Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un nuevo ‘best seller’ antimusulmán enardece a la extrema derecha alemana

Tras vender un millón y medio ejemplares con su anterior ensayo xenófobo, Thilo Sarrazin vuelve a alimentar el miedo a los musulmanes

El libro más comentado, criticado y vendido en Alemania llegó a las librerías el jueves pasado con un título polémico -Toma de poder hostil: Como el Islam obstruye el progreso y amenaza la sociedad-, y ha sido escrito por Thilo Sarrazin, un autor de libros de no ficción admirado y venerado por la ultraderecha germana y odiado en las filas de su partido de toda la vida, el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD). El libro iba a salir en julio pero la editorial Penguin Random House frenó su publicación aduciendo que interfería en el debate migratorio. Ante la amenaza de un proceso judicial, liberó los derechos y ha sido el sello Münchner Verlagsgruppe quien lo ha publicado. 

Sarrazin, de 73 años, se convirtió hace ocho años en un escritor de éxito con su libro Alemania se autodestruye,–vendió más de 1,5 millones de ejemplares– donde defendía la tesis de que Alemania se estaba autodestruyendo a causa de su generosa actitud con los extranjeros que llegan desde Turquía, Oriente Próximo y África, y que los inmigrantes musulmanes tenían carencias intelectuales y mala voluntad para integrarse. 

El Islam obstaculiza el pensamiento liberal, la igualdad, el control de la natalidad y el éxito económico

Thilo Sarrazin

En su nuevo libro, que ya encabeza la lista de ventas de Amazon, Sarrazin ha ido un poco más lejos y advierte que los musulmanes serán el grupo mayoritario en Alemania dentro de dos o tres generaciones y pide, para alegría del partido de ultraderecha Alternativa para Alemania (Afd), el fin inmediato de la inmigración. La tasa de natalidad entre los inmigrantes musulmanes es "dinamita pura", afirma el autor.

En su nuevo libro, Sarrazin describe al Islam como una religión "atrasada y peligrosa" y cree que "en su orientación conservadora, practicada por la mayoría de los musulmanes" el Islam "obstaculiza el pensamiento liberal, la igualdad, el control de la natalidad y el éxito económico. Si uno toma el Corán en su palabra, el Islam, con la mejor voluntad del mundo no es una religión de paz y tolerancia".

A lo largo de casi 500 páginas, Sarrazin acusa al Islam de atraso, hostilidad al conocimiento, incapacidad para dialogar y falta de voluntad para reformarse e integrarse. "El Islam está fundamentalmente moldeado por el odio hacia los no musulmanes", afirma Sarrazin quien añade que "el Islam tiende al fanatismo, consume recursos espirituales y vitales y tiene un efecto paralizante en general".

El mayor peligro para Alemania y Europa, según Sarrazin, es la creciente islamización y la natalidad. Para evitar la islamización de su país y del continente, el autor afirma que es necesario redefinir la política de inmigración con medidas radicales. Exige, por ejemplo, que la decisión final sobre los derechos de residencia de las personas que entran en Alemania se tome en un oficina central en un plazo de 30 días y, según este plan, si se rechaza una solicitud e asilo, los refugiados deberían ser deportados de inmediato al país de origen o al país de su última estancia antes de entrar en la Unión Europea. "Si un país de origen deniega la admisión, los refugiados serán llevados allí si es necesario bajo protección militar", propone.

Un flautista de Hamelín

Aunque el libro salió a la venta el jueves pasado, sus críticas a la inmigración, al Islam y su visión apocalíptica provocaron la inmediata y furiosa reacción de casi la totalidad de la familia política germana. Líderes del SPD volvieron a exigir su expulsión del partido y varios periodistas compararon al exbanquero con el famoso flautista de Hamelín, un perverso intelectual que solo pretende envenenar la mente de sus compatriotas y despertar el odio racial que tanto daño causó al país hace más de 70 años.

La dirección de los Verdes en Berlín, por ejemplo, acusó a Sarrazin de dividir la sociedad y de fomentar estallidos de violencia. "Quienquiera que agite el odio contra religiones sienta las bases para la violencia de extrema derecha y, por lo tanto, es parte del problema", dijo el presidente regional del partido ecologista, Werner Graf. 

En medio de la polémica, AfD ofreció a Thilo Sarrazin un nuevo hogar político si es expulsado de partido socialdemócrata. Estamos totalmente de acuerdo con el análisis de Thilo Sarrazin, dijo el presidente del grupo parlamentario de Afd en el Bundestag y colíder del partido, Alexander Gauland.