Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imágenes sadomasoquistas de Mapplethorpe provocan la dimisión del director de un museo en Oporto

La Fundación Serralves había colocado un cartel en el que prohibía la entrada a menores de 18 años a la sala con fotos sadomasoquistas

Una de las imágenes sadomasoquistas que ha motivado la dimisión del director del museo Serralves.
Una de las imágenes sadomasoquistas que ha motivado la dimisión del director del museo Serralves.

Las fotografías del estadounidense Robert Mapplethorpe siguen provocando estragos allí por donde se exponen. El director del Museo Serralves (Oporto), João Ribas, ha anunciado este sábado su dimisión, tres días después de haber presentado una gran retrospectiva del artista neoyorquino, muerto a causa del sida en 1989.

Ribas, que llevaba en el cargo menos de un año, se había comprometido especialmente con esta muestra. Él personalmente había comisariado la exhibición y escogido en la fundación del artista en Nueva York las casi 200 fotografías de un fondo diez veces mayor. Entre la selección de Ribas hay una decena de imágenes sadomasoquistas que, ya en los años ochenta, cuando se mostraron en galerías neoyorquinas por primera vez, provocaron polémicas, retirada de las obras, cierre de galerías y huida de patrocinadores. Casi 40 años después se repite la historia.

La exhibición recorre cronológicamente la trayectoria artística de Mapplethorpe y todas sus obsesiones. Junto a desnudos clásicos, se exponen series de retratos de gente famosa y sus aún más famosas flores y bodegones de naturaleza muerta, además de algunos autorretratos.

La sala con las imágenes de prácticas sexuales sadomasoquistas tiene la única puerta de la exposición. Un papel torcido y pegado con celo, nada que ver con el perfecto detalle de todo el montaje, advierte que solo pueden entrar personas mayores de 18 años.

Cartel en la exposición sobre Mapplethorpe que prohíbe el paso a los menores de 18, en el museo de Serralves, en Oporto. ampliar foto
Cartel en la exposición sobre Mapplethorpe que prohíbe el paso a los menores de 18, en el museo de Serralves, en Oporto.

A falta de una explicación del mismo Ribas, esta sala parece ser el motivo de su dimisión. En principio, solo se iba a prohibir la entrada a menores de 18 años no acompañados por adultos, tal y como se advierte en taquilla. También es verdad que, finalmente, no se colgaron otras 20 fotos que había elegido Ribas, aunque este había justificado su retirada por motivos del relato de la muestra y no por algún tipo de censura. En entrevistas anteriores al montaje, Ribas había anunciado que la muestra no contaría con salas prohibidas ni censuradas, al margen de una advertencia que exige la ley ante imágenes violentas o de sexo explícito. "Un museo no tiene decir qué puede ver el público y que no", había declarado antes de la muestra.

Ribas ya había advertido de que su intención era mostrar toda la dimensión de la obra del fotógrafo de Queens, pero avisando al público de lo que se podía encontrar en una de las salas. Así es como estaba previsto en la preinauguración.

El consejo de administración niega cualquier censura. "La exposición está formada por 159 obras, todas escogidas por el comisario", señala su comunicado oficial. "La administración de Serralves no retiró ninguna obra. Desde el inicio, la propuesta de la exposición fue presentar las obras de cariz sexual explícito en una zona con acceso restringido. Dado el tenor de varias obras expuestas y siendo Serralves una institución visitada anualmente por casi un millón de personas de todos los orígenes, edades y nacionalidades, incluyendo millares de niños y centenares de escuelas, la fundación consideró que el público visitante debía ser alertado, de acuerdo con la legislación en vigor".

João Ribas, director dimisionario del museo.
João Ribas, director dimisionario del museo.

Presidente de la Fundación Mapplethorpe: "Ribas ha sido poco profesional"

La misma sorpresa ha mostrado el presidente de la Fundación Mapplethorpe, Michael Ward Stout, que acompañó a Ribas en la presentación del jueves. Este sábado también estaba en Serralves y fue abordado por los periodistas. Para Ward, la actitud Ribas ha sido "inapropiada, egoísta y poco profesional".  Según el americano, Ribas le había anunciado que dimitiría en enero, al final de la muestra.

"Muchos museos ponen avisos semejantes a los que hay aquí", añadió el presidente de la fundación del artista. Wart afirmó que las fotos más impactantes están en la exhibición y que "Ribas apenas quitó dos. No sé ni por qué lo hizo ni por qué lo hizo de esta forma".

El jueves, Ribas fue el introductor de la muestra en la visita para los medios de comunicación, junto al presidente de la Fundación Mapplethorpe, llegado desde Nueva York. El mismo comisario se encargó de explicar el contexto de las polémicas imágenes y cómo el año y medio de la vida de Mapplethorpe dedicado a estas imágenes taparon en gran medida el resto de su obra, que se extiende a 20 años y a una diversidad de intereses, algunos tan alejados del sado, como el de las flores.

La visión tan completa del mundo de Mapplethorpe, de los pudorosos retratos de intelectuales, a prácticas sexuales diversas, no ha gustado a alguien y Ribas no ha aguantado la presión. Ocho meses ha durado en el cargo, después de haber sido elegido por unanimidad de un jurado internacional

Más información