Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

James Rhodes insulta a Dios y a la Iglesia por la condena al cura abusador de Zamora

El pianista lamenta en Twitter que la Santa Sede solo haya suspendido durante 10 años al sacerdote José Manuel Ramos, condenado por vejaciones a menores

En el vídeo una entrevista con James Rhodes sobre la necesidad de denunciar los abusos sexuales a menores. EFE

El pianista James Rhodes suele bromear en Twitter con su conocimiento del español, pero en este caso ha escogido palabras tan serias como claras: “Me cago en dios y en la iglesia”. El comentario está acompañado de un tuit de Jesús Cintora, en el que el periodista comenta una noticia de El Faro de Vigo sobre el caso de José Manuel Ramos Gordón. Este cura está acusado de cometer abusos sexuales en el colegio Juan XIII de Puebla de Sanabria (Zamora) entre 1981 y 1984. El Vaticano ha decidido suspenderlo de su ministerio y desterrarlo durante 10 años de la diócesis de Astorga, a la que pertenece el pueblo. En el mensaje que Rhodes comparte, Cintora afirmaba: "El Vaticano reconoce que el cura Ramos Gordón es un pederasta reincidente y le envía a un monasterio o convento 10 años. Ha prescrito y la Santa Sede no contempla indemnizar a las víctimas o expulsarle de la Iglesia".

Rhodes sufrió abusos de niño, de los seis a los diez años, por parte de un profesor. La tragedia le dejó secuelas durante años, entre drogas, hospitales, autolesiones e intentos fallidos de suicidio. El propio músico ya hizo público su pasado traumático en el libro Instrumental, y trata de aprovechar el altavoz de su fama para sensibilizar a la sociedad respecto a este drama. Ya sea con mensajes en las redes sociales, conferencias o entrevistas, Rhodes ha pedido en varias ocasiones "tolerancia cero" ante los abusos a menores.

El mensaje del pianista llega además pocos días después de que Willy Toledo fuera detenido al no presentarse en dos ocasiones en los juzgados. El actor estaba citado por la denuncia tramitada contra él por la Asociación Española de Abogados Cristianos por supuestamente vulnerar los sentimientos religiosos en un comentario publicado en Facebook. El 5 de julio de 2017, Toledo escribió: “Yo me cago en Dios. Y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María". El mensaje, como en el caso de Rhodes, también pretendía comentar una noticia de actualidad: entonces, una juez de Sevilla había abierto juicio oral contra tres mujeres que portaron en la ciudad una reproducción de plástico de una vagina de casi dos metros, como si fuese un paso de Semana Santa, que bautizaron como “la procesión del coño insumiso”. Varios usuarios de Twitter, de hecho, avisan a James Rhodes en sus respuestas de que se vaya preparando para la cárcel.

La Congregación para la Doctrina de la Fe de la Santa Sede, que emitió la resolución sobre Ramos Gordón, concluye que el cura es culpable de un delito grave de abusos sexuales a menores, y considera probados los hechos, que fueron denunciados por una de las víctimas en 2017, pero se produjeron hace más de 30 años. Por tanto, los abusos ya han prescrito: el plazo máximo son 15 años desde que la víctima cumple 18 años. Una vez transcurrida una década de destierro, Ramos Gordón será libre de regresar a su diócesis para vivir en la casa sacerdotal y celebrar la eucaristía con autorización expresa, según informó el lunes el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez.

Más información