Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SGAE se retira como acusación particular contra Teddy Bautista

La decisión abre la posibilidad de que el músico se presente a las elecciones de la entidad el mes próximo

Teddy Bautista, en la sede de la SGAE.
Teddy Bautista, en la sede de la SGAE.

La Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) se retira como acusación particular contra Teddy Bautista, tal y como ha acordado hoy el consejo de dirección de la entidad, que abandona la causa por la presunta trama conocida como operación SAGA, que hace siete años destapó “una sofisticada estratagema para derivar masivamente fondos de la entidad”, según el juez De la Mata. La Fiscalía calcula el perjuicio cometido contra los autores socios en 47,6 millones de euros.

La decisión de la cúpula de la SGAE llega semanas antes de las próximas elecciones a la presidencia, que se celebrarán el 26 de octubre. Ahora no existe impedimento para que Bautista, que presidió la sociedad entre 1981 y 2011, presente su candidatura, siempre que lo haga antes del próximo lunes, cuando expira el plazo. En estos siete años la entidad ha tocado fondo en imagen, credibilidad y, sobre todo, en recaudación. Su último año al frente de la SGAE, la sociedad superó los 365 millones de euros. Las últimas cuentas, en 2017, fueron 248 millones de euros (en 2016, 239 millones de euros).

Antes de llegar al poder, el PSOE presentó en el Congreso de los Diputados una proposición no de ley (PNL) para exigir la intervención del Gobierno en la entidad, “con el fin de garantizar el buen gobierno y evitar que los titulares de derechos legítimos gestionados por esta entidad puedan verse vulnerados o menoscabados”. La amenaza de intervención se mantiene si no hay una regeneración democrática en los órganos de dirección y sus estatutos.

Un mes antes de la PNL, Bautista volvió a pisar la SGAE, siete años después de aquella furgoneta de la Guardia Civil a las puertas del Palacio Longoria. Y el semáforo de los rumores de la vuelta del expresidente se puso en verde. “Tantos años de despachos, de corbata y reuniones con ministros y ministrables, que cometí el error de olvidarme de lo que soy: simplemente, un músico”, dijo en el atril con el logo de la casa, mientras recogía el trofeo honorífico de los Premios Apolo, otorgado por los Músicos Compositores y Autores en los Medios (MUSICAEM).

“La música me ha salvado. Me ha permitido mantener una pelea hasta el último minuto por reparar la verdad”, dijo el que fuera el protector de las finanzas de los creadores durante tres décadas, entre 1981 y 2011. “Las mentiras tienen un problema, porque siempre hay alguien que se las cree. Y la verdad es incómoda. Yo no quiero ingeniería judicial quiero la verdad”, remarcó. Pablo Pinilla, vicepresidente de la SGAE, no escatimó en elogios: “La época de Teddy al frente de la SGAE ha sido algo maravilloso y grande. Nos ha llevado a sitios donde la cultura no había imaginado. No tengo mucho más que decir de él. Felicidades”.

Fuentes de la SGAE indican que el presidente saliente, José Miguel Fernández Sastrón, podría pactar con Bautista la Dirección General. Y añaden un matiz a la posible candidatura del músico canario: no le basta con tener la lista del colegio e Pequeño Derecho. “Si se presenta, aparecerán sus siglas en el resto de colegios”.