broma ha respondido el cómico Dani Mateo a la gran ovación que le ha dedicado el público del Teatro Municipal Quijano, en Ciudad Real, en cuanto ha aparecido en escena para representar, junto a los también humoristas Raúl Cimas y José Juan Vaquero, la obra Nunca os olvidaremos. Las 900 personas que llenaban el teatro han mostrado así su cariño a Mateo en su primera función tras la tormenta desatada en su contra desde desde que el pasado 31 de octubre, en un sketch del programa de humor político El intermedio, de La Sexta, simuló un estornudo y se sonó la nariz con una bandera española.

La gamberrada de Mateo (Granollers, Barcelona, 1979) se produjo para hacer un chiste sobre "el único texto que realmente crea consenso en España", el prospecto del antigripal Frenadol. La escena acababa con Mateo, avergonzado, preguntándose: "¿Qué he hecho?". Sin embargo, el gag suscitó en Twitter insultos, la cancelación de una campaña publicitaria con el cómico y de los pases, el 23 y 24 de este mes, en el teatro Olympia de Valencia, de Nunca os olvidaremos. Todo ello pese a que el actor y El intermedio ofrecieron sus disculpas en antena. Mateo ha asegurado en varias entrevistas en los últimos días que él y su familia habían recibido amenazas.

De todo ello ha habido un regusto desagradable esta noche antes de empezar la función. Un grupo de unas 60 personas, con varias banderas españolas, un megáfono y carteles, se han manifestado a unos metros de la entrada del teatro para protestar por la presencia de Mateo, sin que se hayan producido incidentes y vigilados por media docena de agentes de la Policía Nacional. El grupo ha proferido gritos como ¡Viva España!, ¡Viva la bandera!, ¡Viva la Guardia Civil! o ¡Viva La Legión!.

Entre el público, que se dirigía a la entrada del teatro, la actitud mayoritaria ha sido la indiferencia, a excepción de alguna consigna que se ha escuchado a favor de la libertad de expresión. Para evitar que dentro del teatro hubiera reventadores, casi una decena de guardias de seguridad privada han practicado cacheos y registrado bolsos y mochilas a los que accedieron al espectáculo. La gente se lo tomó con tranquilidad y humor.

Varias de las personas que han protestado contra la presencia del cómico Dani Mateo en Ciudad Real.
Varias de las personas que han protestado contra la presencia del cómico Dani Mateo en Ciudad Real. EFE

Durante la hora y tres cuartos de divertida función, han sido varios los momentos en que Mateo y sus compañeros han hecho mención a lo sucedido en los últimos días. Incluso en una escena en la que hay una lápida con la supuesta tumba de Mateo, Cimas y Vaquero la han cubierto con una bandera española. Este periódico intentó hablar con el cómico horas antes de subirse al escenario, pero a través de su representante declinó hacer declaraciones.

Nunca os olvidaremos echó a rodar hace un año y, según el representante de Mateo, "siempre con llenos" en las ciudades por las que ha estado de gira: Zaragoza, Málaga, A Coruña, Santander... Tras la función de Ciudad Real, continuará su ruta por Elche (18 de noviembre), Sevilla (1 de diciembre) y Albacete (15 de diciembre). La suspensión en Valencia, anunciada por el teatro Olympia el jueves, ante las presiones, en especial del grupo ultra España 2000, con 1.200 entradas vendidas, motivó que el Ayuntamiento haya ofrecido como alternativa el Palau de la Música, la sala más grande de la ciudad, con 1.300 butacas, informó Cristina Vázquez. La recaudación de ese día, en el que Mateo y sus compañeros actuarán gratis, irá destinada a una ONG.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >